26 Jul 2019 - 8:29 p. m.

Avanzan conversaciones entre directivos de Rappi y Mintrabajo

Los directivos de la empresa aseguran estar “alineados” con el proyecto de ley que impulsará la ministra, que contempla flexibilizar los procesos de cotización para que los Rappitenderos puedan tener derecho a prestaciones.

Redacción Economía.

Este viernes, el ministerio de Trabajo y la startup colombiana Rappi se reunieron con el fin de discutir opciones para mejorar las condiciones de los denominados "Rappitenderos”. Ambas partes coinciden en la necesidad de buscar una forma de cotización más flexible, y sus conversaciones fueron motivadas por las fuertes protestas de algunos trabajadores a principios de junio

“El Gobierno Nacional apoya el emprendimiento y el modelo de Rappi y no tenemos ningún problema con que sean independientes, pero queremos que ellos tengan un tipo de protección social que les garantice sus derechos”, aseguró la ministra de Trabajo, Alicia Arango, mediante un comunicado.

Arango reconoció la necesidad de que el país se adapte a otros modelos de contratación a propósito del crecimiento de plataformas como Uber y Rappi. También resaltó la voluntad de la compañía de buscar alternativas que protejan a los trabajadores.

Lea también: Justicia pide a Deliveroo pagar la seguridad social de sus repartidores

Por su parte, Simón Borrero, CEO de Rappi y uno de sus fundadores, aseguró estar alineado con la propuesta de la ministra de cotizar de una manera más flexible, es decir, que se tomen como base otras opciones fuera del salario mínimo y las ocho horas de trabajo tradicionales.

“Por ejemplo, si yo me conecto solo por 6 horas y tengo ingresos durante ese lapso, debería poder aportarle a mi futuro de acuerdo con los ingresos de ese tiempo en el que me conecte a la aplicación”, explicó.

Lo que se sabe sobre el proyecto de ley que presentará el Ministerio de Trabajo a finales del año es que determinará quién debe realizar los aportes a salud y pensión del trabajador, si la compañía mediante la cual presta su servicio o el usuario que lo solicita por la aplicación.

Los trabajadores tendrían un trato similar al que se aprobó en el último Plan Nacional de Desarrollo (PND), es decir, el aportante deberá pagar un 15 %, sobre la base del ingreso del trabajador, el 14 % se irá a una especie de pensión (en el PND se habla de Beps) y un 1 % será destinado a riesgos laborales. La salud sería asumida por el Régimen Subsidiado.

Arango ha explicado que quienes ganen más de un salario mínimo tendrán que cotizar por su cuenta, tal y como lo hacen los contratistas en el país. Puede conocer más sobre esta propuesta en el siguiente artículo.

En la reunión de hoy también participaron otros miembros del Gobierno, como el consejero para la Innovación y Transformación Digital, Víctor Muñoz; el presidente de Colpensiones, Juan Miguel Villa, y el gerente general de Innpulsa Colombia, Ignacio Gaitán, entre otros. 

Comparte: