Justicia pide a Deliveroo pagar la seguridad social de sus repartidores

La justicia española condenó el martes a la empresa británica de entrega de comida a domicilio Deliveroo por no reconocer como asalariados a unos 500 de sus repartidores, evitando así pagar 1,2 millones de euros de cotizaciones a la Seguridad Social.

La juez del caso consideró que, a pesar de que los repartidores gozan de cierta autonomía, sí hay subordinación laboral porque, por ejemplo, quienes llevan más tiempo en la plataforma tienen que acompañar a los recién llegados en sus primeros pedidos. AFP

Un tribunal administrativo de Madrid estimó que el medio millar de repartidores no eran independientes, como defiende la empresa, sino que "estaban sujetos a una relación laboral", según el fallo.

Este debate no es nuevo, en 2018 El Espectador registró una disputa similar que se presentó en Colombia y Argentina entre trabajadores de aplicaciones del tipo Uber y Rappi. Mientras las empresas se escudan en el argumento de que sus repartidores o socios conductores son trabajadores independientes, estos alegan que su forma de trabajo evidencia una subordinación laboral y, por ende, reclaman el derecho a recibir prestaciones como salud y pensión.

Aquí más detalles sobre ese debate: ¿Hay limbo laboral en Rappi?

El caso es que dicha relación entre los repartidores y Deliveroo, o sus empresas rivales, genera polémica no solo en España sino en otros países. En varias ocasiones la justicia ha dado la razón a los trabajadores frente a la plataforma.

"Apelaremos la decisión", reaccionó en un comunicado Deliveroo, lamentando que la sentencia "no refleja la manera en que los trabajadores colaboran con la sociedad".

En su escrito, la empresa defiende que estos repartidores que recorren las ciudades en bicicleta con sus grandes mochilas a la espalda "pueden escoger si desean trabajar o no, pero también cuándo y dónde".

"Es este tipo de trabajo que les permite tener la flexibilidad y el control que desean sobre su actividad", insistió.

Pero para el juez, "lo esencial es que una vez aceptado el pedido, el mismo había de atenderse (por parte de los repartidores) de acuerdo con las detalladas instrucciones determinadas por la empresa, sin margen apreciable de autonomía del trabajador".

Le puede interesar: El Ministerio de Trabajo buscará regular plataformas del tipo Rappi y Uber

Como ejemplo, el magistrado señala que Deliveroo enviaba a los repartidores más experimentados a acompañar a los nuevos en su primer día para "aprender la mecánica de la prestación de los servicios".

En Colombia, por ejemplo, los repartidores de Rappi alegan que la plataforma pone condiciones a su servicio, como por ejemplo que haya una tasa de aceptación que castiga a los rappitenderos cuando estos rechazan los pedidos.

Cadena de juicios

La capacidad real de autonomía del trabajador se limita de hecho a elegir el medio de transporte, o bicicleta o motocicleta, el itinerario y la posibilidad de rechazar un encargo, con el riesgo de ver en lo sucesivo que su volumen de pedidos merma, explica el tribunal.

La demanda fue interpuesta por la tesorería de la Seguridad Social, que reclama 1,2 millones de euros de cotizaciones impagadas a la sociedad británica.

Le puede interesar: Grupo de rappitenderos protesta frente a las instalaciones de la empresa

La administración se respaldaba en un informe de la inspección laboral que estimaba que los 500 repartidores de Deliveroo en Madrid entre octubre de 2015 y junio de 2017 eran empleados que deberían haber sido declarados.

El sindicato Comisiones Obreras, que se asoció a la demanda, consideró la decisión como "muy positiva", teniendo en cuenta que "rebate de forma sólida las objeciones planteadas por parte de la empresa".

A finales de junio, Deliveroo ya fue condenada en un proceso similar que afectaba a 97 repartidores en Valencia (este).

Además, este año deben celebrarse en Barcelona y Zaragoza dos juicios similares nacidos también de demandas de la Seguridad Social.

A fines de junio, Glovo, competidora local de Deliveroo, anunció haber obtenido ocho decisiones judiciales favorables, en las que sus repartidores fueron considerados como autónomos.

La sociedad, con sede en Barcelona, reclama al gobierno español "un marco normativo adaptado a las nuevas relaciones laborales derivadas de la digitalización" de la economía.

Le a también: Trabajadores por horas también podrían tener derecho a recibir salud y pensión

872423

2019-07-23T15:48:40-05:00

article

2019-07-23T15:50:01-05:00

dojeda_1319

none

Redacción Economía con información de AFP

Economía

Justicia pide a Deliveroo pagar la seguridad social de sus repartidores

71

4987

5058