21 May 2021 - 2:35 a. m.

Cinco empresas y dos entidades colombianas también pierden el grado de inversión en S&P

La calificadora bajó la calificación de Ecopetrol, Grupo Sura, Isagen, Ocensa y Davienda, al igual que la de la Financiera de Desarrollo Nacional y Findeter.

Redacción Economía

Redacción Economía - Negocios

El miércoles 20 de mayo Standard & Poor’s (S&P) rebajó la calificación de riesgo de Colombia, para deuda de largo plazo en moneda extranjera, de BBB- con perspectiva negativa a BB+ con perspectiva estable. Es decir, el país perdió el grado de inversión que tenía desde 2011.

Lea también: Colombia perdió el grado de inversión en la escala de Standard & Poor’s

Tras la decisión, la calificadora anunció este jueves que también bajó las calificaciones de cinco empresas y dos entidades colombianas. Se trata de Ecopetrol, Grupo Sura, Isagen, Ocensa y Davivienda, al igual que la de la Financiera de Desarrollo Nacional (FND) y Findeter.

En todos los casos la calificación de largo plazo pasó de BBB- a BB+ con perspectiva estable, es decir, al igual que Colombia estas organizaciones pierden el grado de inversión.

Además, las calificaciones de corto plazo de Banco Davivienda y Findeter pasaron de A-3 a B.

La calificadora también bajó las calificaciones de Enel y Emgesa de BBB a BBB-, sin embargo, ambas entidades tenían una calificación superiores a la de Colombia. Por lo que mantienen el grado de inversión.

“La calificación de ambas entidades es más alta que la del soberano, principalmente por el apoyo potencial que recibirían en caso de dificultades financieras por parte de sus matrices”, explicó la calificadora.

Asimismo, S&P también confirmó la calificación de AA de la Sociedad Concesionaria Vial Montes de María (Puerta de Hierro) y la perspectiva se mantiene estable.

Le puede interesar: Colombia tardaría al menos dos años en recuperar el grado de inversión

Standard & Poor’s explicó que la baja de calificación de la Financiera de Desarrollo Nacional (FND) y Findeter, los dos bancos de propiedad estatal, refleja sus roles económicos y vínculos muy importantes con el gobierno. Y respecto a Davivienda, indica que las calificaciones del soberano limitan las del banco dada su gran exposición al riesgo país y la naturaleza altamente sensible de sus negocios al estrés soberano.

Sin embargo, aclaró que las acciones de calificación no reflejan un deterioro en los perfiles crediticios individuales (SACP, por sus siglas en inglés para stand-alone credit profiles) de las entidades.

Lea también: ¿Para los inversionistas, Colombia ya perdió el grado de inversión?

Standard & Poor’s aclara que las bajas de calificación se dan tras el retiro por parte del gobierno de un proyecto de reforma fiscal en medio de altas presiones de gasto, “lo que deriva en una probabilidad significativamente menor de que Colombia mejore su posición fiscal tras un reciente y marcado deterioro”.

Comparte: