Publicidad
24 Mar 2022 - 1:58 p. m.

Crearon una marca de miel de abejas que promueve la apicultura con responsabilidad

Laura y Carlos son dos amigos que decidieron apostarle a la creación de una empresa de impacto social y ambiental, que se enfoca en la comercialización de productos derivados de la miel de abeja cruda en el sector gastronómico y cosmético. Fortalecen además a los productores del sector apícola colombiano, creando valor agregado para sus productos acercándolos al consumidor final.
Laura Trujillo y Carlos Orozco son los creadores de 'Bi Abejas', una idea de negocio que promueve la apicultura responsable.
Laura Trujillo y Carlos Orozco son los creadores de 'Bi Abejas', una idea de negocio que promueve la apicultura responsable.
Foto: Cortesía Bi Abejas

“Nos interesamos por la apicultura y nos enamoramos del mundo de las abejas y poco a poco fuimos descubriendo que en Colombia existía un gran desconocimiento sobre la miel y que era un sector que podía ser explorado en el campo colombiano. Nos dedicamos a buscar, mapear y encontrar distintos tipos de mieles crudas 100% naturales y a entender qué las hacía tan especiales para que todos los colombianos las pudieran conocer y consumir, creyendo siempre en el impacto positivo de las abejas y la apicultura para el medio ambiente”, así resumen su idea de negocio Laura y Carlos, dos amigos que encontraron en la miel de abejas una oportunidad para crear empresa con impacto social y ambiental. Hablamos con ellos en 23 preguntas para emprendedores y sus emprendimientos y esto fue lo que nos contaron:

1. ¿Cuántos años tengo? ¿Qué estudié?

Bi Abejas nace como un proyecto entre dos grandes amigos:

Carlos Orozco 38 años, nacido en Manizales. Publicista que jamás se dedicó a la publicidad, pero se convirtió en fotógrafo para luego enamorarse de Bi Abejas y convertirla en una empresa con impacto social y ambiental.

Laura Trujillo 35 años, Artista Plástica, hizo una maestría en Arte, espacio y naturaleza lo que la llevó de forma sorpresiva a terminar dedicando su vida a Bi Abejas, contándole a las personas lo que hacemos con tanto amor en Bi Abejas.

2. ¿Cuál fue mi idea y cuándo nació? ¿Qué fue lo que creé?

Comenzó en 2017 pero fue hasta 2020 que nos constituimos como una empresa de bienestar e interés colectivo (BIC).

En primer lugar, nos interesamos por la apicultura y nos enamoramos del mundo de las abejas y poco a poco fuimos descubriendo que en Colombia existía un gran desconocimiento sobre la miel y que era un sector que podía ser explorado en el campo colombiano. Nos dedicamos a buscar, mapear y encontrar distintos tipos de mieles crudas 100% naturales y a entender qué las hacía tan especiales para que todos los colombianos las pudieran conocer y consumir, creyendo siempre en el impacto positivo de las abejas y la apicultura para el medio ambiente.

3. ¿Cómo logré hacerla realidad y llevarla a los hechos?

Con mucho trabajo y pasión, ha sido un reto en muchos sentidos. El trabajo debe ser constante y hay que siempre tener muy claro hacia dónde vamos y a dónde queremos llegar. Todos lo días hay que trabajar con la mejor energía para poder hacer realidad este sueño.

Si está buscando más historias de emprendimientos, sus creadores y creadoras están aquí, en Emprendimiento y liderazgo de El Espectador.

4. ¿De dónde saqué la plata para ponerla a andar y cómo la pagué?

Inicialmente pusimos una pequeña inversión y luego comenzamos a explorar varias formas de financiación, esto fue gracias a que participamos en un programa para emprendedores de la Universidad de los Andes, esto nos puso a pensar en Bi Abejas como algo más grande. A partir de ese momento comenzamos a buscar un ángel inversionista y fue cuando apareció un gran amigo que desde el día uno ha creído en el proyecto, logrando así que hiciera una inversión, eso nos ha ayudado a crecer mucho. Este año esperamos entrar a una ronda de inversión más grande.

5. ¿Qué estoy logrando con mi emprendimiento? ¿Qué estoy cambiando con mi idea?

Estamos logrando que el sector apícola de Colombia tenga mucho mas alcance, asimismo visibilizamos el trabajo de asociaciones de apicultores en diferentes regiones de Colombia, llevándoles a los colombianos una alternativa saludable para su alimentación, además de fortalecer un sector que tiene muchísimas posibilidades endulzando la vida de todos.

6. ¿Soy feliz?

Somos muy felices, a pesar de los momentos duros que tienen que vivir todos los emprendedores, no existe mayor satisfacción que trabajar en algo en lo que crees y que además esta ayudando a transformar las vidas de muchas personas involucradas en la cadena de valor de Bi Abejas.

7. ¿Vendería mi emprendimiento, mi empresa?

No estamos cerrados a las posibilidades de que más personas entren como socios a Bi Abejas, sin embargo, sentimos que como cofundadores somos las personas que realmente conocemos y entendemos a Bi Abejas. Todavía tenemos mucho que ofrecer, sin embargo, si el momento toca nuestra puerta, tendremos que revisarlo.

8. ¿Qué tan duro fue para mí emprender?

Creemos que emprender esta lleno de retos y sacrificios, y que además es un proceso muy emocional. Quien dijo que en los negocios no debe haber emociones es porque jamás ha emprendido. En un emprendimiento se ponen a prueba muchas cosas, amistades, habilidades, conocimientos e inteligencia práctica y emocional. Es difícil, pero al mismo tiempo es maravilloso trabajar en algo que uno sueña y que uno mismo creó.

9. ¿Cumplí mi sueño? ¿Qué me hace falta?

¡Uy no! Aún nos falta mucho, hemos recorrido un buen camino, pero tenemos sueños muchos más grandes para Bi Abejas. Queremos abrir mercados internacionales, apoyar proyectos apícolas en todas las regiones del país, ser una B-Corp. reconocida internacionalmente, generar muchos más empleos… mejor dicho creemos que en BI siempre tendremos sueños por cumplir y siempre estaremos repensándonos para crecer más y de la mejor manera posible.

También puede leer: La familia que basa su emprendimiento en el turismo comunitario en Guaviare

10. ¿Y ahora qué? ¿Qué sigue?

Seguir trabajando, conseguir más inversión, seguir investigando y catalogando las mieles de Colombia, seguir apoyando asociaciones, seguir trabajando en pro de la sostenibilidad… mucho más trabajo.

11. ¿Mi emprendimiento es escalable?

Claro que sí, además de miel también hemos comenzado a incurrir en la industria cosmética derivada de las abejas que es otro segmento muy interesante. Nos interesa mucho innovar y como lo mencionamos anteriormente seguir investigando y apoyando todos los desarrollas posibles en el sector.

12. Para crecer, ¿recibiría inversión de un desconocido? ¿Le cedería parte de mi empresa?

Creemos que una búsqueda de inversión no debe ser solo una búsqueda de dinero. Un inversionista además de capital debe traer algo más a la mesa, así fue con nuestro ángel inversionista, aportó dinero y contribuye con su conocimiento y acompañamiento, eso es parte esencial del equipo.

Creemos que esto es vital en cualquier inversión que se busque, pues al obtener parte de una empresa esa persona también tiene la posibilidad de tomar decisiones y si no hay un buen entendimiento y unos ideales parecidos puede llegar a ser muy contraproducente para cualquier emprendimiento.

13. ¿Qué no volvería a hacer?

A poner precios a ojo, es muy importante tener en cuenta todos los costos de los productos y entender también los precios de la competencia, creemos que un buen ejercicio de pricing es importantísimo a la hora de emprender. Además de esto, hay que tener mucha claridad sobre los números, toda la parte financiera hay que conocerla y entenderla a cabalidad.

14. ¿Quién me inspiró? ¿A quién me gustaría seguir?

Creo que la mayor inspiración para Bi Abejas fueron las mismas abejas, una vez conocimos y comprendimos el mundo de estos maravillosos insectos quedamos fascinados y entendimos que había que hacer que más personas se enamoraran de esto. Asimismo, el campo colombiano y todas las personas que trabajan en él, los apicultores son personas con una sensibilidad y empatía impresionante, a quienes admiramos mucho.

15. ¿Fracasé en algún momento? ¿Pensé en tirar la toalla?

Creo que en los momentos de angustia uno alcanza a pensarlo, sin embargo, en esos momentos nos preguntamos “¿y si no hago esto? ¿Que me gustaría hacer?” y nunca hay respuesta diferente, entonces sabemos que tenemos que seguir trabajando por este sueño por difícil que se ponga a veces.

Visite la sección de Emprendimiento y Liderazgo de El Espectador

16. ¿Hago parte de algún tipo de comunidad que me ayuda en este camino de emprender?

Hemos tenido la suerte de contar con comunidades de emprendimiento desde el principio. Nos ha apoyado el Centro de Emprendimiento de la Universidad de los Andes, la Escuela de Negocios de la Universidad de la Sabana (Inalde), somos parte de la red de líderes de Facebook/Meta, estuvimos en el programa de sostenibilidad del la Universidad Externado de Colombia, y contamos con una junta de amigos muy queridos y muy profesionales en sus ramas que nos ayudan con sus opiniones y nutren mucho nuestra visión sobre Bi Abejas.

17. ¿Lo que estoy haciendo trasciende? ¿Podrá impactar a nuevas generaciones?

Por supuesto, nuestra labor más que vender miel es impactar el campo colombiano. Y lo hacemos apoyando apicultores que cuidan abejas. Estos insectos son vitales para nuestra seguridad alimentaria y para mantener la polinización en diferentes ecosistemas. Los apicultores son agentes muy importantes a la hora de proteger y preservar nuestros ecosistemas. Desde el 2008 se han presentado colapso de colmenas debido al uso indiscriminado de los pesticidas y es una lucha que todo el sector apícola esta dando para que el gobierno restrinja el uso de estos y cuidemos entre todos el planeta.

18. ¿Cómo me veo en 10 años y cómo veo a futuro mi emprendimiento, mi empresa?

En 10 años queremos que sea en Bi abejas en lo que piensen todos los colombianos cuando escuchen la palabra “miel”, queremos además llevar a todos los rincones del planeta el trabajo maravilloso de nuestras abejas, nuestros apicultores y ser una empresa pionera en exportación de miel colombiana. Queremos ser grandes generadores de empleo y que muchas personas quieran trabajar en la colmena de Bi Abejas. Además de eso, buscamos ser ejemplo para muchas empresas BIC en formación y conseguir en reconocimiento internacional como B-Corp. ¡Tenemos muchos sueños por cumplir! (Risas).

19. ¿Qué papel han jugado mi familia y mis amigos?

Bi Abejas es una empresa de amigos. El inversionista ángel es un gran amigo y hemos contado todo el tiempo con personas extraordinarias que han sido un apoyo incondicional para este sueño. Asimismo, nuestras familias han estado presentes en todo momento y nos han apoyado de infinitas maneras, en Bi creemos que generar negocios es también de alguna manera forjar amistades y crear comunidades.

Consideramos a nuestros apicultores, empleados, proveedores y clientes grandes amigos y creemos que la empatía y la colectividad son las fuerzas que van a cambiar el mundo de los negocios.

Le puede interesar: Crearon una marca de medias que apoya a personas con síndrome de Down

20. Yo lo logré. ¿Ayudaría a otros emprendedores a que lo logren?

Si. Para nosotros fue muy importante conocer a otros emprendedores, aprender de sus historias y muchos fueron generosos con sus conocimientos, así que creemos que es importante seguir manteniendo este tipo de cultura. En donde nos apoyamos entre todos, como pasa en las colmenas.

21. ¿Qué papel jugó mi equipo? ¿Quién es?

Bi en su centro, aún es una empresa pequeña, Carlos y Laura hemos sido por mucho tiempo los toderos de Bi (eso nos pasa a todos los emprendedores) pero afortunadamente tenemos una persona que le ha metido mucha pasión y orden a Bi Abejas, ella es Belcy Medina quien nos ayuda en todo el back office.

También contamos con un equipo de contadores geniales, hemos logrado trabajar con un emprendimiento de mensajería que nos ayuda mucho, tenemos a una persona increíble que nos ayuda con toda la parte de envasado y producción, y bueno muchas personas más a nuestro alrededor que hacen su trabajo muy bien y que nos ayudan a crecer. Por supuesto nuestro querido ángel inversionista y nuestra junta asesora. Pero lo mas importante son los apicultores, sin el duro trabajo de ellos esto jamás existiría.

22. ¿Cuál es mi sello personal? ¿Qué me diferencia del resto?

Somos una empresa BIC, muchas empresas dicen que son responsables y sostenibles, pero no tienen nada que lo acredite, nosotros al obtener el titulo de empresa BIC tenemos que demostrar con informes que nuestro triple impacto (social, ambiental y económico es real, porque realmente creemos en que las empresas deben ser gestoras de bienestar para todos los eslabones de la cadena.

Nosotros visibilizamos el trabajo de los apicultores y nuestros productos son 100% trazables, es miel 100% cruda y natural, somos transparentes en todos nuestros procesos. Además de eso nos hemos puesto como tarea investigar y mapear el sector de la apicultura en Colombia.

23. ¿Qué he aprendido de todo esto?

Que en el mundo existe gente maravillosa, que hay que trabajar en equipo siempre para poder lograr cosas grandes, que deberíamos ser más como las abejas. Y que aunque las cosas sean difíciles, hay que respirar y seguir adelante siempre.

Si conoce historias de emprendedores y sus emprendimientos, escríbanos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com).

Síguenos en Google Noticias