Publicidad
12 Dec 2021 - 2:00 a. m.

Mariana Pajón: El valor de la experiencia

La bicicrosista antioqueña hizo historia al conseguir en los Juegos de Tokio 2020 su tercera medalla olímpica. Una presea que tuvo un sabor especial, por los sacrificios y las dificultades que superó en el camino.
Jesús Mesa

Jesús Mesa

Editor de Newsletters
Con su medalla de plata olímpica, Mariana Pajón es la segunda mujer latinoamericana en conseguir tres podios en deportes individuales. / Nelson Sierra G.
Con su medalla de plata olímpica, Mariana Pajón es la segunda mujer latinoamericana en conseguir tres podios en deportes individuales. / Nelson Sierra G.
Foto: ...

Mariana Pajón se preparó desde los cinco años para competir y desde entonces ha competido siempre. La razón de su vida, por mucho tiempo, fue ganar y ser mejor que los demás. Y lo hizo con muchísima diferencia.

Pero a veces olvidamos que las campeonas no siempre son invencibles. Y mucho menos aquellas que, como Mariana, han sido las mejores en lo que hacen. Acostumbrada a ganar, por primera vez la bicicrosista paisa no sabía si iba a conseguir el oro. De hecho, su objetivo ni siquiera era ganar una medalla. Con llegar a la final de la competencia estaba tranquila. Sabía que el estar allí era un premio suficiente para cinco años que fueron los más difíciles en su exitosa carrera.

Mire: Toda la información del Deportista del año está en El Espectador

Pero en 45 segundos pueden pasar muchas cosas. Parece poco tiempo, pero fue suficiente para que Mariana Pajón hiciera historia y consiguiera su tercera medalla olímpica. Y aunque no llegó primera, por lo vivido en los últimos cinco años, tuvo un sabor incluso mayor a sus dos preseas doradas conseguidas en Londres y Río de Janeiro.

“Para mí era ya una ganancia estar en los Olímpicos, estar en la final era el objetivo y quedar de segunda era algo que no podía creer”, cuenta emocionada. “Yo gané una plata que para mí vale más que cualquier oro”.

Mariana ha sufrido todo tipo de golpes en los veinte años que lleva compitiendo al más alto nivel. Acostumbrada a caer y levantarse, su carrera sufrió un duro golpe con la lesión de ligamentos de la rodilla que sufrió en 2018, inusual en el BMX. Una situación que puso a prueba toda su capacidad física y mental para sobreponerse a la adversidad. Y aunque hubo momentos difíciles, siempre creyó que podría volver a la cima. Mariana se recuperó a tiempo para acercarse a su mejor desempeño y comenzó a cosechar éxitos como en sus mejores años. Logró el oro en los Juegos Panamericanos de Lima 2019 y ganó la Copa del Mundo de BMX, lo que le permitió recuperar el primer lugar del escalafón de la Unión Ciclista Internacional. También corrió con suerte, pues el aplazamiento de los Juegos Olímpicos de 2020 a 2021 le permitió avanzar en su recuperación y ponerse a punto.

Más: Estos son todos los ganadores del Deportista del Año 2021

“No fue fácil llevar esa situación de la lesión, pero llegar a los Olímpicos fue un sueño hecho realidad y solo nosotros sabemos cómo se consiguió”, cuenta Pajón, quien menciona especialmente el apoyo de su esposo, el también bicicrosista Vincent Pelluard, quien compitió por Colombia en Tokio 2020. “Tenerlo a mi lado me motivó”, agrega.

Al llegar a las justas, Mariana sabía que esta competición sería distinta a las anteriores. “Los Olímpicos son el más alto nivel para un deportista y tuve que cambiar mi estrategia”, explica Mariana. “La medalla la gané por la experiencia. La experiencia previa de correr unos juegos, manejar la presión y saber que aunque no tenía la misma potencia, tenía lo aprendido en Río y en Londres”.

Al subir al podio, Mariana estaba igual o más feliz que la británica Bethany Shriever, quien le arrebató la corona olímpica. Fue en ese momento cuando recordó todo el camino transitado, todos los esfuerzos y sacrificios que desde niña hizo para cumplir su sueño. Y sí que lo hizo, con su presea de plata se convirtió en la única triple medallista olímpica colombiana y la segunda mujer en lograr este hito en América Latina. Podría decirse, sin temor a equivocarse, que con tan solo 29 años Mariana Pajón es la mejor atleta de la historia del país.

Porque Mariana no solo es ejemplo dentro de la pista, sino también fuera de ella. Al no haber público en Tokio, la delegación colombiana que representó al país se convirtió casi que en una familia. Por eso, cuando vio la pelea en la que el boxeador Yuberjen Martínez fue injustamente eliminado, tuvo la idea de organizar una vaca para compensar el premio que merecidamente había ganado el antioqueño. “Yo soy deportista y sé de los sacrificios que hay que hacer para llegar a lo más alto. Yo sabía que tengo una voz y era mi responsabilidad como su compañera y amiga poder ayudarle”.

No se pierda: Deportista del año 2021

¿Qué viene para el futuro de Mariana Pajón? Por primera vez en mucho tiempo ella confiesa que no lo sabe, pero está contenta de no saberlo. “No he tenido tiempo para disfrutar y ahora que estoy con mi familia voy a estar con ellos, cuenta tranquila mientras terminamos la entrevista. “Ya habrá tiempo para pensar en el futuro”.

Síguenos en Google Noticias