Publicidad
19 Apr 2022 - 7:00 p. m.

Él creó un molinillo de azúcar que reemplaza el uso de mezcladores plásticos

Marlio Silva es el fundador de Molinillito ‘Palito de azúcar’, un producto comestible 100% natural, sostenible, biodegradable y elaborado con azúcar. Además de endulzar y disolverse en bebidas calientes, mezcla y elimina el uso de plásticos de un solo uso como pitillos y mezcladores de madera. Una idea de negocio comprometida con el medio ambiente que elimina 60 toneladas de pitillos plásticos al año.
Él es Marlio Silva, el emprendedor oriundo de Ibagué que encontró en un artículo de uso diario, la posibilidad de conservar el medio ambiente reemplazando pitillos de plástico por "palitos" disolventes de azúcar.
Él es Marlio Silva, el emprendedor oriundo de Ibagué que encontró en un artículo de uso diario, la posibilidad de conservar el medio ambiente reemplazando pitillos de plástico por "palitos" disolventes de azúcar.
Foto: RAmonvArgAsfLOreZ

“Desarrollamos una investigación de mercados para poder determinar la viabilidad del producto, aplicando la técnica de muestreo aleatorio estratificado por ciudad (6 ciudades), con cuotas uniformes por rango de edad a una muestra representativa de más de 480 consumidores. El estudio arrojó resultados contundentes y satisfactorios, mostrando una intención de compra superior al 75%, un nivel de recomendación (NPS) del 73%, gusto por el concepto del 81% y relevancia del mismo del 76% entre los hallazgos más importantes”. Conversamos con Marlio Silva, el fundador de Molinillito ‘Palito de azúcar’ en 23 preguntas para emprendedores y sus emprendimientos y esto fue lo que nos contó sobre el impacto ambiental de su empresa en el negocio gastronómico.

1. ¿Cuántos años tengo? ¿Qué estudié?

49 años, soy profesional en Mercadeo, de la Universidad de Ibagué y especialista en Gestión Estratégica de la Universidad Javeriana.

2. ¿Cuál fue mi idea y cuándo nació? ¿Qué fue lo que creé?

Mi idea se centró en crear un producto que no generará desechos de ningún tipo de plástico de un solo uso, que siguiera afectando nuestros ecosistemas, cada vez que endulzamos una bebida caliente como el café.

Nació después de ver el efecto negativo de los plásticos, especialmente de los de un solo uso, conocidos por su elevado precio para el medio ambiente, ya que una vez que han sido usados, en pocos minutos son desechados sin tener en cuenta el alto tiempo para su degradación, que puede llegar a ser de hasta 500 años para que pase, siendo, por lo tanto, unos de los materiales más contaminantes en el medio ambiente.

Molinillito ´Palito de azúcar’ es un producto que se relaciona con la tecnología de la ciencia de los alimentos, está elaborado 100% con azúcar, endulza y mezcla a la vez todo tipo de bebidas calientes como el café, té, mate, infusiones, aguas aromáticas, tisanas, evitando así el uso de mezcladores, pitillos, cucharas o cualquier utensilio plástico, de madera, bambú, metal o vidrio. Adicionalmente proporciona la cantidad de azúcar perfecta para endulzar y viene en diferentes presentaciones azúcar blanca, azúcar moreno, panela y con una aleación de azúcar light más stevia.

3. ¿Cómo logré hacerla realidad y llevarla a los hechos?

Como profesional en Mercadeo y junto a la firma Objetivo Consultora Latinoamericana desarrollamos una investigación de mercados para poder determinar la viabilidad del producto, aplicando la técnica de muestreo aleatorio estratificado por ciudad (6 ciudades), con cuotas uniformes por rango de edad a una muestra representativa de más de 480 consumidores. El estudio arrojó resultados contundentes y satisfactorios, mostrando una intención de compra superior al 75%, un nivel de recomendación (NPS) del 73%, gusto por el concepto del 81% y relevancia del concepto del 76% entre los hallazgos más importantes.

Una vez concebido el concepto, lo presenté ante el Laboratorio de Nano y Biotecnología del Tecnoparque Sena, Nodo la Granja en el Tolima, donde desarrollamos el MVP (Por sus siglas inglesas Minimum Viable Product) o prototipo, ya que su nivel de innovación está clasificado como un nivel alto de madurez de la tecnología TRL (Por sus siglas inglesas TRLs: Technology Readiness Levels), lo que me permitió junto a un talento humano interdisciplinario de expertos en alimentos y con equipos de tecnología de punta, desarrollar y prototipar un producto final con los más altos estándares de calidad y producción internacional.

Si está buscando más historias de emprendimientos, sus creadores y creadoras están aquí, en Emprendimiento y liderazgo de El Espectador.

4. ¿De dónde saqué la plata para ponerla a andar y cómo la pagué?

Molinillito ´Palito de azúcar’ , lo he financiado con recursos propios, créditos bancarios personales y con el apoyo incondicional de mi familia. Adicional por su alto impacto ecológico y nivel de innovación, he participado en diferentes convocatorias de índole institucional que le apuestan al apoyo de emprendimientos escalables y sostenibles.

Soy beneficiario de la convocatoria No 224 del Fondo Emprender del Sena y la Alcaldía de Ibagué con capital semilla, y aún estamos invirtiendo para aumentar nuestra capacidad productiva.

5. ¿Qué estoy logrando con mi emprendimiento? ¿Qué estoy cambiando con mi idea?

Estas son algunas estadísticas para reflexionar del por qué no debemos usar más pitillos y mezcladores plásticos:

· Del total de toneladas del plástico que se mueven en el país, 150 toneladas son provenientes de la industria del pitillo plástico, según el informe más reciente de Acoplásticos.

· El negocio de los pitillos de plástico en el país produce más de un millón de toneladas de plástico al año, de las cuales el 62% se utiliza en el segmento de alimentos, según cifras de Procolombia.

· El Programa de la ONU para el Medio Ambiente (PNUMA) ha estimado que hacia el año 2050 habrá más plásticos que peces en nuestros océanos.

· La vida útil de un pitillo o mezclador plástico es de 30 segundo y dura 500 años en degradarse.

Con Molinillito ´Palito de azúcar’, estoy logrando revolucionar la forma de cómo endulzamos las bebidas calientes como el café, sin el uso de plásticos, sacando del ecosistema más de 60 toneladas de pitillos y mezcladores plásticos al año, buscando que como consumidores tengamos un acto consciente a la hora de usar plásticos de un solo uso, reduciendo el impacto de la huella de carbono personal.

6. ¿Soy feliz?

Por supuesto, el solo hecho de saber que estoy portando un palito de azúcar para salvar al mundo del plástico, es más que suficiente, sabiendo que para nuestros hijos y las próximas generaciones tendremos un mundo menos contaminado.

7. ¿Vendería mi emprendimiento, mi empresa?

Los emprendimientos son concebidos como hijos tienen tu ADN, tu impronta... de tal manera que por ahora no está estimada esa opción.

8. ¿Qué tan duro fue para mí emprender?

Pasar de una vida de empleado a empresario no es fácil, pero desde que se tenga la convicción de emprender ningún obstáculo es suficiente para detener tus sueños. Quien es emprendedor sabe que no se tiene el éxito con el primer intento, generalmente ya ha pasado por muchos fracasos, lo que nos permite generar y mejorar nuestras habilidades duras y blandas para desarrollar más y mejores modelos exitosos de negocios.

9. ¿Cumplí mi sueño?¿Qué me hace falta?

Es un sueño cumplido claro que sí , pero si no tuvieras más sueños la dinámica emprendedora se apagaría, un mismo emprendimiento tiene a su vez consigo muchos sueños, generar más empleo, nuevos productos, servicios, líneas de negocio o penetrar nuevos mercados, por eso nunca se para de soñar.

Pedir de más no es el objetivo, es hacer lo mejor con lo que se tiene, en los escases se reconoce el verdadero valor de las cosas, pensar que debemos sufrir para obtener lo mejor no debería ser una constante, pero en el ser humano esta implícito el error, en ese orden de ideas si no fallamos, no aprendemos. Por eso la cuota de conocimiento y aprendizaje será la que siempre nos faltará, porque todos los dias debemos aprender algo nuevo.

También puede leer: La artista que crea e ilustra objetos y paredes usando el color como inspiración

10. ¿Y ahora qué? ¿Qué sigue?

Molinillito ´Palito de azúcar’ ya ha logrado importantes reconocimientos, como un producto innovador, nuestro producto ya tiene su marca registrada, radicado de patente nacional y registro sanitario INVIMA, seguimos incorporando a nuestros procesos productivos estándares en procesos de calidad, queremos tener el sello de marca país de Procolombia e iniciar una certificación ISO de la industria de alimentos que nos ayude a iniciar una ruta de internacionalización.

11. ¿Mi emprendimiento es escalable?

100% escalable. Con el Ministerio de Ciencias y Tecnología, y su represéntate Tecnnova, inicié el procedimiento PCT de patente internacional según convenio No 638, del Tratado de Cooperación en materia de Patentes (PCT The Patent Cooperation Treaty) para la protección de mi invención en muchos países, al mismo que la presentación de una solicitud de patente ante la OMPI Organización Mundial de Propiedad Intelectual.

Esto me permitirá escalar con nuestros productos en otras latitudes, especialmente por ser un producto de consumo masivo y ambientalmente responsable que al momento de codificarlo se convierte en las más importantes cadenas de café especializado que existen en el mundo.

12. Para crecer, ¿recibiría inversión de un desconocido? ¿Le cedería parte de mi empresa?

¡Por supuesto! El tener un producto de alto impacto lo convierte en atractivo para inversionistas, y un camino para crecer y escalar es la inversión. Lo importante en un proceso de ceder parte de tus acciones es que siempre mantengas el liderazgo de tu negocio, por lo que no se debe diluir la estructura accionaria y sobre todo recibir inversionistas que quieran participar en tu negocio como aliados estratégicos que aporten no solo capital sino valor a tu modelo de negocio.

13. ¿Qué no volvería a hacer?

Entrar en negocios que no conoces, debes emprender en negocios donde tú seas el experto, o al menos que tu proceso de aprendizaje sea el más juicioso para aprender y conocer todos los bemoles del mismo, logrando que siempre seas un experto en tu negocio.

14. ¿Quién me inspiró?¿A quién me gustaría seguir?

El motivo de mi inspiración son mis hijos, siempre el querer darles un mejor mundo y a las próximas generaciones es la vitalidad de la inspiración.

Sigo a todas aquellas personas que buscan hacer de este mundo un lugar mejor, más equitativo, más sostenible, más práctico.

15. ¿Fracasé en algún momento? ¿Pensé en tirar la toalla?

Cuando emprendes, muchas veces quieres desistir cuando te cierran puertas, pero la ventaja es que otras se abren, y el estar bien informado, estudiar y tener tu radar de emprendedor siempre encendido, te permitirá encontrar el faro, el camino que debes seguir para no tirar la toalla, y si tiras la toalla la levantas, la lavas, la dejas bien blanca y vuelves y te la pones para seguir entrenando y forjando tu modelo de negocio.

Visite la sección de Emprendimiento y Liderazgo de El Espectador

16. ¿Hago parte de algún tipo de comunidad que me ayuda en este camino de emprender?

La mejor comunidad emprendedora es mi familia, mis hijos mis padres, mis hermanos. Luego en todas las comunidades para empresarios y emprendedores que hay me he inscrito y participo activamente en ellas, comunidades privadas públicas, nacionales internacionales, en todas estoy para llevar mi emprendimiento al siguiente nivel.

17. ¿Lo que estoy haciendo trasciende? ¿Podrá impactar a nuevas generaciones?

“Salvemos al mundo del plástico” ese es el slogan de nuestro producto, cada mezclador de plástico pesa 5 gramos y su vida útil es de menos de 30 segundos. Es una industria de mas de 180 millones de toneladas al año.

En la cadena de tiendas especializadas de café más grandes del país, sirven en un día un promedio de más de 20 mil tazas de café, eso equivale a más de 36 toneladas al año, solo en mezcladores plásticos. Significa que por solo usar un Molinillito de Azúcar, estaríamos juntos eliminando del medio ambiente 36 toneladas de plástico, con una solución, sencilla, práctica e innovadora con un mezclador hecho de azúcar que endulza y mezcla a la vez.

Las nuevas generaciones podrán tener menos plástico en sus cuerpos, hábitats más limpios, y una flora y fauna menos agredida por los plásticos que desechamos de manera indiscriminada, con esto mostramos que podemos seguir endulzando y mezclando una bebida sin contaminar más.

18. ¿Cómo me veo en 10 años y cómo veo a futuro mi emprendimiento, mi empresa?

En 10 años nuestra visión es que, de cada 2 tazas de bebidas calientes como el café, se endulcen y mezclen con un Molinillito Palito de Azúcar en Colombia y estar en todo el continente americano. Ser en mi región uno de los principales generadores de empleo y poder poner a Ibagué en el radar de importantes inversionistas que quieran hacer empresa y apoyar nuevos emprendimientos sostenibles.

19. ¿Qué papel han jugado mi familia y mis amigos?

El papel más importante el apoyo incondicional… … han sido catadores, inversionistas, unidades muestrales de la investigación, empacadores, transportadores, se han puesto la 10 para ayudarme a sacar nuestra industria adelante.

20. Yo lo logré. ¿Ayudaría a otros emprendedores a que lo logren?

¡Siempre! el camino que se labra en un proceso de emprendimiento es largo y muy retador, especialmente cuando los emprendimientos están en la fase denominada ‘El Valle de la Muerte’, allí concentraría el apoyo que brindaría a todas las personas que emprenden específicamente en modelos de negocios eco ambientales.

21. ¿Qué papel jugó mi equipo? ¿Quién es?

Mi equipo es un equipo interdisciplinario. En la actualidad cuento con el apoyo de ingenieros de alimentos, ingenieros industriales, abogados, financieros y expertos en marketing, los cuales han trabajado en el concepto de marca e investigación y una psicóloga en el área de TH. cada uno aportando su granito de azúcar.

22. ¿Cuál es mi sello personal? ¿Qué me diferencia del resto?

Molinillito Palito de Azúcar es un producto 100% natural, sostenible y biodegradable, hecho 100% de azúcar, que endulza, mezcla y a la vez elimina de este proceso cotidiano el uso de plásticos de un solo uso, como los pitillos y mezcladores plásticos o madera. No genera desechos, está alineado con las políticas de responsabilidad social ambiental de las empresas clientes, y el consumidor final ejecuta un acto consciente a la hora de mezclar una bebida caliente sin generar desechos que impactan negativamente el medio ambiente. Esto nos ayuda a mejorar el índice de la huella de carbono personal.

23. ¿Qué he aprendido de todo esto?

Con este storytelling, les quiero dejar un mensaje de que con pequeños actos podemos hacer nuestra parte para salvar al mundo del plástico:

“La fábula del colibrí”

“Un día hubo un incendio enorme en el bosque. Todos los animales huían despavoridos, de pronto, el jaguar vio pasar por sobre su cabeza al colibrí hacia el fuego. Al instante, lo vio pasar de nuevo, pudo observar este ir y venir repetidas veces, hasta que decidió preguntar al colibrí:

- ¿Qué haces colibrí?, le preguntó el jaguar

- Voy al lago – respondió el colibrí: tomó agua con el pico y la echó al fuego para apagar el incendio.

El jaguar sonrió. ¿Estás loco? – le dijo. ¿Crees que vas a conseguir apagarlo con tu pequeño pico tu solo?

No, respondió el colibrí, yo sé que solo no puedo apagarlo, pero tengo que hacer mi parte

Si conoce historias de emprendedores y sus emprendimientos, escríbanos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com). 👨🏻‍💻 🤓📚

Síguenos en Google Noticias