Comisiones económicas avalan extender Programa de Apoyo al Empleo Formal

Noticias destacadas de Economía

La propuesta del gobierno es llevar el PAEF hasta diciembre de este año, que en los primeros tres meses de vigencia ha significado un desembolso de $2,4 billones para subsidiar a 3,2 millones de trabajadores formales.

Extender hasta el 31 de diciembre de este año los beneficios del Programa de Apoyo al Empleo Formal (PAEF) aprobaron las comisiones Terceras Conjuntas del Congreso. Esta ayuda fue creada por la administración Duque para proteger el empleo subsidiando a las empresas afectadas por la crisis sanitaria del Covid-19.

El ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, llevó al Congreso un proyecto de ley que contempla la extensión de los beneficios por los meses de septiembre. Octubre, noviembre y diciembre. Algunos congresistas han propuesto que esas ayudas se extiendan hasta el mes de junio de 2021, iniciativa que está a estudio de los técnicos del Ministerio de Hacienda.

(De interés: Subsidios a la nómina empresarial se extienden hasta agosto)

La norma está amparada por un decreto legislativo que ya cumplió la fecha de validez. El proyecto fue llevado al Congreso el 11 de agosto de este año.

Carrasquilla explicó que se busca prolongar por los cuatro meses finales de este año el amparo que establece el Programa de Apoyo al Empleo Formal.  Esa ayuda consiste en un apoyo estatal al empleo formal para aquellas empresas independientes de su tamaño que, en virtud de la crisis sanitaria, hayan experimentado una caída del 20% de sus ingresos. “Es una defensa del empleo”, dijo el ministro de Hacienda.

Inicialmente, el decreto estableció que el Gobierno giraría hasta un 40% del equivalente a un salario mínimo legal por cada uno de los trabajadores que han permanecido en la nómina de las empresas afectadas.

El decreto legislativo fue expedido desde el mes de mayo de este año, pero dejó por fuera algunas organizaciones y personas naturales que también contratan personal.

Durante el debate, la totalidad de congresistas dieron el aval a la propuesta del Gobierno y pocos manifestaron su desacuerdo con el contenido de la iniciativa. “Este es un esfuerzo compartido entre el gobierno y el sector empresarial del país que me parece digno de mostrar”, dijo Carrasquilla.

El balance del programa que hace el gobierno indica que desde mayo hasta el mes de junio un poco más de 130.000 empresas de todos los tamaños entraron al programa con beneficio para 3,2 millones de trabajadores. El costo del programa muestra que se desembolsaron $2,4 billones.

“Tenemos un programa que ha funcionado”, señaló el ministro de Hacienda.

Por su parte, el coordinador ponente de la iniciativa, el Representante a la Cámara, Jhon Jairo Roldán, dijo que el subsidio entregado es el equivalente al 40% del salario mínimo legal vigente, es decir, $351.000 por cada empleado beneficiado.

(Para más información: Por el impacto del COVID-19, Gobierno propone crear una Misión de Empleo)

El programa funciona a través del monitoreo de la Unidad Administrativa Especial de Gestión Pensional y Contribuciones Parafiscales de la Protección Social (UGPP) que verifica el número de matrícula mercantil y su aparición en la PILA (Planilla Integrada de Liquidación de Aportes), información que llega a las entidades financieras y luego se envía una cuenta de cobro al ministerio de Hacienda para que consigne los recursos.

El representante Óscar Darío Pérez propuso que se extienda este beneficio hasta el mes de junio de 2021 y se incluya la prima de fin de año. Otras iniciativas contemplan que se alargue hasta el primer trimestre del próximo año. Estas y otras inquietudes serán evaluadas por el ministerio de Hacienda para determinar el costo fiscal.

Por lo menos 367.000 empleados de microempresas con menos de 10 trabajadores fueron beneficiadas con $302.897 millones. Empresas con una nómina de hasta 50 empleados recibieron más de $505.000 millones para ayudar a cerca de 650.000 trabajadores; medianas empresas con hasta 200 empleados recibieron ayudas por $472.000 millones para ayudar a 623.000 trabajadores.

Sociedades con hasta 500 empleados, donde se beneficiaron 422.000 empleados, recibieron en ayudas más de $322.000 millones. Finalmente, las empresas consideradas grandes recibieron en ayudas para las nóminas cerca de $865.000 millones pudiendo subsidiar a 1,2 millones de empleados.

Ante una queja generalizada de incluir algunas entidades sin ánimo de lucro como la Cruz Roja, el viceministro de Hacienda, Juan Alberto Londoño, informó que se había incluido en el proyecto. Aclaró que para beneficiarse del programa no hay que mantener el 80% de los empleos, sino que de los empleos que mantenga el empleador, por lo menos el 80% debe ser de los que ya estaban en la nómina de la empresa, con el fin de evitar que se contraten nuevos empleados porque lo que se busca es conservar la mayor cantidad de puestos de trabajo.

Comparte en redes: