14 Oct 2021 - 4:00 p. m.

Crearon una marca de jeans fabricada por madres cabeza de familia

El emprendimiento, que va creciendo con fuerza, actualmente cuenta con aproximadamente 600 colaboradores directos e indirectos, donde más del 80 % son mujeres. Además emplea jóvenes y personas en condición de discapacidad. Un negocio con impacto social que fomenta la inclusión.

“Hemos sido testigos de historias de vida muy lindas de nuestros trabajadores: Andrea compró su lote y hoy lo está edificando, Alejandro actualmente vive en su apartamento propio, Gina está a puertas de ver graduar a su hijo de la universidad, Jimmy está viendo materializar el sueño de niñez de su hija de ser parte de la Policía Nacional, Jeison hoy es ingeniero mecatrónico, toda su carrera la hizo en la noche mientras trabajaba en el día cómo vendedor en uno de nuestros puntos de venta”, dice Yulimet Clavijo, una de las creadoras del emprendimiento Er- White.

En 23 preguntas para emprendedores y sus emprendimientos, Clavijo nos cuenta cómo nació su idea de negocio, los obstáculos a los que se tuvo que enfrentar y el papel de su familia en la construcción de este sueño.

1. ¿Cuántos años tengo? ¿Qué estudié?

Yulimet Clavijo, 39 años, Ingeniería Telemática

Rubén Villegas, 38 años, Diseño de Modas

2. ¿Cuál fue mi idea y cuándo nació? ¿Qué fue lo que creé?

Todo inició cuando a principios del año 2006, mi esposo y yo, una pareja de soñadores, con todo el ímpetu y la necesidad de consolidar un proyecto de vida, decidimos crear un negocio que tuviera un gran potencial y que nos permitiera dibujar ese amor por el diseño y la moda, que siempre nos ha caracterizado.

Así nació Er- White, una marca de jeans levanta cola. A partir del año 2007 creamos jeans exclusivamente para mujeres, estos pantalones son fabricados por madres cabeza de familia que hacen parte de nuestro equipo de trabajo, líderes que se apasionan diseñando, confeccionando y haciendo país.

3. ¿Cómo logré hacerla realidad y llevarla a los hechos?

Te lo resumo en diez letras T-R-A-B-A-J-A-N-D-O, afrontando cada adversidad que nos íbamos encontrando en el camino, decidimos dejar a un lado las cosas negativas y solo nos enfocamos en cosas que nos ayudarán a crecer. El conocimiento y la formación educativa han sido pilares muy importantes en nuestro crecimiento.

Si está buscando más historias de emprendimientos, sus creadores y creadoras están aquí, en Emprendimiento y liderazgo de El Espectador.

4- ¿De dónde saqué la plata para ponerla a andar y cómo la pagué?

Con la liquidación de los dos, un préstamo que nos hizo mi tío y ahorros personales.

5- ¿Qué estoy logrando con mi emprendimiento? ¿Qué estoy cambiando con mi idea?

Estamos generando empleos dignos y de calidad, haciendo país. Los emprendedores trabajamos y nos esforzamos por mejorar el mundo en el que vivimos a través de ideas de negocio transformadoras, muchas de ellas con un importante impacto social, fomentamos la inclusión y buscamos mejorar la calidad de vida de las personas a nuestro alrededor.

6 ¿Soy feliz?

Somos muy felices porque hemos aprendido a disfrutar este hermoso proceso, más del 70% de las personas que hoy hacen parte de nuestra nómina, empezaron con nosotros a construir esta empresa que hoy es una familia. Con orgullo podemos decir que hemos dado esa primera oportunidad que tanto se anhela cuando se es joven, y se empieza en el mundo laboral.

Hemos sido testigos de historias de vida muy lindas de nuestros trabajadores: Andrea compró su lote y hoy lo está edificando, Alejandro actualmente vive en su apartamento propio, Gina está a puertas de ver graduar a su hijo de la universidad, Jimmy está viendo materializar el sueño de niñez de su hija de ser parte de la Policía Nacional, Jeison hoy es ingeniero mecatrónico, toda su carrera la hizo en la noche mientras trabajaba en el día cómo vendedor en uno de nuestros puntos de venta.

7. ¿Vendería mi emprendimiento, mi empresa?

No es algo que tengamos contemplado.

8. ¿Qué tan duro fue para mí emprender?

Siempre que empiezas un proyecto nuevo tienes que tener claro que te vas a encontrar con adversidades y nosotros no hemos estado exentos. Todos alguna vez en la vida nos hemos equivocado pero lo que pasa después de esto es lo que realmente importa, lo que somos ahora, lo que quedo de todas esas caídas. Solamente piensa que cada uno de nosotros es quien tiene el poder de elegir el camino por el que va a transitar, hay que trabajar duro para demostrar que elegiste el mejor.

Puede interesarle este emprendimiento: Una empresa que ayuda a ahorrar energía para aportar al desarrollo sostenible

9 ¿Cumplí mi sueño? ¿Qué me hace falta?

Soñamos toda la vida con tener un proyecto de vida sostenible y perdurable en el tiempo que nos permitiera transformar vidas, brindar seguridad, ser apoyo y facilitadores de sueños, proyectos y metas. Hoy podemos decir con total tranquilidad que todas las personas que han necesitado de nosotros siempre han encontrado una mano amiga.

10. ¿Y ahora qué? ¿Qué sigue?

Nuestra siguiente meta es la internacionalización de la marca, estamos trabajando en la creación de nuevos productos, ampliando nuestro canal de comercialización investigando e innovando, esto nos dará la posibilidad de seguir creando empleos y dando nuevas oportunidades a tantos jóvenes que quieren ingresar al mercado laboral.

11. ¿Mi emprendimiento es escalable?

Claro que sí, el mundo de los jeans es amplio y nos permite diversificar sin problema.

12. Para crecer, ¿recibiría inversión de un desconocido? ¿Le cedería parte de mi empresa?

No podemos cerrarnos a nuevas posibilidades pero es algo que a la fecha no hemos contemplado.

13. ¿Qué no volvería a hacer?

No nos arrepentimos de nada porque todos los golpes, problemas o adversidades que hemos enfrentado nos han enseñado a verlos como maestros, nos hemos enfocado en aprender lo que tenían para enseñarnos y gracias a eso hoy contamos con una empresa sólida.

14. ¿Quién me inspiró? ¿A quién me gustaría seguir?

Nuestras madres han sido y serán siempre nuestra mayor fuente de inspiración, mujeres luchadoras, abnegadas, trabajadoras, capaces de cumplir sus sueños, una mujer que se cae y se levanta, una mujer real, fuerte, valiente, por encima de sus posibilidades. Aún hoy, en ellas, encontramos regocijo y fuerza cuando creemos que ya no podemos más.

Visite la sección de Emprendimiento y Liderazgo de El Espectador

15. ¿Fracasé en algún momento? ¿Pensé en tirar la toalla?

En el primer trimestre de la pandemia pensamos que se iba acabar nuestra empresa, decíamos: ‘nos quedamos sin negocio, no tenemos un producto de primera necesidad’. Pero también nos dimos cuenta que vivimos en un mundo de cambios drásticos y acelerados y nos tocó aprender que quien no se adapta a estos cambios tiende a desaparecer, entonces de la mano de las herramientas tecnológicas y nuevas alianzas comerciales hemos logrado crecer, consolidarnos, restablecernos y sabemos que hoy en día somos más sólidos de lo que pudimos ser antes de pandemia.

16. ¿Hago parte de algún tipo de comunidad que me ayuda en este camino de emprender?

Ninguna.

17. ¿Lo que estoy haciendo trasciende? ¿Podrá impactar a nuevas generaciones?

Desde nuestra experiencia personal Er-White es un claro ejemplo de que hay que creer y luchar por nuestros sueños y que el mejor momento para emprender es cuando quieras, estoy convencida que todos tenemos el potencial de hacer cosas increíbles y hoy más que nunca tenemos a nuestro alcance todas las herramientas necesarias para lograrlo.

Nos estamos enfocando en adquirir conocimiento que nos permita trascender y adaptarnos a las nuevas generaciones teniendo en cuenta sus necesidades, gustos y preferencias.

No deje de leer :Creó una bebida que rescata los frutos del Amazonas

18. ¿Cómo me veo en 10 años y cómo veo a futuro mi emprendimiento, mi empresa?

Seremos una gran compañía donde prime un modelo de trabajo donde nuestros colaboradores puedan lograr un balance entre crecimiento profesional y personal. Representaremos a Colombia a nivel mundial con nuestro producto, y lograremos que reconozcan el trabajo y la mano de obra de nuestra gente y la calidad de un producto 100% colombiano. Creemos firmemente que tener una prenda con un look cool y de calidad superior no debe ser precisamente inalcanzable en términos de precio. Por eso nuestro producto tiene el componente de obsesión por la calidad al mejor precio.

19. ¿Qué papel han jugado mi familia y mis amigos?

La familia es el motor de nuestra vida y tener a Dios es una bendición presente en cada una de nuestras decisiones. Sabemos que no hay obstáculo que no hayamos podido sortear porque hemos contado con su apoyo, el de nuestros amigos y la convicción de que vale la pena luchar por nuestras metas.

20. Yo lo logré. ¿Ayudaría a otros emprendedores a que lo logren?

Totalmente. Lo hacemos a diario directa e indirectamente tanto en las personas que actualmente nos colaboran, mientras terminan sus carreras o están ahorrando para emprender su propio negocio, como con quienes se inspiran al escuchar nuestra historia de vida. Somos catalizadores de emprendimientos.

21. ¿Qué papel jugó mi equipo? ¿Quién es?

El talento humano es el pilar fundamental de toda empresa, nosotros actualmente contamos con más de 600 colaboradores directos e indirectos donde más del 80 % somos mujeres, madres cabezas de familia, jóvenes entre los 21 y 28 años y personas en condición de discapacidad.

22. ¿Cuál es mi sello personal? ¿Qué me diferencia del resto?

Creer es nuestro sello persona. Nos diferencia que trabajamos diariamente en la mejora constante de nuestro producto, investigamos, creamos, desarrollamos, todo con el fin de estar a la vanguardia y proporcionarles a nuestras clientas un producto que satisfaga todas sus expectativas de verse bellas y seguras en el momento de usar nuestros jeans. Nos caracterizamos por la renovación constante de diseños, 12 colecciones al año, 40 referencias por colección, 4 mini colecciones al mes, 10 a 14 diseños por semana en nuestras 5 líneas de producto (Active, Citizen, Ultra Touch, Malibú y Artisan).

23. ¿Qué he aprendido de todo esto?

Con certeza podemos deducir que a veces olvidamos lo frágil que es la vida y lo importante que es agradecer. A menudo nos levantamos pensando en lo que no tenemos, pero no nos detenemos a disfrutar lo que con esfuerzo hemos conseguido. No está mal ser ambicioso y tener sueños pero que eso no distraiga tu camino, hay que gozar el proceso. A pesar del tsunami de emociones que hemos vivido en estos últimos 18 meses debemos rescatar lo positivo de este año, porque muchos de nosotros perdimos seres queridos, algunos cerraron definitivamente sus empresas y otros aún luchan por mantenerlas a flote, pero sé que si hoy aún estoy aquí es porque Dios tiene un propósito más grande para mí en la vida.

Es por eso que puedo decir ahora: es momento de dejar atrás las cosas que no te aportan, que no te enriquecen como ser humano y empezar a forjar una vida con propósito, que los años que te queden sirvan para dejar huella en las personas que tienes a tu alrededor. Nosotros trabajamos a diario para que nuestras cuatro hijas dejen un mundo mejor del que encontraron.

Si conoce historias de emprendedores y sus emprendimientos, escríbanos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com).

Comparte: