Publicidad
13 Dec 2021 - 3:32 p. m.

Crearon una organización para apoyar víctimas del conflicto armado

Este emprendimiento surgió para solucionar varias problemáticas que aquejan a miembros de las Fuerzas Armadas de Colombia y excombatientes con discapacidad. Su objetivo: coordinar y gestionar proyectos productivos y autosostenibles con los miembros de esta corporación.
Percadi es un emprendimiento que nace como apoyo a víctimas del conflicto armado en Colombia.
Percadi es un emprendimiento que nace como apoyo a víctimas del conflicto armado en Colombia.
Foto: Cortesía Edgar Bermúdez

“Antes de perder la visión era policía encargado de erradicar cultivos ilegales. Soy víctima del conflicto armado, fui herido en combate y en un campo minado donde había siembra de amapola, coca y minas antipersona. Después de mi accidente y todo el proceso de recuperación, supe que podía ayudar a otros que estaban pasando por mi misma situación, ahí me reuní con otros compañeros que tenían capacidad de liderazgo y el don de servir a los demás y creamos Percadi, una corporación que impacta positivamente a otras personas víctimas del conflicto armado”, así lo narra Edgar Bermúdez, uno de los fundadores de esta idea que hoy sirve como vehículo de perdón, solidaridad y avance social.

En 23 preguntas para emprendedores y sus emprendimientos Bermúdez hace un recorrido por su experiencia personal y recuerda cómo logró salir adelante para embarcarse en un emprendimiento que habla por las víctimas del conflicto armado en Colombia.

1. ¿Cuántos años tengo? ¿Qué estudié?

Nacido en Riohacha (La Guajira). Tengo 43 años, soy profesional de la Policía, egresado de la Escuela Eduardo Cuevas de Villavicencio - 2004, estudié Psicología en la Universidad Externado becado por la fundación Tejido Humano, con proyección de graduarme a finales del 2021.

Era policía encargado de erradicar cultivos ilegales, y soy víctima del conflicto armado por haber sido herido en combate y campo minado. Perdí totalmente la visión en 2005 en un campo sembrado de amapola, coca y minas antipersona. Hoy soy representante legal de Percadi.

2. ¿Cuál fue mi idea y cuándo nació? ¿Qué fue lo que creé?

Fundé en 2017 una corporación para personas con capacidades diversas Percadi, es una organización hecha por víctimas, de víctimas y para víctimas del conflicto armado. Surgió por las diferentes problemáticas que aquejan a los diferentes miembros de las fuerzas armadas de Colombia (militares y policías), excombatientes de los grupos irregulares con discapacidad y sus familias. El objetivo es coordinar y gestionar proyectos productivos y auto sostenibles con los miembros de la Corporación.

Entre sus proyectos están:

• Campañas navideñas: Todos los fines de año se hacen campañas para donar regalos a los hijos de los militares, policías y excombatientes con discapacidad o que fallecieron en combates

• Suministro de ayudas técnicas y dispositivos no POS: Para entregar aquellos elementos de calidad que no brinda el Plan Obligatorio de Salud a los miembros de la Fuerza Pública, los cuales a través de la Corporación se gestionan y se suministran para poderse rehabilitar y puedan retomar sus actividades personales y profesionales.

• Percadi Colombia oxigena el planeta: Buscan a través de estrategias ambientales y psicosociales promover espacios de reconciliación, perdón y construcción de paz, dirigido a sobrevivientes del conflicto armado.

Somos 4 fundadores, tenemos 10 colaboradores y hemos logrado impactar a más 500 personas de forma directa.

3. ¿Cómo logré hacerla realidad y llevarla a los hechos?

Después de mi accidente y todo el proceso de recuperación, supe que podía ayudar a otros que estaban pasando por la misma situación. Me reuní con otros compañeros que tenían capacidad de liderazgo y el don de servir a los demás. Ahí decidimos crear la Corporación, para poder impactar positivamente a otras personas víctimas del conflicto armado.

Si está buscando más historias de emprendimientos, sus creadores y creadoras están aquí, en Emprendimiento y liderazgo de El Espectador.

4. ¿De dónde saqué la plata para ponerla a andar y cómo la pagué?

Se reunieron los ahorros de todos los miembros fundadores, recopilando un millón de pesos. Se abrió la cuenta en el banco y así se constituyó la organización ante Cámara y Comercio.

5. ¿Qué estoy logrando con mi emprendimiento? ¿Qué estoy cambiando con mi idea?

Llenar los corazones, emociones y necesidades de los miembros de mi organización, apoyándolos desde diferentes frentes como su salud física, emocional, acompañamiento en temas legales y ayudando a suplir sus necesidades básicas.

Donamos dispositivos de alta calidad que apoyan el buen vivir de personas con discapacidad como sillas de ruedas, bastones, entre otros. Lo que estamos cambiando motivar a otros a ayudar a construir país a través del apoyo a víctimas del conflicto con discapacidad, fomentando la reconciliación y los procesos de paz.

6. ¿Soy feliz?

Sí, la felicidad se la debo a Dios, ya que me ha dado la fuerza interior para lograr cumplir mis sueños. He sido restaurado para restaurar y eso me hace sentirme feliz.

7. ¿Vendería mi emprendimiento, mi empresa?

Inicialmente no, porque no lo creé para lucrarme sino para ayudar a otras personas como yo. Pero si en algún momento veo que ya no puedo seguir y hay alguna empresa interesada en continuar con este propósito, lo tendría en cuenta.

8. ¿Qué tan duro fue para mí emprender?

Muchísimo, porque empezar de cero sin tener los apoyos necesarios cuesta mucho. Todavía sigo trabajando en la recolección de fondos y buscando apoyo para fortalecer mi Corporación.

9. ¿Cumplí mi sueño? ¿Qué me hace falta?

Muchos de los sueños que me he trazado los he cumplido. Mis próximos sueños son seguir estudiando, hacer una maestría y crecer junto con la Corporación.

10. ¿Y ahora qué? ¿Qué sigue?

Seguir construyendo proyectos para mostrarlos a nivel nacional e internacional y conseguir apoyo con el fin de fortalecer a los miembros de la organización.

Puede interesarle este emprendimiento: Una marca que transmite el orgullo de ser latino y hablar en español

11. ¿Mi emprendimiento es escalable?

Claro que sí, actualmente mis proyectos ambientales se van a replicar en Boyacá y Cundinamarca, y pueden llegar a todo el país.

12. Para crecer, ¿recibiría inversión de un desconocido? ¿Le cedería parte de mi empresa?

Sí recibiría apoyo de personas, siempre y cuando todo esté bajo el marco de la legalidad y dependiendo de la Junta Directiva, con esas premisas se decidiría si se cede parte del emprendimiento.

13. ¿Qué no volvería a hacer?

Servir de idiota útil a los demás, porque me cansó de estar cumpliendo caprichos ajenos sin ningún resultado. Ahora quiero aportar a la vida de uno y de otros.

14. ¿Quién me inspiró? ¿A quién me gustaría seguir?

Dios es mi mayor fuente de inspiración. También me inspiraron los compañeros que quedaron con problemáticas iguales que la mía.

15. ¿Fracasé en algún momento? ¿Pensé en tirar la toalla?

Muchísimas veces pensé en tirar la toalla, porque ayudar a mis iguales es muy complejo. Pero la satisfacción que me dan las personas a las que he apoyado y los aliados que tengo no me dejan rendir.

16. ¿Hago parte de algún tipo de comunidad que me ayuda en este camino de emprender?

No.

17. ¿Lo que estoy haciendo trasciende? ¿Podrá impactar a nuevas generaciones?

Claro, mis hijas y los hijos de mis compañeros están creciendo y viendo que se puede ayudar a otras personas.

18. ¿Cómo me veo en 10 años y cómo veo a futuro mi emprendimiento, mi empresa?

Muy tranquilo, un poco más realizado en mis sueños profesionales y musicales y con la Corporación funcionando.

19. ¿Qué papel han jugado mi familia y mis amigos?

Mi esposa y mis hijas juegan un papel muy importante en la Corporación, ya que me apoyan con temas administrativos. Además que muchas veces son “mis ojos”, para revisar documentos y temas del día a día. Mis amigos también han sido un apoyo fundamental. Me gustaría contar con apoyo de otras personas para no tener que molestar tanto a mi familia con temas del día a día de la organización.

No deje de leer: Él creó un marketplace de experiencias náuticas y alquiler de embarcaciones

20. Yo lo logré. ¿Ayudaría a otros emprendedores a que lo logren?

Todo el tiempo ayudo a otros compañeros y los apoyo en sus ideas, para que todos también hagan realidad sus sueños.

21. ¿Qué papel jugó mi equipo? ¿Quién es?

Wilson Barreto, quien es subintendente, abogado, sobreviviente del conflicto armado y Secretario Jurídico de la Corporación. El tiene pérdida bilateral de la visión.

Wilson Calderón, quien es el tesorero y Sargento pensionado del Ejército

Nelson Moreno es el vicepresidente de la fundación, quien sufrió afectaciones en ambos pies cuando era soldado profesional del Ejército.

Y Juan Carlos hidalgo, quien es el Director ejecutivo a Honoris Causa y voluntario de la Corporación.

22. ¿Cuál es mi sello personal? ¿Qué me diferencia del resto?

Soy una persona con luz propia, me caracteriza la alegría, la felicidad, las ganas de seguir viviendo y luchando hasta cuando Dios lo permita.

23. ¿Qué he aprendido de todo esto?

En medio de las adversidades siempre hay algo que hacer que le permitan a uno alcanzar los sueños, la felicidad y vivir tranquilo. Mi gran pasión es la música. Tengo mi propia agrupación vallenata. Soy cantante y en mi disco llamado `El juglar de la paz’ incluyo una canción con la que le hago un homenaje al Acuerdo de Paz titulada ‘La paz llega a Colombia’.

Actualmente estoy emprendiendo con mi empresa “Edgar Bermúdez organización vallenata”, empresa la cual tiene dos focos de trabajo. El primero es de eventos y conciertos musicales. Y el segundo está orientado desde la psicología a charlas y conferencia de trabajo en equipo, resiliencia, superación personal y todas las temáticas de ámbito psicológico. Mi agrupación está conformada por 15 músicos, con quienes ofrecemos eventos, conciertos y espectáculos musicales.

Si conoce historias de emprendedores y sus emprendimientos, escríbanos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com).

Síguenos en Google Noticias