Jorge Barón: 50 años haciendo el Show... de las Estrellas

hace 1 día

Con posible huelga, avanza negociación para subir el salario de empleados públicos

El incremento salarial de aproximadamente 1’200.000 personas está siendo negociado por el Gobierno y las centrales obreras. La CTU asegura que este pulso es un engaño, creen que el acuerdo se logrará por debajo de la mesa, afirmación que fue desmentida por la CTC.

Guetty

Representantes del Gobierno y voceros de las centrales obreras se reunieron este miércoles para acordar el incremento salarial que tendrán los empleados públicos durante los próximos dos años.

Con arengas como: “exigimos el cumplimiento de los acuerdos -haciendo referencia a lo pactado entre Gobierno y trabajadores-, exigimos, exigimos, exigimos” y, “abajo la política económica y laboral del gobierno Duque”, se dio comienzo a la jornada.

Le puede interesar:"Contratación pública, un punto álgido de la corrupción": Transparencia por Colombia

Desde temprano, El Espectador conoció la propuesta unificada de las tres principales centrales obreras del país, es decir, la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), la Confederación General del Trabajo (CGT) y la Confederación de Trabajadores de Colombia (CTC). Su aspiración inicial es que los empleados públicos tengan un incremento en su salario del 10,18%.

La anterior cifra, según lo explicado por el presidente de la CUT, Diógenes Orjuela, es el resultado de estudios adelantados por expertos en economía. En suma, pretenden acordar un incremento del 7% por encima de la inflación (que está en 3,18%), a eso se le conoce como ‘incremento real’.

En contraposición, la intención del Gobierno, comunicada por el viceministro técnico de Hacienda, Luis Rodríguez, es no tener un incremento fijo para los próximos dos años, sino uno independiente. Es así como propuso que para 2019 el aumento sea de 0,5% y, para 2020, de 1,2%.

Esta negociación salarial se diferencia a la adelantada el pasado diciembre porque el ingreso de los trabajadores públicos no se calcula en salarios mínimos, su empleador es el Estado y el incremento pactado se establece para dos años.

Por lo pronto casi seis puntos porcentuales separan al Gobierno y a los trabajadores de llegar a un acuerdo. Este medio conoció que desde las centrales obreras se contempla la idea de entrar a huelga, durante 24 horas, para manifestar su incomodidad.

Como dato interesante se encuentra que, desde que se comenzó a negociar el incremento salarial de los trabajadores públicos en 2012, el aumento promedio ha sido de un punto porcentual por encima de la inflación.

Le sugerimos leer: Las nuevas reglas para calcular pensiones de servidores públicos

Para el integrante del comité ejecutivo de la CUT, Winston Petro, es importante que haya un incremento en el salario de los trabajadores que permita mitigar la “evidente pérdida del poder adquisitivo” que estos han experimentado en los últimos años.

Según cifras entregadas por el presidente de la central de trabajadores alternativa CTU, Fraydique Alexander Gaitán, los empleados públicos han perdido 25 puntos reales de su incremento salarial durante los últimos 10 años. “En Colombia siempre el incremento del salario de los empleados públicos ha sido por debajo del salario mínimo”, aseguró el líder sindical.

Según el vicepresidente de la CGT, Percy Oyola, el panorama es más crítico ya que “el país de América Latina y el Caribe que menos gastos tiene en empleo público es Colombia”. No obstante, este directivo mantiene la esperanza de que este “rezago”, como califica la situación de remuneración salarial de los empleados públicos, pueda superarse en el marco de la negociación que se adelanta.

Por su parte el viceministro de empleo y pensiones, Andrés Felipe Uribe, aseguró que el Gobierno “tiene toda la voluntad de negociar”. Para ejemplificar lo anterior utilizó la referencia del acuerdo alcanzado en diciembre del año pasado para definir el salario mínimo. Recordó que fue el incremento real más alto registrado en los últimos años, aunque para las centrales obreras fue insuficiente.

Se espera que durante los próximos días se avance en la negociación, teniendo como fecha límite el próximo 22 de mayo. Si no se llega a un acuerdo, el incremento se irá vía decreto.

 

¿Una negociación acordada por debajo de la mesa?

 

Durante la jornada de este miércoles voceros de la CTU denunciaron públicamente que el resultado de este incremento salarial está acordado, que la negociación es simulada y que los verdaderos diálogos se realizarán a puerta cerrada entre el Ministerio de Trabajo y las principales centrales obreras del país.

Gaitán explicó a El Espectador que tal aseveración es producto de información suministrada por integrantes de la central obrera alternativa presentes en diferentes instancias del estado. De igual forma aseguró que ya puso en conocimiento esta situación a las autoridades competentes como la Procuraduría y la Fiscalía.

En respuesta, voceros de la CTC aseguraron que “no estamos amangualados para firmar un acuerdo por debajo de la mesa, porque esto es contrario a la ley y la justicia nos lo reclamaría”.