Congreso aprueba reforma a Ley de Turismo que busca reactivar el sector

Noticias destacadas de Economía

Este viernes el Congreso de la República le dio el visto bueno al informe de conciliación del proyecto, que ahora pasa a sanción presidencial para se convierta en ley.

Este viernes se aprobó en plenaria mixta el informe de conciliación del proyecto de ley que modifica la Ley General de Turismo, radicado en septiembre por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo (Mincit). Las modificaciones a la ley buscan promover la sostenibilidad, formalizar el sector y aportar para la recuperación y reactivación de la industria turística, una de las más afectadas por la pandemia.

Con 53 votos por el sí y 16 por el no fue aprobada la conciliación del proyecto de Ley número 281-2020 Senado, 403-2020 Cámara: “Por el cual se modifica la ley general de turismo y se dictan otras disposiciones”.

Sin embargo, en la votación se presentó una polémica por el artículo 45, que quedó excluido y en el que se buscaba beneficiar a Satena por volar a zonas apartadas del país. Algunos congresistas, como Aída Avella, decidieron votar en contra del proyecto.

“Este Congreso acaba de enterrar a la aerolínea Satena. No soportan que sea una empresa nacional y que le sirva a la Colombia profunda. ¿Todo para Avianca? Respondan los conciliadores del artículo 45 del proyecto de Ley de Turismo, y los que votaron positivamente. ¡Vergüenza Nacional!”, escribió la senadora en su cuenta de Twitter.

Lea también: Proyecto de reforma a la Ley de Turismo pasa a conciliación

Entre las medidas que fueron aprobadas se encuentran la reducción del IVA en los tiquetes aéreos que pasará del 19 % al 5 % hasta el 31 de diciembre de 2022, suspensión transitoria del pago de la sobretasa a la energía para los prestadores de servicios turísticos de los subsectores hotelero, alojamiento, eventos y parques y la reducción transitoria del impuesto al consumo al 0 %. También se elimina el pago de la sanción para la reactivación del Registro Nacional de Turismo (RNT) hasta marzo del próximo año.

Sobre estas medidas, el senador Miguel Ángel Barreto comentó: “Esta ha sido una de las medidas más efectivas tomadas para aliviar un sector que es determinante para la economía nacional. No es la única ni la última, pero sí es una iniciativa importante que logramos incluir primero en un decreto y luego en una ley. Volveremos a ver familias recorriendo nuestros mejores destinos nacionales, se moverá de nuevo la industria de las artesanías y se sentirá nuevamente el olor de las cocinas con lo mejor de nuestra comida, nuestros productos y nuestro turismo”.

Además, se incluyeron nuevas herramientas de apoyo para San Andrés, Providencia y Santa Catalina como el US$0,5 -de los US$15 que se pagan de impuesto nacional al turismo- para invertir en la competitividad, promoción e infraestructura del departamento de San Andrés y otros US$0,5 directamente para la reconstrucción de Providencia y Santa Catalina durante 2021.

En contexto: ¿Cuáles serían las reformas a la Ley de Turismo?

También se aprobaron herramientas de atracción de inversión en el sector mediante la ampliación de la tarifa especial del 9 % del impuesto sobre la renta para la construcción de hoteles nuevos, parques temáticos nuevos y remodelación de estos. De igual manera, el tiempo de construcción se amplió de 4 a 6 años. Además, en este beneficio se incluyeron los servicios prestados en nuevos centros de asistencia para el turista adulto mayor.

En ese punto, la representante a la Cámara por el Partido Verde Juanita Goebertus y Leopoldo Fergusson, profesor de economía, criticaron esos artículos por considerarlos “gabelas tributarias”.

“Se está dando una vida más larga y volviendo mas generosos algunos beneficios encaminados a sectores de la economía con el argumento de que son estratégicos para la reactivación y el turismo, pero son beneficios muy generosos, que nos van a costar mucha plata en términos de recaudo perdido y qué no tienen un estudio serio de sí es verdaderamente lo que está frenando el turismo en Colombia y si vale la pena dar esos empujones”, dijo Fergusson.

El experto agregó que sería mejor invertir en vías de comunicación, en enseñarles a los profesionales del sector un segundo idioma, pero no en darle plata a un sector “sin argumento. Los beneficios ya existían y se ha tratado de limitar a municipios pequeños que sí necesitan desarrollar su infraestructura”.

De acuerdo con Fergusson, esos beneficios ya han sido criticados en la Ley de Crecimiento y es desconcertante que el Gobierno “los meta por la puerta de atrás en la Ley de Turismo. Tienen muchos costos y deben ser justificados porque desnivelan la cancha con otros sectores y son beneficios que obedecen al interés de unos pocos”.

También le puede interesar esta nota de Noticias Caracol: La historia del hombre que ocho años atrás impulsó el teletrabajo en Colombia

Lo mismo manifestó Goebertus en su intervención en plenaria el pasado 18 de noviembre. “Por la puerta de atrás en la La ley de Turismo el Gobierno nos mete otro grupo de regalazos tributarios con exenciones adicionales en parafiscales, IVA e impoconsumo. Necesitamos es inversión en bienes y servicios públicos para el turismo”.

Por su parte, Ruby Chagui, senadora del Centro Democrático y ponente del proyecto, celebró la aprobación de la conciliación a través de su cuenta de Twitter: “¡Pasa a sanción presidencia el proyecto de Ley de Turismo! Aprobamos la conciliación de la iniciativa en Senado. Vamos a reactivar el turismo, esta ley tiene el propósito de hacerlo sostenible a través del fomento de su formalización, competitividad y reactivación”.

En el proyecto, que ahora pasa a sanción presidencial, se incluyeron temas como el principio de Accesibilidad Universal, medidas de mitigación y adaptación al cambio climático para minimizar la huella de carbono y la vinculación del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo en la iniciativa Mundial de Turismo y Plásticos, de la OMT.

Comparte en redes: