Glifosato: el primer caso por muerte que admite la CIDH

hace 6 horas
El euro también está caro: $3.761

Colombia debe prepararse para un dólar a $3.500 o más

Aunque se espere que se mantenga la tendencia alcista hasta 2020, en los próximos meses la divisa puede registrar bajas temporales. Por esto, cuando la tasa de cambio se encuentre cerca de los $3.200, se da una oportunidad para comprar dólares.

Hace un mes el dólar estaba en $3.180 / Bloomberg

Volvieron los tiempos en que el dólar es noticia nacional, no solo económica, y tal como pasó entre 2014 y 2016 esto se debe a los bruscos y sistemáticos incrementos en su precio. Tan solo este jueves la tasa de cambio subió $28 y cerró en $3.379, con lo cual ya completa un alza de más de $200 en tan solo el último mes. Y cabe mencionar que el euro también está caro, pues se sitúa por encima de los $3.761. Entre los analistas ya se habla de que la divisa pronto podría romper su récord histórico del 11 de febrero de 2016, cuando cerró a un nivel de $3.440. Es claramente una situación que debe inquietar y generar confusión entre los colombianos. Por esto es necesario responder algunas preguntas claves.

También le puede interesar: Despliegue de la red 5G podría encarecerse en Colombia por lío con Huawei

¿Qué está pasando?

Al analizar el último mes se puede encontrar que el dólar ha subido con cada anuncio que ha agudizado la guerra comercial entre Estados Unidos y China. Una muestra de ello fue hace dos semanas, cuando Trump anunció nuevos aranceles a productos chinos por US$200.000 millones, una noticia que subió casi $30 el valor del dólar en el país en tan solo una jornada. Entonces es claro que la tasa de cambio es el principal comunicador de la incertidumbre internacional dentro de la economía colombiana.

Sin embargo, Sergio Olarte, economista principal de Scotiabank Colpatria, explica que “el peso colombiano no solo se está viendo afectado por las tensiones geopolíticas y la guerra comercial. Adicionalmente, creo que hay unos agentes internamente que están demandando dólares por el miedo de una rebaja en la calificación crediticia colombiana por parte de Moody’s (una de las principales firmas calificadoras del mundo), un temor que crece debido a la tensión política interna. Adicionalmente, este jueves influyó mucho la caída de más de 5 % que tuvo el petróleo”.

También sobresale que se haya modificado parcialmente la histórica correlación negativa entre el petróleo y la tasa de cambio colombiana. Antes, cuando el petróleo caía se esperaba que el dólar subiera, y cuando el petróleo subía se esperaban caídas en la moneda extranjera. Pero este año se ha visto que, aunque el precio del crudo se eleve, es posible que la tasa de cambio también suba. Y al parecer sigue existiendo el efecto de que cuando el combustible cae la divisa tiende al alza, como dijo Olarte. En resumen, la relación entre estas variables ha cambiado de tal forma que todo influye para que el dólar suba.

¿Es grave?

El gerente del Banco de la República, Juan José Echavarría, dijo en una rueda de prensa este miércoles que “hemos visto recientemente una devaluación del peso colombiano más fuerte que en el pasado. No es nada preocupante, en el pasado hemos visto devaluaciones de hasta el 90 %. En la junta en este momento no ha habido discusiones sobre el nivel de la tasa de cambio, excepto de cómo afecta la inflación y el crecimiento. Yo pienso que vamos a dejar flotar libremente la tasa de cambio. Hemos sido bastante escépticos de que tengamos algún poder de controlar ese nivel, por eso preferimos concentrarnos en mantener una tasa de interés contracíclica para garantizar un crecimiento de mediano y una inflación cercana a nuestra meta”.

Asimismo, Felipe Espitia, analista macro de Alianza Valores, explica que “debido a que se está dando el fenómeno del petróleo y el dólar al alza, puede haber beneficios para la economía colombiana. El petróleo sigue siendo la principal exportación del país, por lo que esta situación es muy conveniente para que aumenten las ganancias de esta actividad. Lo que podría traerle mayores ganancias al Gobierno por cuenta de la renta petrolera, sobre todo por Ecopetrol”.

¿Hasta dónde llegará?

Espitia explica que “debido a que históricamente en el segundo semestre del año la tasa de cambio suele subir más que en la primera mitad, no sería extraño ver al dólar romper máximos históricos dentro de algunos meses. Y después de esta marca de $3.440 no hay techo técnico, nadie sabe cuánto más puede subir”.

De hecho, los expertos ya están ajustando sus estimaciones tomando como un escenario factible que el dólar rompa un nuevo récord: según la más reciente encuesta de analistas que realiza el Banco de la República, los diferentes agentes de mercado esperan que en diciembre de 2019 la TRM se encuentre mínimo en $2.970 y máximo en $3.500. Y para el 2020 hay proyecciones incluso de $3.600.

Esto indica que el país debe prepararse, pues es factible que el dólar llegue a los $3.500 o más. Además hay un consenso entre analistas de que mientras las tensiones geopolíticas no se resuelvan, como la guerra comercial, se mantendrá la tendencia alcista en la tasa de cambio, incluso hasta 2020. Pero todavía es posible que se den bajas temporales. Por esto cuando la tasa de cambio se encuentre cerca de los $3.200, se dará una oportunidad para comprar dólares.