Publicidad

Artesanía de lujo que le apuesta a la diversidad y a la sostenibilidad

Trabajan de la mano de familias campesinas de distintos municipios de Boyacá, transformando colores, texturas, fibras y todo aquello que la naturaleza y diversos ecosistemas permiten transformar.

Tatiana Gómez Fuentes
02 de mayo de 2023 - 04:20 p. m.
Ella es Carolina Álvarez, la emprendedora detrás de Lana Virgen.
Ella es Carolina Álvarez, la emprendedora detrás de Lana Virgen.
Foto: bycriloz

“Uno de nuestros objetivos para el 2023 en el mercado de lujo es permitir e incentivar que hombres y mujeres definan la belleza en sus propio términos, lejos de los estereotipos y clichés de belleza tradicionales. Actualmente en Lana Virgen contamos con un canal de comercio electrónico que nos permite acercarnos al 40 % de nuestros clientes potenciales.

En el año 2022 cerramos con más de 200 clientes activos en nuestra marca de lujo y somos mas de 45 familias entre hombre y mujeres de todas las edades, entre ellos artesanos, hilanderos, tejedores, sastres, modistas, profesores del SENA especialistas en marroquinería y ayudantes de marroquineros con discapacidad auditiva y asociados”, así empieza a contarnos su historia en 23 preguntas para emprendedores y sus emprendimientos Carolina Álvarez, la directora creativa de la marca Lana Virgen, un emprendimiento donde la innovación y la transformación son los hilos que tejen país en el mercado. Hablamos con ella y esta es su historia:

1. ¿Cuántos años tengo? ¿Qué estudié?

Tengo 38 años y estudié Administración Financiera.

2. ¿Cuál fue mi idea y cuándo nació? ¿Qué fue lo que creé?

Esta idea nació a comienzos del año 2020 en una de mis visitas a Boyacá. Me encontré con un grupo de artesanos que con mucho amor inyectaban sus saberes ancestrales a todo el proceso de la lana y era absolutamente desconcertante ver cómo esas habilidades no eran reconocidas ni valoradas.

Al darme cuenta de que no podía simplemente “desconocer” lo que ahora sabía, sentí una responsabilidad y un propósito que no podía ignorar. Las mochilas son para mi una extensión del cuerpo, y la lana era la materia prima por excelencia de la que disponía en ese momento, así que crear y catalogar las mochilas como uno de los aspectos más visuales de la expresión personal era mi nuevo proyecto.

Crear piezas-mochilas de lujo y hacer visible nuestra cultura fue mi propósito y ahora mi proyecto.

3. ¿Cómo logré hacerla realidad y llevarla a los hechos?

Lograr la pieza final nos tomó alrededor de un año. Durante ese tiempo conocimos todo el proceso de la lana, desde el esquilado, escarminado, torcido, evanador hasta llegar al telar. Conocimos la importancia del corte anual del vellón o lana a la oveja y trabajamos de cerca conociendo las necesidades de los artesanos y demás hechos relevantes que hicieron posible nuestra marca.

Realizamos pruebas con lana hilada en diferente tipo de calibre, buscamos los telares apropiados armando las urdimbres y tramas más precisas para nuestras telas. Lograr nuestras telas nos tomó varios meses haciendo ensayos de prueba y error, luego de esto, buscamos los ojos de los sastres, modistas y marroquineros que nos apoyaran en el proceso para revisar el comportamiento de la unión entre la lana y el cuero, identificamos los herrajes colombianos que se adaptarían a nuestros procesos y en ese instante hicimos realidad nuestra primera pieza de lujo.

Definitivamente para hacer realidad las ideas hay que creer y crear lo que queremos ver. En lo posible he tratado de no dejar una piedra sin voltear. Llegar a donde estamos hoy requirió de mucha disciplina, trabajo en equipo, curiosidad, persistencia, tenacidad y todavía tenemos mucho trabajo por hacer.

Si está buscando más historias de emprendimientos, sus creadores y creadoras están aquí, en Emprendimiento y liderazgo de El Espectador.

4. ¿De dónde saqué la plata para ponerla a andar y cómo la pagué?

Mi familia siempre me ha apoyado, sin embargo, los recursos han venido de todas partes. Aleatoriamente, he tenido ideas de negocio (unas buenas, otras no tanto) que han apoyado un poco toda la inversión hecha, siempre recomiendo tener ingresos adicionales, no importa si son grandes o pequeños, cuando tienes una idea innovadora de negocio, estos ingresos apalancaran de alguna manera tu proyecto.

Confieso que en ocasiones hasta las tarjetas de crédito que entregan con facilidad en cualquier supermercado han sido patrocinadoras también de mis ideas. Generalmente, planeo la producción de determinadas piezas, dentro de esta planeación armo un presupuesto con un escenario positivo y otro negativo, esto me permite programar los pagos de mis obligaciones.

5. ¿Qué estoy logrando con mi emprendimiento? ¿Qué estoy cambiando con mi idea?

Cuando leo la palabra emprendimiento siento que debería contemplarse la idea de refrescarla y remplazarla por innovación.

Hemos logrado muchos avances. La cadena de producción de Lana Virgen fue creada para una economía circular, se construyó sobre principios comerciales modernos de comunidad y transparencia. Cada decisión ha sido guiada por un sistema de valores basado en tres pilares: bienestar humano, animal y ambiental. Este proceso del cual llevamos poco nos ha enseñado más de lo que jamás imaginamos, estamos convencidos de que el trabajo en equipo es el resultado de un increíble esfuerzo entre nuestros colaboradores, comunidades y demás grupos de interés.

6. ¿Soy feliz?

Claro que sí, soy feliz. Amo profundamente lo que hago, tengo el título de mujer feliz. Existe un acuerdo válido vigente que da este título y para alcanzarlo lo único que necesité fue disfrutar al máximo mi propio proceso.

7. ¿Vendería mi emprendimiento, mi empresa?

La posibilidad de vender Lana Virgen, no la he contemplado. En este momento tengo un camino largo por descubrir y estoy comenzando. Tengo un propósito gigante, nuestra misión es crear una empresa verdaderamente sostenible y compasiva que involucre a los grupos de interés y a toda la cadena de producción.

8. ¿Qué tan duro fue para mí emprender?

Más que “duro” siento que ha sido uno de los procesos de vida que más me han generado valor, está midiendo constantemente mi propia capacidad de resiliencia, paciencia y perseverancia. Considero que mientras logras estabilizar tus ventas, una de las cosas mas difíciles al comienzo, es medir si a la gente le gusta lo que estas vendiendo.

Afortunadamente mientras mi marca comenzaba a consolidarse, la crianza que me dieron mis papas jugaba un papel fundamental en este proceso, su ejemplo de persistencia y tenacidad han sido claves en este camino para afrontar algunos inconvenientes.

9. ¿Cumplí mi sueño? ¿Qué me hace falta?

Tengo muchos sueños, abrir mercado en Europa y EEUU es uno de ellos; también he cumplido otros y transformado otros tantos. Me siento muy feliz con lo que la vida me da. La vida es mi mejor lección y por eso transito orgullosa de quien soy no siento que me falte nada.

Lea también: La bióloga que endulza la vida de los colombianos con un negocio de postres

10. ¿Y ahora qué? ¿Qué sigue?

Viene un camino largo. La lana en Boyacá y en general de Colombia viene de ovejas “mixtas”, compuestas por pequeños rebaños que aunque son cuidadas con esmero por sus dueños, sin duda requieren apoyo para una alimentación equilibrada y procesos sostenibles. Este apoyo sin duda beneficiará la calidad de vida de los artesanos generando valor compartido.

Somos conscientes en lo rigurosos que debemos seguir siendo en nuestra investigación e inflexibles en nuestros estándares. Planteamos en nuestra visión crecer de tal manera que podamos implementar todo el proceso de la lana responsable que beneficie la calidad de vida de los rebaños y de los artesanos

Vienen piezas increíbles trabajadas con un equipo de diseño fenomenal.

11. ¿Mi emprendimiento es escalable?

Sí, entendiendo el concepto escalable como la capacidad que tiene una empresa para adaptarse a los cambios del mercado, sin perder valor y aumentar la producción, sin aumentar los costos empresariales podría decir que Lana Virgen es eso y mucho más.

Si me permiten describir a Lana Virgen para mí es un gran puente soportado por tres pilares: la calidad, la comunicación con el cliente y la sostenibilidad. La base sólida o estribo está compuesta por los proveedores de la lana, la relación profunda con el artesano, el apoyo a su gestión para mejorar su productividad, la recolección efectiva y eficiente para recoger la lana, marroquineros capacitados y buenas prácticas.

Gracias a esto garantizaremos producciones de alta calidad para llegar al resto del mundo.

12. Para crecer, ¿recibiría inversión de un desconocido? ¿Le cedería parte de mi empresa?

Lana Virgen es una marca que involucra a una enorme cadena de producción, y así como nos gusta crear nuestras propias cadenas de suministro de la lana y cuero reitero que somos conscientes en lo rigurosos que debemos seguir siendo en nuestra investigación e inflexibles en nuestros estándares, espíritu y valores.

Para evaluar un escenario como el que me plantea contemplaríamos entre otros factores importantes las garantías no negociables para dar continuidad a la ejecución de buenas prácticas basadas en nuestros valores, de tal manera que sigamos garantizando una marca de artesanía de lujo sostenible en el tiempo.

13. ¿Qué no volvería a hacer?

Dudar.

14. ¿Quién me inspiró? ¿A quién me gustaría seguir?

Me inspiraron todos los artesanos de Boyacá y del mundo. También Mario Hernández, Loewe, Louis Vuitton.

15. ¿Fracasé en algún momento? ¿Pensé en tirar la toalla?

En muchos momentos.

Visite la sección de Emprendimiento y Liderazgo de El Espectador

16. ¿Hago parte de algún tipo de comunidad que me ayuda en este camino de emprender?

Hago parte de Dinamic, unos de los Show Room de marcas colombianas más grandes del país. Dinamic es mucho mas que una comunidad, es un espacio diferente que crea sinergia entre marcas, aprendizaje, trabajo en equipo y todo lo que cualquier marca necesita para crecer.

Hacemos parte también de la marca SoyBoyacá quienes promueven las marcas y la apertura de mercados.

17. ¿Lo que estoy haciendo trasciende? ¿Podrá impactar a nuevas generaciones?

En nuestro acuerdo por la sostenibilidad le apostamos al cambio, a las nuevas generaciones, a la inclusión y a la diversidad. Las marcas que en los próximos años tengan solamente sostenibilidad financiera sin la social y ambiental, no van a sobrevivir ya que no existirán clientes que consuman sus productos, ni existirán bancos que los financien.

Trasformar juntos el consumo local y responsable, motivar la empatía y promover la inclusión es responsabilidad de todos. Esta es la manera como impactamos las nuevas generaciones. Dichas generaciones evolucionaran hacia una economía y sociedad mas moderna e inclusiva con el objeto de convertirse en una sociedad mas productiva e innovadora.

18. ¿Cómo me veo en 10 años y cómo veo a futuro mi emprendimiento, mi empresa?

Me veo quizás con un pequeño rebaño cuidado por nosotros mismos, a Lana Virgen la veo como una organización sostenible que crea valor a mediano y largo plazo ofreciendo productos de calidad, cuidando el medio ambiente, evitando el desperdicio de agua, socialmente responsable y sosteniendo en el tiempo las buenas relaciones con los colaboradores, proveedores y demás grupos de interés.

19. ¿Qué papel han jugado mi familia y mis amigos?

Mi esposo Luis y mi hijo Joaquín han sido mi principal motivación. Ellos dos son fundamentales en mi vida, su incondicionalidad y apoyo permanente han permitido que lleguemos hasta aquí.

Sígale la pista: “El futuro de la panadería está en el pasado”: Irving Quiroz

20. Yo lo logré. ¿Ayudaría a otros emprendedores a que lo logren?

Me encantaría, he tenido muchos momentos en que las cosas no salen como yo quisiera y es justo ahí donde necesitamos otra perspectiva que nos permita no dejar de lado nuestros sueños.

21. ¿Qué papel jugó mi equipo? ¿Quién es?

Ellos son la columna vertebral de Lana Virgen, es un equipo grande constituido por artesanos y artesanas, hilanderos, tejedores, sastres, modistas y marroquineros; Sué Crew Studio en la parte creativa, web, branding y digital y Mind Group apoyando dicha estrategia

22. ¿Cuál es mi sello personal? ¿Qué me diferencia del resto?

Mi sello personal es la ejecución y me diferencia del resto la estrategia con la que ejecuto. Es por esta razón que en Lana Virgen somos una marca inclusiva, sostenible y socialmente responsable.

- Somos versatilidad sostenible adaptada a prácticas artesanales de lujo que reflejan un estilo cosmopolita de vida.

- Somos un sistema de comunicación constituido por 3 elementos: mochila, cuerpo y esencia constituido para transmitir un mensaje. Lana Virgen es nuestro segundo idioma.

23. ¿Qué he aprendido de todo esto?

He aprendido que todos los días estamos dejando un legado o estamos descubriendo una nueva parte de él. Estar en el momento presente, de eso se trata la vida.

Si conoce historias de emprendedores y sus emprendimientos, escríbanos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com). 👨🏻‍💻 🤓📚

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar