Entrevista

Sebastián Muñoz: “Las expectativas no eran tan altas”

El bogotano de 26 años ganó el fin de semana su primer torneo en el PGA Tour, el máximo escalón del golf mundial. En diálogo con El Espectador contó detalles de su gesta.

Juan Sebastián Muñoz, segundo colombiano en ganar en el PGA Tour. AFP

La tranquilidad y serenidad que lo acompañan se interrumpió por unos segundos después de embocar el putt en el hoyo 18, que lo llevó a disputar el desempate por el título del Sanderson Farms del PGA Tour con el surcoreano Sung-jae Im. “Vamos, hijueputa”, gritó Juan Sebastián Muñoz antes de apretar el puño y abrazar a su caddie y amigo, Mateo Gómez. Una actitud desconocida para él, acostumbrado a tragarse las emociones y no expresar tanto sus sentimientos. Luego, en el camino hacia el tee de salida, su cabeza se fue al futuro y comenzó a pensar lo que había logrado. “Vamos a jugar un playoff en el PGA Tour”, dijo. A lo que su caddie respondió: “Por ahora vamos a vivir el presente. Concentrado, papá, hay que seguir igual”.

(El golfista colombiano Juan Sebastián Muñoz, “underdog” por convicción)

Se vio más concentrado que su rival y terminó haciendo un par que le alcanzó para quedarse con su primer título en las grandes ligas del golf mundial, algo que en Colombia solo había logrado Camilo Villegas, uno de los jugadores que lo motivaron a dedicarse a este deporte.

Camino a Napa, California, en donde jugará desde este jueves el Safeway Open del PGA Tour, Juan Sebastián habló con El Espectador sobre el título y las sensaciones que quedaron después de la hazaña.

¿Este triunfo lo sorprendió incluso a usted?

La verdad es que yo tampoco me lo esperaba. La temporada pasada sufrí hasta el final para mantener la tarjeta del PGA y haber logrado eso fue increíble. Quería comenzar ahora con una nueva mentalidad, pero las expectativas no eran tan altas. En dos torneos de esta temporada 2019-2020 terminé séptimo, y ahora gané.

Y justo en Jackson, en el Sanderson Farms Championship, en donde debutó en el PGA en 2016…

Desde que jugué ahí por primera vez tuve buenas sensaciones. Me acuerdo de que en 2016, en mi primera ronda en el PGA, hice -5. Es un campo que me gusta y con el que siento una conexión especial. No es casualidad que allí haya llegado mi primer título.

¿Cómo fue llegar a la ronda final como líder, con la presión encima?

Estuve tranquilo, y con la ayuda de Mateo logré centrarme en el presente y disfrutar. Aprendí mucho de los errores que cometí hace dos años cuando estuve cerca de ganar en el PGA. Esa vez entendí que el plan es el plan y no se puede cambiar por nada. Ahora, si fallaba una salida, entendía que en el siguiente tiro podría solucionar. Estuve enfocado y tranquilo hasta el final.

¿Cómo invitó a Mateo Gómez para que comenzara a ser su caddie?

Hemos sido amigos desde los 11 o 12 años. Nos conocimos jugando torneos nacionales en Colombia y hubo complicidad. Con él siempre he hablado de mi carrera y él me ha dado consejos. Es una persona muy fuerte mentalmente y quería a alguien así a mi lado. Hace tres meses le dije que lo necesitaba, comenzamos y logramos mantener la tarjeta del PGA y ahora este título. Le agradezco mucho porque me ha cambiado la mentalidad y sé que vienen cosas más importantes.

Llegó al hoyo 18 con la obligación de hacer birdie para ir al desempate con el surcoreano. ¿Cómo mantuvo la cabeza centrada ahí?

Con Mateo sabíamos que solo nos servía el birdie, pero él me dijo que jugara sin arriesgar mucho y con eso alcanzaba. Llegué al tee, le pegué bien al drive y la dejé a 166 yardas con viento a favor. Quedamos en hacer un tiro para dejarla muy pegada a la bandera. Cuando llegué al green la vi lejos del hoyo. Eran 16 pies y no se veía muy clara la caída. Le dije a Mateo que creía que era al centro, él estuvo de acuerdo, jugué así y salió el birdie.

¿Cree que esa fue la jugada clave para el título?

Ese putt fue muy importante y lo que sentí después de eso fue increíble. El lugar estalló y yo me llené de una emoción que nunca había expresado, me transformé. Salió una cara que no conocía de mí.

¿Y de la euforia a calmarse rápido para afrontar el desempate?

De ahí salí a entregar la tarjeta y nos subimos a un carrito que nos llevó al tee de salida. Por sorteo me tocó pegar primero y cuando estaba listo para salir sentía las pulsaciones del corazón muy fuertes. Me tocó parar, hablar algo con Mateo, me tranquilicé un poco y pegué un buen tiro de salida. Después jugué enfocado y terminé sin presión.

Aseguró la tarjeta del PGA por dos años, además jugará el Players, el Masters, el PGA Championship y los WGC. ¿Cómo dimensiona esto?

La verdad me di cuenta de todo eso en la ceremonia de premiación. No sabía todo lo que había ganado, pero es muy emocionante entender el valor de lo que conseguí. Claro que ahora no me puedo conformar y debo seguir por este camino de buscar siempre la victoria.

Pero ahora jugará sin la presión de tener que ganar para defender la tarjeta…

Sí, yo creo que eso se va a notar en mi juego, porque ahora tengo la libertad de ser agresivo y puedo jugar a ganar. Estoy muy motivado y sé que vienen cosas mejores.

¿Es consciente de que, así como usted se inspiró en Camilo Villegas, ahora muchos querrán ser como usted en Colombia?

Esa es una motivación importante. Yo quiero que el golf en Colombia siga progresando y que se quite esa idea de que es un deporte de pocos. De hecho, lo que me hizo contactar con William Vinasco y su proyecto de Briceño 18 es esa idea de volver al golf un deporte popular en Colombia. Saber que estoy poniendo mi grano de arena es importante y darle felicidad a mi país es algo que me llena de orgullo.

882565

2019-09-23T21:00:00-05:00

article

2019-09-23T21:00:01-05:00

[email protected]

none

Luis Guillermo Montenegro Silva / @Luisguimonte

Golf

Sebastián Muñoz: “Las expectativas no eran tan altas”

59

6269

6328

 

Ricardo Celia ganó el Abierto de Argentina