Publicidad
31 Dec 2021 - 2:00 a. m.

El desaliento de quienes están cansados de buscar trabajo

El desempleo continúa siendo uno de los grandes pendientes que deja la pandemia. Su impacto ha sido tal, que el DANE asegura es tendencia el desánimo entre quienes en repetidas ocasiones han mandado hojas de vida. ¿Qué hacer?
Diego Ojeda

Diego Ojeda

Periodista
GettyImages-1216087730
GettyImages-1216087730
Foto: Getty Images/iStockphoto - Pheelings Media

Aplicar a una oferta de trabajo se ha convertido en una odisea para cientos de miles de colombianos, quienes manifiestan sentirse desgastados de enviar hojas de vida, participar en procesos de elección y, por mucho, escuchar un “no nos llames, nosotros te llamamos”.

Incluso hay quienes ese desaliento los ha llevado al punto de renunciar a su esperanza de encontrar un trabajo, por lo que dejan de engrosar las filas de la fuerza laboral y pasan a hacerlo en las de la población inactiva. Según lo explicado por el director del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), Juan Daniel Oviedo, esta realidad ya es una tendencia en el país, y será uno de los puntos claves al momento de resumir lo más importante del desempleo en 2021.

Lea también: Desempleo en Colombia fue del 10,8 % en noviembre de 2021

En detalle, en noviembre de este año la población inactiva consolidó 16 millones de personas, las cuales son 588.000 más que las registradas en el mismo mes de 2020, y 1,7 millones por encima de las del mismo período de 2019. Sin embargo, tenga en cuenta que no todas son personas cansadas de buscar trabajo, de hecho, 5,6 millones son inactivas por motivos de estudio y 6,9 millones por dedicarse a oficios del hogar.

El resto (3,4 millones de personas) están en el grupo de Otra actividad, en el que se encuentra la población en condición de discapacidad, aquellos que dependen de una renta, pensionados o jubilados y, nuestros protagonistas, quienes nos les llama la atención o creen que no vale la pena trabajar. Aunque Oviedo prometió el desagregado de este grupo en el documento que resumirá 2021, anticipa que quienes sienten un desaliento ocupan un número importante y ya son tendencia.

Le puede interesar: Empresas que contraten adultos mayores tendrán beneficios tributarios

Mientras que en las mujeres el motivo de inactividad obedece más a oficios del hogar (con más de 6,4 millones de los 6,9 millones de personas dedicadas a esas labores), este desánimo estaría más marcado en la población masculina, pues en el rubro de Otra actividad su participación es más notoria (2 millones son hombres de los 3,4 millones de personas que integran este grupo).

Continuar con las políticas que facilitan el empleo (como el subsidio a la nómina) e implementar otras que las fortalezcan, sin dudas será uno de los grandes retos para 2022.

Recomendaciones para encontrar trabajo

Aunque este desaliento no necesariamente obedece a la falta de competencias que tienen las personas que aún no logran ubicarse laboralmente, sino más al coletazo que implicó el covid-19 en la destrucción de plazas de trabajo, hay algunas recomendaciones que podrían facilitar ese proceso, y no perder la esperanza.

En diálogo con El Espectador, Mengaana, una tuitera profesional en procesos de selección laboral que usa su cuenta para dar consejos, recomienda desarrollar una marca personal que haga que el aspirante se destaque de entre todos los competidores. Asegura que esto también le permitirá perfilarse y así dejar de emplear la infructífera estrategia de “disparar” para todos lados al momento de buscar trabajo.

Lea también: Mengaana: la tuitera que ayuda a conseguir trabajo a sus seguidores

Un acertado diseño de la hoja de vida, o currículum, también es importante. Explica que esta debe incluir datos que sean fáciles de entender para el reclutador, destacando aquellos que busca la empresa al hacer la convocatoria. Al momento de la entrevista, aconseja llegar informado sobre la empresa y el puesto al que se está aplicando, además de mantener un rol activo en la conversación, sin llegar a hablar más de la cuenta.

Brecha de género, otro reto para 2022

En Colombia, históricamente, el desempleo se ha marcado más en las mujeres que en los hombres. Según las tasas desestacionalizadas manejadas por el DANE, en noviembre este fue del 16,5 % para las mujeres y del 9,8 % para los hombres, por lo que la brecha es de 6,7 puntos porcentuales.

Desde 2020, y por la pandemia, esta se ha acrecentado, alcanzando un máximo en octubre de 9,5 puntos porcentuales, mientras que el dato para el mismo mes antes de la pandemia era de 4,7.

Los datos más recientes muestran una ligera mejora, en parte porque el desempleo en las mujeres ha bajado paulatinamente, mientras que en los hombres se ha estancado, e incluso desde septiembre comenzó a incrementar. El reto sigue siendo considerable, más allá del agravante que trajo consigo la pandemia.

La promesa de que el desempleo vuelva a un dígito

Desde diciembre de 2019 no se ha registrado una tasa de desempleo de un dígito. La más baja ha sido la comunicada por el DANE para noviembre de 2021, del 10,8 %. Ante este panorama, el ministro de Trabajo, Ángel Custodio Cabrera, prometió que antes de que finalice el gobierno de Iván Duque el desempleo del país volverá a estar por debajo del 10 %.

Aquí es complicado hacer tales afirmaciones, pues por ejemplo un resurgir del paro nacional podría afectar considerablemente este pronóstico, el director del DANE también cree que “seguramente volveremos a ver tasas de un solo dígito en los próximos meses”. Asimismo, argumenta su respuesta al explicar que en 2021 se ha visto que el desempleo ha disminuido, en promedio, 0,3 % cada mes. También está la influencia de las estacionalidades, por lo que de momento sigue siendo prematuro asegurar cuándo se registrará ese logro.

Aunque la meta se ve cerca, el reto sigue siendo grande, pues al país le hace falta sacar a 321.000 personas del desempleo, y recuperar cerca de un millón de puestos de trabajo para igualar las cifras de 2019. La meta para 2022 será la de generar más trabajo.

Síguenos en Google Noticias