Publicidad
15 Dec 2021 - 3:41 p. m.

Él creó una escoba para barrer las calles de Manizales

Reciclan botellas, las limpian, cortan el plástico y construyen distintos productos para comercializar. El emprendimiento es tan escalable como la generación misma de plástico en el mundo.
Todo empezó con la creación de un prototipo de escoba para el concurso reciclarte del Sena Manizales. /Foto cortesía Juan David Patiño.
Todo empezó con la creación de un prototipo de escoba para el concurso reciclarte del Sena Manizales. /Foto cortesía Juan David Patiño.
Foto: SEBNOIR_PH

Juan David Patiño Tejada estaba en un encuentro nacional de emprendedores sociales cuando nos contactamos por primera vez. Casi de inmediato, cuando se enteró de esta sección de Emprendimiento y liderazgo, escribió a nuestro número telefónico y al día siguiente ya había contestado las 23 preguntas para emprendedores y sus emprendimientos. Sabe que en esto de crear empresa hay que sacarle el mayor provecho a cada conexión que le permita visibilizar su emprendimiento social, que también trae en sí mismo un modelo de negocio de economía circular con foco en el aprovechamiento de materiales como el plástico de más de un solo uso.

“Somos un emprendimiento financieramente sostenible, recuperamos más 250.000 envases plásticos al año, de no ser recuperados estos podrían acumular y contaminar los océanos, ríos o montañas; somos una fuente de empleo para 2 madres cabeza de familia y nuestros proveedores son 3 familias que viven de reciclar, ellos nos entregan el plástico y la madera para hacer nuestros productos”, dice. Su historia aparece a continuación:

1. ¿Cuántos años tengo? ¿Qué estudié?

31 años. Soy profesional en atención prehospitalaria.

2. ¿Cuál fue mi idea y cuándo nació? ¿Qué fue lo que creé?

Mi idea se llama Ecoloma, nace en el año 2015, y desarrollamos productos con materias primas recicladas.

3. ¿Cómo logré hacerla realidad y llevarla a los hechos?

Creamos un prototipo de escoba para el concurso reciclarte del Sena Manizales y ganamos en la categoría de inorgánicos. El ingeniero ambiental Luis Elmer Orozco fue uno de los jurados y nos pidió que desarrolláramos una escoba para aseo urbano, además nos presentó la empresa de aseo Emas Manizales y en conjunto con los operarios de barrido y el área técnica desarrollamos una escoba para barrer las calles manizaleñas.

Si está buscando más historias de emprendimientos, sus creadores y creadoras están aquí, en Emprendimiento y liderazgo de El Espectador.

4. ¿De dónde saqué la plata para ponerla a andar y cómo la pagué?

Nuestra primera inversión fue con recursos propios. Recuerdo que fuimos a un sitio de artículos de segunda mano, el dueño se llama Humberto, y le compramos un horno casero para calentar los plásticos. Costó $ 70.000. Lo adecuamos y actualmente el horno sirve para el proceso de termo formado del plástico.

5. ¿Qué estoy logrando con mi emprendimiento? ¿Qué estoy cambiando con mi idea?

Somos un emprendimiento financieramente sostenible, recuperamos más 250.000 envases plásticos al año, de no ser recuperados estos podrían acumular y contaminar los océanos, ríos o montañas; somos una fuente de empleo para 2 madres cabeza de familia y nuestros proveedores son 3 familias que viven de reciclar, ellos nos entregan el plástico y la madera para hacer nuestros productos.

6. ¿Soy feliz?

Sí, es muy gratificante ver los frutos de un emprendimiento ambiental.

7. ¿Vendería mi emprendimiento, mi empresa?

Siempre estamos en modo explorar, es así que estamos abiertos a nuevas propuestas.

8. ¿Qué tan duro fue para mí emprender?

No es fácil, en un inicio emprender es luchar contra las críticas de tus familiares y amigos pues quieren evitar que salgamos de nuestra zona conocida, también es afrontar el liderar e inspirar un equipo de seres humanos que tienen días buenos y malos. Los clientes y las grandes empresas como alcaldías y empresas privadas tienen plazos de pago de 60 y 90 días, ya entenderás las necesidades por las que se pasa, el arriendo, los proveedores y colaboradores no esperan, pero nunca les hemos quedado mal.

9. ¿Cumplí mi sueño? ¿Qué me hace falta?

Hemos trabajado mucho, no obstante para llegar a donde soñamos llegar hace falta mucho trabajo.

10. ¿Y ahora qué? ¿Qué sigue?

Estamos trabando en un prototipo de máquina, con una empresa de la industria manizaleña llamada industrias La Loma, con Mauricio Duque, pues necesitamos desarrollar una línea de producción más eficiente y que no genere desperdicios, así poder crecer en producción y ventas.

11. ¿Mi emprendimiento es escalable?

Si, pues tiene un nicho de mercado mundial, la materia prima (botellas) se encuentra en todo el mundo y la escoba es una herramienta para barrer ligera y sencilla que hasta en los países más desarrollados se utiliza, además siempre estamos generando ideas y diseños de productos hechos con plásticos reciclados, como bolsas 100% de reciclaje hechas con empaques de desecho prematuro.

12. Para crecer, ¿recibiría inversión de un desconocido? ¿Le cedería parte de mi empresa?

Si, siempre estamos abiertos a nuevas propuestas, aunque buscamos un socio que tenga contactos en empresas de aseo urbano y conozca del sector de los residuos plásticos.

13. ¿Qué no volvería a hacer?

En el año 2018 intentamos desarrollar una línea de producción, teníamos un presupuesto de más de $ 5.000.000 los cuales fueron invertidos en una máquina diseñada por nosotros, pero no fue terminada, el mecánico no respondió por el proyecto y lo poco que logramos rescatar fue vendido por chatarra, aprendimos una lección, pues no pedimos ayuda para el diseño y esto nos llevó a fallas de la máquina, además nunca se firmó un contrato con el mecánico para ver los avances y revisar la fecha de entrega de la máquina.

Esta historia le puede interesar: Una plataforma que integra generadores, gestores y transformadores de residuos

14. ¿Quién me inspiró? ¿A quién me gustaría seguir?

Vengo de una familia de trabajadores independientes, mi padre es un comerciante y mis tíos por parte de mi madre son artesanos del cuero, ellos me inspiraron a trabajar por mi propia cuenta. La parte social y ambiental fue adquirida en mi formación como voluntario de la Cruz Roja Colombiana.

Sigo a Juan Diego Gómez Gómez, un escritor e inversionista antiqueño; leo bibliografías de grandes industriales como Henrry Ford y Kiichiro Toyoda.

15. ¿Fracasé en algún momento? ¿Pensé en tirar la toalla?

No, nunca. Creo que o ganamos o aprendemos, nos volvemos un poco más expertos cada día.

16. ¿Hago parte de algún tipo de comunidad que me ayuda en este camino de emprender?

Sí. Actualmente, hago parte de RECON, una institución que se enfoca en acelerar el crecimiento de emprendimientos sociales.

17. ¿Lo que estoy haciendo trasciende? ¿Podrá impactar a nuevas generaciones?

Por supuesto que sí, sueño que mis hijos continúen esta empresa, sigan aprovechando los residuos que generan las ciudades pues un colombiano genera 1 kilogramo de plástico por día y solo el 30% se recicla, lo demás se va a los rellenos o a las fuentes de agua, también para desarrollar fuentes de empleo que transforme el reciclaje y entreguen productos de larga durabilidad y que sean ecológicos.

18. ¿Cómo me veo en 10 años y cómo veo a futuro mi emprendimiento, mi empresa?

Me visualizo con mi familia, en lo educativo graduado de ingeniería industrial y con especializaciones en idiomas y producción, con Ecoloma pienso tener como clientes a todas las empresas de aseo urbano del país, contar con una planta productiva sólida capaz de responder a grandes pedidos, un equipo interdisciplinario que administre la empresa para dedicarme a viajar y ampliar mercando en otros países.

19. ¿Qué papel han jugado mi familia y mis amigos?

Al principio no creían y me criticaban el cambiar un trabajo fijo por emprender, pero ahora hasta hacen parte de mi equipo de trabajo.

20. Yo lo logré. ¿Ayudaría a otros emprendedores a que lo logren?

Sí, creo que ya tenemos mucho recorrido, nos falta más, sin embargo podemos aportarles y enseñar, contar nuestras experiencias para que se animen y sigan para delante con sus empresas.

21. ¿Qué papel jugó mi equipo? ¿Quién es?

Mi equipo inicia reciclando el material en la fuente, son 3 familias y un cliente que me ayuda con la materia prima, luego con 2 colaboradoras madres solteras que se encargan de limpiar y cortar el plástico y finalmente mi padre y yo nos encargamos de elaborar las escobas, cepillos y recogedores y tener contacto con los clientes.

22. ¿Cuál es mi sello personal? ¿Qué me diferencia del resto?

Pienso que soy una persona con mucho carisma, soy paciente y atento con la gente, eso me ayuda a entender las necesidades de mis clientes y de muchos colaboradores.

23. ¿Qué he aprendido de todo esto?

He aprendido que necesito investigar a diario, ser cada día mejor persona pues clave del emprendimiento para generarle confianza a los clientes y tratar bien a los colaboradores es escucharlos y enseñarles los procesos con paciencia.

Si conoce historias de emprendedores y sus emprendimientos, escríbanos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com).

Síguenos en Google Noticias