Puerto Valdivia seguiría con orden de evacuación

Completar la cima de la presa no acabaría con la emergencia en Hidroituango

Alcanzar el borde superior de la presa (la cota 410) es sólo la primera meta. Analistas advierten que la siguiente prioridad es reparar el túnel de desviación para controlar el caudal del río Cauca.

Unos 1.500 obreros trabajan en Hidroituango las 24 horas al día para completar la cota 410. / Nelson Sierra

Se cumple una semana desde que el pasado 16 de mayo se ordenara la evacuación de 5.000 personas de cuatro municipios de Antioquia: Puerto Valdivia, Tarazá, Cáceres y Caucasia, debido a un incidente en Hidroituango: un alud que bloqueó los accesos al cuarto de máquinas y provocó que una fuerte corriente de agua saliera por las galerías de la presa. (Lea Un vaivén llamado Hidroituango)

Desde entonces el miedo se ha apoderado de los habitantes de la zona, pues son reiteradas las alertas de evacuación en los municipios que se encuentran aguas abajo, debido a que el río Cauca sigue presentando incrementos abruptos de caudal. (Lea "Mañana cambiará el riesgo de avalancha, por el de creciente": Santos)

De acuerdo con Empresas Públicas de Medellín (EPM), a la fecha (al cierre de esta edición) se han evacuado 3.301 personas de Puerto Valdivia, 5.728 de Tarazá y 14.889 de Cáceres, por lo que en total hay 23.918 personas en albergues: 3.643 de ellas en temporales, 19.393 en autoalbergues y 882 en albergues espontáneos.

Por eso el país sigue a la expectativa de que los más de 1.500 trabajadores de Hidroituango logren completar el borde superior de la presa y alcancen la cota 410. EPM ha insistido en que es fundamental cumplir con esta meta para evitar una tragedia.

Si el agua del embalse pasa el borde superior de la presa, se debilitará el núcleo de arcilla de la hidroeléctrica, lo que a su vez podría debilitar la estructura hasta el punto de colapso y, en consecuencia, provocar una avalancha de más de 2.700 millones de metros cúbicos de agua. Para entender la dimensión de esto hay que considerar que la avalancha de Armero fue de 90 millones metros cúbicos de agua.

Es fundamental alcanzar la cota 410 antes de que el embalse llegue a ese punto, ya que así se podrá sacar el agua de manera controlada por el vertedero. Al cierre de esta edición, EPM informaba que habían llegado a la cota 408 y se espera completar los restantes dos metros el miércoles 23 de mayo.

¿La emergencia termina hoy?

El presidente Juan Manuel Santos, quien visitó Hidroituango el martes, explicó “que llegar a la cota 410 representa una reducción del riesgo: ya no se hablaría de una avalancha sino de una creciente”. También señaló que cuando se cumpla la meta los municipios de Tarazá, Cáceres y Caucasia bajarían a alerta naranja, lo cual implica que sus habitantes pueden volver a sus viviendas, pero de todas formas se mantendría la orden de evacuación en Puerto Valdivia, el corregimiento más cercano a Hidroituango.

Sin embargo, no hay que cantar victoria cuando EPM alcance la cota 410, pues, de acuerdo con los expertos consultados por El Espectador, la emergencia continuará aún después de lograrlo.

Santiago Ortega, profesor de la Escuela de Ingeniería de Antioquia, explica que “llegar a la cota 410 sólo mitiga el riesgo más grande, el de un posible colapso de la presa, pues ahora el agua puede pasar por el vertedero. El túnel de desviación número dos se puede destapar en cualquier momento y producir una emergencia por la abrupta cantidad de agua que saldría. Y también hay unas filtraciones en el macizo de roca (el estribo derecho), en donde están las obras subterráneas, y hay que ver cómo se refuerza”.

Por su parte, Oswaldo Ordóñez, magíster y doctor en geología, indica que “al lograr la cota 410, el riesgo se habría reducido en un 50 %. Sólo da un respiro y tranquilidad de construcción. Ahora, lo que tiene que hacer EPM es drenar el agua del cuarto de máquinas y ver el estado del lugar, para saber cómo quedó. Además debe tomar como prioridad la reparación del túnel de desviación, que es el que está provocando las emergencias aguas abajo cada vez que destapa”, como ocurrió el lunes pasado.

En efecto, ambos analistas alertan de que mientras no se repare el túnel de desviación número dos se podrían seguir presentando repentinos incrementos del caudal del río Cauca. Aunque se complete la cota 410 y se pueda usar el vertedero, los impredecibles destaponamientos dificultarían sacar el agua de manera regulada y segura, por lo que la incertidumbre se mantiene para los municipios aguas abajo, sobre todo Puerto Valdivia.

El problema es que “nadie puede decir en este momento cuánto tiempo le tomará a EPM intervenir el túnel de desviación dañado y realizar las demás reparaciones. Pueden ser 10 días o 100, o hasta puede tardar más de un año. Es la siguiente tarea que deberá enfrentar la empresa cuando termine la cota 410”, advierte Ordóñez.

De esta manera, llegar a la cota 410 es tan sólo una primera meta, tal como lo ha reconocido el alcalde de Medellín y presidente de la junta directiva de EPM, Federico Gutiérrez. La emergencia continuaría en Hidroituango hasta que se realicen las otras reparaciones, y no es claro cuánto se puede tardar. Por lo que, lamentablemente, los habitantes de los municipios que se encuentran aguas abajo deberán soportar más días de incertidumbre, sobre todo los de Puerto Valdivia, que seguirían con orden de evacuación aun cuando se termine el borde superior de la presa.

790015

2018-05-22T21:00:57-05:00

article

2018-05-22T21:15:00-05:00

[email protected]

none

Camilo Vega Barbosa / @camilovega0092.

Economía

Completar la cima de la presa no acabaría con la emergencia en Hidroituango

77

5623

5700