Corredor Calarcá-Cajamarca, en La Línea, se cerrará a partir del 27 de enero

Invias informó que los cierres serán nocturnos desde las 10 p.m. hasta las 5 a.m. con el objetivo de terminar las obras complementarias al Túnel de La Línea. La decisión afecta a cerca de 800 transportadores que transitan por ese corredor comercial durante la noche.

Mauricio Alvarado - El Espectador

El instituto Nacional de Vías, Invias, anunció este jueves 16 de enero que a partir del 27 de enero cerrarán durante la noche el corredor Calarcá-Cajamarca entre los kilómetros 15 y 45 en la zona ubicada en el Sector Intercambiador Américas. "Con la finalidad de garantizar la terminación del Túnel de la Línea y unas obras de construcción para garantizar la protección en cinco sitios críticos que tiene la carretera, estamos socializando una medida que se tomará desde el 27 de enero los días lunes, martes, miércoles y jueves entre las 10 p.m. y las 5 a.m", informaron.

De acuerdo con la entidad, el cierre estaba programado para diciembre, pero los transportadores pidieron aplazar la decisión. La medida se mantendrá hasta el 31 de julio de 2020, pero no aplicará en sábados, domingos, días festivos, Semana Santa ni en operación retorno. Las obras de construcción, que ponen en riesgo la transitabilidad e impiden la movilidad sobre el corredor, se tienen que llevar a cabo para poner al servicio el Túnel de la Línea en mayo de este año. El director de la entidad, Juan Esteban Gil, anotó que es claves aprovechar la temporada de verano para ejecutar las obras de estabilización de tres taludes en los sitios críticos de: Cinabrio, en el kilómetro 36; La Julia, en el kilómetro 42, y La Curva, en el kilómetro 46; también se realizará la construcción de un puente en el sector de Bermellón, en Tolima, y las conexiones viales del Intercambiador Américas, en el departamento del Quindío.

Lea: Túnel de la línea entrará en operación en segundo semestre de 2020

Invias también informó que se encuentran realizando campañas de socialización con las empresas, transportadores y autoridades para tener un plan de contingencia con el fin "de minimizar los impactos del cierre, pues este es el principal corredor comercial que tiene el país". La entidad señaló que por la vía transitan 5.000 vehículos al día y entre 600 a 800 vehículos en las noches. Durante las obras trabajarán 500 personas. 

Al respecto, Juan Miguel Durán, presidente presidente de Colfecar, manifestó: "el cierre anunciado obligará a restructurar las operaciones de los transportadores de carga que transitan por este corredor, por lo que esperamos que haya una adecuada coordinación por parte de todos los agentes relacionados con nuestro sector como generadores de carga, autoridades viales y municipales y operadores logísticos, entre otros, para reducir los efectos de dicha medida". También se mostró conscientesde la importancia que tiene esta obra para el desarrollo del país y el mejoramiento de su competitividad, "por lo que haremos todo lo que este a nuestro alcance para contribuir en su ejecución".

Lea: Túnel de La Línea lleva un avance de obras de 96 %

Para contribuir con la movilidad de los usuarios que se desplacen desde Ibagué, en el valle del río Magdalena, y hasta Armenia, en el valle del río Cauca, la ruta alterna será a través de la vía Manizales (Alto de Letras). En el caso de los vehículos livianos se recomienda también tomar como vía alterna la ruta Bogotá-Armero-Mariquita-Fresno-Manizales.

 
 

Tanto el túnel, como las dobles calzadas, estaban a cargo de la Unión Temporal Segundo Centenario, firma que perdió la concesión en noviembre de 2016. Luego de esto, se licitó nuevamente el túnel, que está en manos del Consorcio La Línea (conformado por Conconcreto y los Solarte) desde 2017. Además, el año pasado se adjudicaron también las obras complementarias en tres contratos por $620.000 millones, que representan vías de acceso y salida al túnel principal. Todo el conjunto de la obra contiene varias vías de doble calzada entre Cajamarca (Tolima) y Calarcá (Quindío) y unos 25 túneles, incluyendo el de La Línea.

Las obras permitirán un ahorro en los tiempos de viaje, pues se pasa de un recorrido de 48 kilómetros a 30. Esto significa que, para carga, el recorrido se reducirá en unos 90 minutos de viaje y para tráfico liviano unos 30 minutos.

Le puede interesar: El túnel de La Línea: en busca del tiempo perdido

Una vez esté listo todo el corredor, podrá ser utilizado por los vehículos que viajan de Buenaventura a Bogotá, mientras que de Bogotá a Buenaventura estará habilitada la vía antigua, pero en un solo sentido.

Originalmente, para todo el proyecto se pactó un presupuesto de $629.000 millones aproximadamente y, a julio de 2017, ese valor se ubicaba en $1,27 billones. Hoy, el costo calculado de la obra es de $2,9 billones.

900163

2020-01-16T16:30:41-05:00

article

2020-01-16T19:23:46-05:00

lucetyc_199

none

Redacción Economía.

Economía

Corredor Calarcá-Cajamarca, en La Línea, se cerrará a partir del 27 de enero

80

5515

5595