14 May 2020 - 1:02 p. m.

Anif respalda el Programa de Apoyo al Empleo Formal que lanzó el Gobierno

El Centro de Estudios Económicos insistió en la necesidad de un programa de Renta Básica Semi Universal para mitigar la pérdida de ingreso laboral de los hogares más vulnerables.

Redacción Economía.

El Gobierno estima que el PAEF beneficiará a cerca de 5,5 millones de trabajadores. / Pixabay
El Gobierno estima que el PAEF beneficiará a cerca de 5,5 millones de trabajadores. / Pixabay

El Centro de Estudios Económicos Anif respaldó el Programa de Apoyo al Empleo Formal (PAEF) (Decreto 639 de 2020) que anunció el Gobierno Nacional la semana pasada y que tiene como objetivo otorgar ayudas directas a la nómina de las empresas para evitar más pérdidas de empleo y de ingreso en los hogares.

Lea también: Empresas en cabeza de personas naturales podrán acceder al subsidio de nómina: Minhacienda

El PAEF consiste en otorgar un aporte mensual equivalente al 40% de un salario mínimo (aproximadamente $350.000) por cada trabajador por el que se haya cotizado a seguridad social a las empresas que tuvieron caídas en los ingresos por al menos 20 % sin importar su tamaño o el sector en el que se desempeñan. Este programa estará vigente durante 3 meses (mayo-julio).

El Gobierno estima que el PAEF beneficiará a cerca de 5,5 millones de trabajadores, lo que equivale a un apoyo mensual a las empresas por $1,9 billones. Esto implica que el costo completo del programa será de $5,8 billones (0,5 % del PIB).

 “La magnitud del choque a causa del SARS-CoV-2 tiene un efecto perverso sobre la economía, con severos impactos negativos en la actividad empresarial (tal como lo reflejan varias encuestas de Confecámaras, la ANDI y Fenalco) y la generación de empleo”, dijo Anif, haciendo referencia a la reducción de 1,6 millones de ocupados en marzo de 2020.

De hecho, el Centro de Estudios Económicos hizo una propuesta similar a finales de abril, aunque más focalizada en las empresas de menor tamaño y los trabajadores de menores ingresos. La propuesta consistía en un mecanismo de apoyo a la nómina para los trabajadores que devengaran entre uno y dos salarios mínimos de las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) que mostraran reducciones en ingresos por al menos 30 %. “Las estimaciones nos sugerían que se habría beneficiado a cerca de 5,4 millones de trabajadores y requerido recursos por $5,7 billones/mes (0,5 % del PIB), monto similar a los nuevos cálculos del Gobierno”, destacó Anif.

“A nivel global, el impacto negativo del SARS-CoV-2 sobre la economía tuvo como consecuencia la implementación de diversas medidas de apoyo a las empresas (especialmente para las mipymes), con el objetivo de sobrellevar esta coyuntura y prepararse para una progresiva recuperación económica”, contó el Centro. Según su investigación, la mayoría de los países optaron por ayudas para financiamiento de deuda (107 países) soporte al empleo (74 países) y reducción o aplazamiento del pago de impuestos (72 países).

Sin embargo, el gremio advirtió que las cifras de desempleo de marzo no auguran resultados favorables para los próximos meses, “pues cabría esperar destrucciones de empleo no solo en las poblaciones más vulnerables sino también en el sector formal de la economía”. Por ello, Anif insistió en la necesidad de un programa de Renta Básica Semi Universal para mitigar la pérdida de ingreso laboral de los hogares más vulnerables. “De lo contrario, la reactivación económica tomará más tiempo, por cuenta de un mayor impacto en el consumo”.

Su propuesta es que este giro sea de $450.000 (equivalente al 2 % del PIB per cápita) por una única vez a 17,9 millones de personas vulnerables y asalariados con bajos ingresos, requiriéndose de $8 billones (0,8 % del PIB).

La norma que expide el Gobierno bajo las facultades que le confiere el nuevo Estado de Emergencia Económica (Decreto 637 de 2020) por el impacto del virus en la economía, se complementará con medidas para proveer recursos suficientes para el sector de la salud (más de $2 billones), apoyar a la población más vulnerable mediante transferencias monetarias como Ingreso Solidario, Familias en Acción y Devolución del IVA (cerca de $2 billones) y aliviar la liquidez para empresas, a través de la suspensión parcial de los aportes a pensión y nuevas líneas de crédito, entre otras.

Finalmente, Anif planteó la necesidad de que el Gobierno diseñe un programa específico para los trabajadores independientes que sean formales o ganen por encima de un salario mínimo, quienes aún no han recibido apoyos y representan más de 3 millones de personas.

Recibe alertas desde Google News