Publicidad
4 May 2022 - 8:24 p. m.

Empleados quieren semana de cuatro días, pero pocos la ofrecen

Es más probable que las empresas aumenten el tiempo libre remunerado o den a los trabajadores más flexibilidad en cuanto a la hora de empezar y terminar el trabajo cada día.
Todo el mundo habla de la semana laboral de cuatro días, pero casi nadie lo hace.
Todo el mundo habla de la semana laboral de cuatro días, pero casi nadie lo hace.
Foto: Archivo

Todo el mundo habla de la semana laboral de cuatro días. Pero, al menos hasta ahora, casi nadie lo hace.

En una encuesta realizada por Gartner Inc., los ejecutivos consideraron que la reducción de la semana laboral era la estrategia de contratación y retención más deseada, pero solo el 6% de esos mismos altos líderes dijeron que la estaban implementando o que planeaban implementarla en su organización. En cambio, es más probable que las empresas aumenten el tiempo libre remunerado o den a los trabajadores más flexibilidad en cuanto a la hora de empezar y terminar el trabajo cada día.

Para más información: La producción de café colombiano cayó 7 % en abril

La encuesta, realizada a fines de abril, reveló que los ejecutivos temían más una pérdida de productividad si cambiaban a estrategias basadas en el tiempo, como la semana laboral de cuatro días, que ha sido probada en empresas nuevas y también en algunos grandes empleadores, como Cisco Systems Inc. y Unilever Plc.

Los resultados surgen justo cuando los legisladores de California archivaron una propuesta para instituir una semana laboral de cuatro días en todo el estado para los empleados por hora, lo que demuestra lo difícil que podría ser la adopción generalizada de la medida. Mientras que algunos experimentos con semanas laborales más cortas, como uno en Islandia, dieron como resultado una mayor productividad y una reducción del estrés, otros han sido mixtos, y grupos empresariales como la Cámara de Comercio de California se oponen firmemente. Los estadounidenses trabajan jornadas más largas y toman menos tiempo libre que la mayoría de los países desarrollados.

El debate sobre los cuatro días también ofrece una mirada a la desconexión entre lo que los empleados buscan en el lugar de trabajo y lo que los gerentes están dispuestos a ofrecer, exponiendo fallas en temas como la eficacia del trabajo remoto, los beneficios para los empleados y los aumentos salariales en un momento de inflación desatada.

Para las empresas que están probando alguna variación de la semana laboral de cuatro días, la flexibilidad y la retroalimentación son fundamentales. La prueba de Cisco comenzó a principios de este año con empleados de su departamento de recursos humanos, y consiste en dos fases de ocho semanas. Una fase incluye jornadas de 10 horas, cuatro días a la semana, y la segunda incluye tener un viernes libre cada dos. Posteriormente, Cisco examinará los datos y encuestará a los empleados para ver qué método funcionó mejor. Fran Katsoudas, directora de Personas, Políticas y Propósito de Cisco, dijo que la participación de los empleados en la prueba fue aproximadamente el doble de lo que esperaba, y que ha recibido consultas de líderes de otros departamentos sobre su expansión.

También le puede interesar: Las implicaciones para el mundo de que la UE renuncie al petróleo ruso

“Nuestra gente está dispuesta a probar cosas nuevas y diferentes”, dijo en una entrevista el mes pasado. “Creo que, con estas nuevas formas de trabajar, se trata de tratar de descubrir cómo hacer que funcione con todo lo demás que sucede en tu vida”.

💰📈💱 ¿Ya te enteraste de las últimas noticias económicas? Te invitamos a verlas en El Espectador.

Síguenos en Google Noticias