Publicidad
21 Oct 2022 - 4:15 p. m.

Fotos | Caso Maximiliano Tabares: encuentran muñeco vudú y libros de santería

En el allanamiento de las viviendas de los presuntos responsables de la desaparición de Maximiliano, la Policía encontró material que probaría la práctica de ritos satánicos por parte de los familiares del menor de edad.
Los capturados harían parte de una secta satánica llamada 'Los Carneros'.
Los capturados harían parte de una secta satánica llamada 'Los Carneros'.
Foto: Cortesía Policía Nacional

La desaparición de Maximiliano Tabares Cano se convirtió en las últimas horas en un aberrante posible caso de santería en el municipio de Remedios, Antioquia.

El menor de 6 años, quien está desaparecido desde el 21 de septiembre de 2022, habría sido parte de una secta satánica en la que estaban su mamá, su padrastro, su abuela y otras tres personas más, quienes fueron capturadas este jueves 20 de octubre en un operativo de la Dirección de Protección y Servicios Especiales de la Policía Nacional, en coordinación con la Fiscalía General de la Nación.

Le puede interesar: Caso Maximiliano Tabares Cano: abuela y madre serían parte de una secta satánica

Las investigaciones de la Policía Nacional determinaron que estas seis personas estarían implicadas en la desaparición de Maximiliano. Sandra Patricia Caro Pérez, mamá del niño, inicialmente hizo la denuncia de la desaparición, sin embargo, de acuerdo con las autoridades, Caro Pérez lo habría hecho “por no levantar sospechas con sus vecinos, elevó una denuncia por la desaparición de su hijo”.

¿Quiénes fueron los capturados?

Este jueves 20 de octubre, durante la ‘Operación San Gabriel’ realizada en los municipios de Segovia y Bello, Antioquia, capturaron a Patricia Cano, mamá de Maximiliano, también conocida como ‘La Cacica’; el padrastro del menor, Fabio Carmona; a su abuela Damaris Pérez, a dos hombres conocidos con los alias de ‘Orejas’, ‘El Meditador’ y a una mujer con el alias ‘La Discípula’.

También puede leer: Buscan a Maximiliano Cano, niño de seis años desaparecido en Remedios

De acuerdo con la Policía, estas personas harían parte de una secta satánica llamada ‘Los Carneros’ quienes, además de prácticas esotéricas, se dedicaban al negocio de la minería. “El padrastro sería justamente el líder de la secta, y al parecer impartía órdenes y ejercía control sobre los demás”, afirman las autoridades.

El hombre conocido como ‘Orejas’ presuntamente “visualizaba espíritus” y trasmitía al líder (Fabio Carmona) las peticiones que estos le hacían. Tanto alias ‘Orejas’ como su pareja, alias ‘La Discípula’ residían como inquilinos en el mismo domicilio del niño desaparecido.

Además: Lo que se sabe de la joven que habría sido asesinada por su hermano en Medellín

Material encontrado durante la ‘Operación San Gabriel’

Los capturados fueron puestos a disposición de autoridades judiciales por los delitos de desaparición forzada, tortura agravada, concierto para delinquir, lesiones personales y encubrimiento por tortura.

A pesar de los escalofriantes hallazgos, las autoridades no han dado con el paradero del menor de edad, por lo que La Dirección de Protección y Servicios Especiales y las unidades que apoyan la investigación, continúan con el proceso hasta dar con el paradero Maximiliano Tabares Cano.

Otros casos de santería en Colombia

Esta no es la primera vez que se conocen este tipo de casos en el país. En 2015, por ejemplo, María Eugenia Agudelo Estrada, residente del municipio de Segovia, Antioquia, falleció debido a las quemaduras de segundo y tercer grado que fueron provocadas por una mezcla de alcohol y azufre con la que se bañó por recomendación de un brujo.

En 2021, Daniela Andrea Arbeláez Jaramillo, falleció después de que, presuntamente, un yerbatero le echara alcohol y azufre en su cuerpo para limpiar sus ‘males’ mientras estaba rodeada por un círculo de fuego que alcanzó una de sus piernas y le provocó quemaduras en el 75% de su cuerpo.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar