"Cabañas quería volver a Colombia": Julio César Romero, exjugador paraguayo

Romero, quien fue uno de los amigos más cercanos de 'el mago de Pilar', precisó que tenía algunos problemas por los que no se pudo ir de Paraguay.

Cabañas fue entrenador del América en el 2007. / AFP

Julio César Romero fue uno de los amigos más cercanos que tuvo Roberto Cabañas. Con ambos futbolistas la selección de Paraguay vivió una época dorada: ganó la Copa América de 1979 y también disputó el Mundial de 1986, en el que quedó eliminado en octavos de final por Inglaterra. El fútbol se encargó de unir sus vidas y también forjó una gran amistad. Ante el fallecimiento de Cabañas, Romero charló con la radio paraguaya 730 AM a la que confesó que el exjugador de América de Cali quería volver a Colombia. (Vea: Cabañas, "El Mago" que conquistó América)

La última conversación entre ambos exjugadores se dio el viernes.

– Eres mi mejor amigo y te llamo para desearte un buen año, sé que este 2017 será bueno para nosotros –, le dijo Cabañas.

– Hablé con una persona, te va a ayudar. Este año va a ser muy bueno para vos – fue la respuesta de Julio César, quien en la entrevista precisó que Cabañas tenía problemas, pero no económicos y al ser consultado sobre ellos no quiso detallar los pormenores que afligían al exfutbolista. “Por dentro era muy sensible”, apuntó. “Él quería volver a Colombia (lugar donde reside su familia) pero no podía (...) Tenía dinero para el pasaje, pero no se podía ir”, añadió. (Lea: Falleció el paraguayo Roberto Cabañas, ídolo del América de Cali) 

“Con Cabañas ya son tres los héroes fallecidos”, destacó en medio del dolor el exjugador paraguayo, que entre otros jugó en el Barcelona de España, en el Fluminense de Brasil y en el Olimpia de su país. Isabelino Acosta y Adalberto Escobar son los otros dos exjugadores albirrojos, ganadores de la Copa América de 1979, que ya dejaron este mundo. “Los últimos héroes de Paraguay fuimos nosotros porque ganamos algo. Se fue un héroe”.

“Fue un jugador completo”

“Roberto Cabañas tenía condiciones atléticas bien desarrolladas, habilidad, agilidad, el salto, el arranque. Fue el mejor jugador en Estados Unidos en 1983, fue goleador, dos veces finalista de la Copa Libertadores de América. Fue un jugador completo, que sabía jugar, que si jugaba en esta época valdría unos US$ 50.000.000. Era un jugador de alto nivel”, resaltó Romero, quien también fue compañero de Cabañas en el Cosmos. “Vivíamos juntos. Tres años vivimos juntos, compartimos la Selección Paraguaya por 10 años. Fue un gran jugador, con carácter fuerte. Nos entendíamos a la perfección en el fútbol, siempre estábamos juntos”, finalizó.

Temas relacionados