El departamento médico de Millonarios, en el ojo del huracán

Noticias destacadas de Fútbol Colombiano

El lamentable episodio del lateral derecho Andrés Felipe Román, que regresa este sábado a Bogotá para someterse a pruebas físicas tras no poder fichar con Boca Juniors, se suma a los de las prolongadas recuperaciones de Santiago Montoya, Luciano Ospina y César Carrillo, entre otras.

Desde hace tiempo algo pasa en el departamento médico de Millonarios. A la larga lista de jugadores lesionados y con procesos de recuperación más largos de lo normal se unió ahora el diagnóstico del lateral derecho Andrés Felipe Román, a quien le detectaron un problema cardíaco (miocardiopatía hipertrófica, extraoficialmente), apenas un par de horas antes de firmar contrato con el Boca Juniors de Argentina.

Durante las pruebas físicas previas al anuncio de su fichaje se evidenció la anomalía, por lo que se cayó la negociación entre Millonarios y el club xeneize, que iba a pagar US$1,5 millones por el 50 % de los derechos del futbolista bogotano de 25 años, recientemente convocado por el técnico Reinaldo Rueda a su primer microciclo con la selección de Colombia.

Boca comunicó el jueves en la tarde que Román “no superó los estándares requeridos por el departamento médico del club, requisito indispensable para la realización de la transferencia”. Millonarios también se pronunció: “A todos los miembros de la plantilla profesional se les realizan periódicamente exámenes diagnósticos adelantados por especialistas de diferentes áreas médicas. En el caso puntual de Román, sus resultados no presentaron inconvenientes ni signos de alerta para la práctica del fútbol profesional”.

Lea: Andrés Felipe Román, un goleador que se convirtió en lateral para ser profesional

La versión de la miocardiopatía hipertrófica circuló en medios argentinos, que consultaron fuentes del Genea Centro Médico, en donde evaluaron al jugador, quien al parecer quedó destrozado con la noticia y fue visitado esa misma noche por Miguel Ángel Russo, técnico que lo hizo debutar como profesional en Millonarios y quien lo pidió para Boca.

La doctora Catalina Chica, jefe del departamento médico de Millonarios, no se quiso pronunciar al respecto, porque además hasta este viernes en la tarde no había recibido un reporte oficial desde Buenos Aires. El club, sin embargo, planea realizarle a Andrés Felipe todos los exámenes especializados necesarios para saber exactamente cuál es el problema.

Algunos especialistas, como los doctores Norberto Debbag, Juan Manuel Herbella y Juan Carlos Tribín, aseguran que en un deportista de alto rendimiento, menor de 40 años, una miocardiopatía hipertrófica, que es un crecimiento desmedido de la masa del músculo del corazón, es la primera causa de muerte súbita.

Lea: Se cayó la transferencia de Andrés Felipe Román a Boca Juniors

Para los tres lo primero que se debe hacer es realizar rigurosos estudios genéticos, ecocardiogramas y resonancias magnéticas cardíacas para confirmar el diagnóstico. Si se confirma, el futbolista, “aunque puede jugar, no debería hacerlo por precaución”.

Críticas constantes

En los exámenes rutinarios que se les practican a los jugadores, como los que le hicieron hace dos semanas a Román cuando llegó a Barranquilla y entrenó cuatro días con la selección, no se detectan estos problemas cardíacos. En cambio sí en las pruebas de esfuerzo durante las pretemporadas, que en el caso de Millonarios están a cargo de especialistas externos.

Pero en el club se volvieron recurrentes los cuestionamientos al departamento médico, integrado además por el doctor Juan Piñeros, los fisioterapeutas Fabián Hernández y Jonathan Zolaque, el psicólogo Edwin López y la nutricionista Lorena Herrera.

Sobre todo por el manejo de las lesiones y el prolongado tiempo de recuperación de hombres como Santiago Montoya, Luciano Ospina, César Carrillo, Juan Carlos Pereira y ahora Ricardo Márquez, entre otros que han sufrido lesiones menores.

(Lea: Millonarios venció al Pasto con dos goles de Cristian Arango)

Precisamente hace unas semanas Carrillo aseguró que había “perdido un año de mi carrera, porque no me supieron recuperar. Las terapias no eran adecuadas y me sentía estancado”. Y el técnico Jorge Luis Pinto, quien dirigió al equipo en 2019, fiel a su estilo, es más contundente: “El departamento médico deportivo de Millonarios no es competente, no tiene la experiencia y el conocimiento para la valoración de las lesiones, que es clave para iniciar una recuperación. Ellos hacen planes que nadie entiende. Cuando estuve allá, me opuse a sus métodos y lo dije, porque conozco de fisiología, de nutrición, soy un tipo de academia, no empírico. Esa fue una de las causas de mi renuncia, pero no quise generar polémica en ese momento o que se viera como un pretexto. Es más, fui yo quien insistió en que Santiago Montoya seguía mal, que había quedado mal operado del ligamento, porque no se habían dado cuenta. El tema de Román me extraña, realmente, faltaron de pronto pruebas de esfuerzo. Él es un jugador que trabaja muy bien, tanto que se lo he recomendado a algunos empresarios. No sé si sea un problema congénito”.

Más allá de que se haya caído el negocio con Boca Juniors, lo importante ahora es la salud de Andrés Román. Y eso lo tienen claro en Millonarios. El técnico Alberto Gamero aseguró que “lo estamos esperando aquí con los brazos abiertos y con mucho amor. Tiene todo el apoyo de nosotros, la junta directiva y su hinchada. Tiene que someterse a unos exámenes que le van a pedir, y si todo sale bien jugará el martes en Barranquilla”.

Comparte en redes: