Publicidad
25 Dec 2021 - 5:43 p. m.

Así es como se recuperará la navegabilidad por el río Magdalena

Ya están listos los pliegos definitivos de la APP que busca habilitar de forma permanente el tránsito de carga durante 668 kilómetros de esta arteria fluvial, entre bocas de Ceniza y Barrancabermeja.
Río Magdalena.
Río Magdalena.
Foto: Cortesía - ANI

El Gobierno publicó los pliegos definitivos de la licitación para la Asociación Público Privada (APP) del río Magdalena, que busca recuperar la navegabilidad en esta arteria fluvial a lo largo de 668 kilómetros.

Los pliegos de la licitación estarán disponibles para que los interesados hagan observaciones o preguntas, según informó la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), que espera abrir definitivamente el proceso de licitación en el primer trimestre de 2022.

Lea también: ¿Cómo le fue a la infraestructura en 2021?

Históricamente, el río Magdalena ha sido considerado la columna vertebral del país: conecta el interior con el mar Caribe, su cuenca ocupa el 24 % del territorio, atraviesa 13 departamentos de sur a norte y tiene un alto potencial de navegabilidad, que fue aprovechado para transportar personas y mercancías.

La APP busca que un privado asuma las obras de mejoramiento y mantenimiento, así como la operación de esta vía fluvial entre Barrancabermeja y Barranquilla por un periodo de 15 años y con un costo para la nación de $1,5 billones.

El mejoramiento de la navegabilidad se efectuaría en el tramo entre Bocas de Ceniza (Barranquilla) y Barrancabermeja (Santander) y, entre otros beneficios, traería el aumento en 200 % de la capacidad de movilizar carga, que llegaría a unas nueve toneladas, de acuerdo con las cuentas oficiales.

“Era un compromiso del Gobierno nacional avanzar en este proceso licitatorio que es prioritario para la región y para Colombia. El río se convertirá en la columna vertebral del transporte intermodal y el motor que necesitaba el transporte de mercancías para el desarrollo del país. Seguimos demostrando con hechos el fortalecimiento de la infraestructura de transporte concesionado y más con esta iniciativa que recupera la navegabilidad por el río Magdalena”, indicó Ángela María Orozco, Ministra de Transporte, a través de un comunicado de prensa.

¿Por qué es importante la APP?

En resumidas cuentas, el concesionario que se haga con la licitación deberá encargarse de llevar a cabo las tareas de diseño, construcción, financiación, operación, conservación y mantenimiento durante los 15 años del proyecto y hasta su posterior reversión de la infraestructura a la Nación. Esto, de manera que se permita la navegación segura en cualquier época del año. Se estima que el proyecto genere más de 16.300 empleos directos, indirectos e inducidos.

La mayoría de las obras que deben hacerse corresponden a infraestructura hidráulica, como protección de las orillas, reparación de tajamares, diques sumergidos y amarraderos, entre otros puntos. Así mismo, se deben realizar actividades de dragado para permitir que en Bocas de Ceniza el río cuente con 40 metros de profundidad.

Hay que recordar que en agosto de este año quedó lista la estructuración técnica de la APP, que contó con el acompañamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). De acuerdo con estos planes, la preconstrucción del proyecto debe tomarse unos 13 meses y el de construcción se extendería por cuatro años y medio.

La navegación fluvial constituye uno de los tipos de aprovechamientos de ríos de mayor impacto económico para un país. La Misión Logística del DNP concluyó que mover un contenedor de Bogotá a uno de los puertos de Barranquilla puede valer 50 % menos si se hace un tramo por río. Esto permitiría reducir los costos logísticos, que hoy son del 13,5 % (la media en los países de la OCDE está alrededor del 8 %).

Actualmente, decenas de barcos recorren el Magdalena con carga cada día. De hecho, según cifras de la Superintendencia de Transporte, entre enero y septiembre de este año hubo un aumento de 8 % en la carga movilizada con respecto al mismo periodo en 2020 por el río Magdalena, llegando a 133.965 toneladas.

Esto ha sido posible por la mejora en la navegabilidad gracias a los continuos dragados de mantenimiento que se hacen, pues estas labores facilitaron el movimiento de embarcaciones por el río y por el canal de acceso al puerto de Barranquilla.

Las obras 5G

El Ministerio de Hacienda y Crédito Público anunció esta semana que le dará vía libre a nueve proyectos de infraestructura multimodal de quinta generación (5G). El más reciente de estos es el del Canal del Dique, que demandará una inversión de $3,2 billones aproximadamente.

Lea también: Intermodalismo y sostenibilidad: las apuestas de las 5G

De estas obras, seis son corredores viales: Malla Vial Valle, ALO Sur y Accesos Norte Bogotá, Troncales del Magdalena 1 y 2 y Buenaventura – Loboguerrero – Buga. También se encuentran allí dos proyectos fluviales: navegabilidad del Río Magdalena y restauración de ecosistemas del Canal del Dique. Y, por último, está el aeropuerto de San Andrés.

La primera ola de de quinta generación (conocidos como 5G) incluye en total 14 iniciativas (siete carreteras, cuatro aeroportuarias, dos de navegabilidad y una ferroviaria) con una inversión de $21,8 billones en capex. En total, las obras de esta generación de concesiones implicarán una inversión de cerca de $50 billones, como lo advierte Juan Martín Caicedo, presidente de la Cámara Colombiana de Infraestructura (CCI), muchos de estos recursos serán públicos, pero el esquema permite atraer inversión privada.

Síguenos en Google Noticias