Publicidad
4 Aug 2022 - 7:00 p. m.

Ella creó un refugio que promueve el cuidado y respeto por los animales

Además de ofrecer los cuidados básicos que necesitan las mascotas para vivir con bienestar, dándoles alimento, cuidados veterinarios, amor y limpieza, este espacio concientiza a la comunidad y utiliza la pedagogía para dignificar la vida de seres en condición de abandono.
Ellas es Liliana Jiménez, la emprendedora detrás del Refugio Animal Guadalupe.
Ellas es Liliana Jiménez, la emprendedora detrás del Refugio Animal Guadalupe.
Foto: Cortesía Refugio Animal Guadalupe

“Cada día que pasa logro cambiar un poco a las personas para que vean a los animales y la naturaleza con la mirada correcta, vamos en el camino que es, ya son muchas las personas que ahora entienden que debemos cuidar al planeta y a los animales y que los desprotegidos requieren de algo más que verlos con pesar, requieren acciones concretas de ayuda, respeto, no maltrato, ni explotarlos y verlos como seres sintientes”, esta es una de las metas que se ha ido trazado Liliana Jiménez con un emprendimiento que trabaja a favor de los animales. Hablamos con ella en 23 preguntas para emprendedores y sus emprendimientos y esta es su historia:

1. ¿Cuántos años tengo? ¿Qué estudié?

Tengo 49 años, soy Contadora Pública y Médica Veterinaria de las universidades Libre y UDCA.

2. ¿Cuál fue mi idea y cuándo nació? ¿Qué fue lo que creé?

La idea nació desde que yo estaba muy joven, casi desde que veía Naturalia y las expediciones del profesor Jacques Cousteau, siempre me ha movido el amor y el cuidado de los animales y la naturaleza. Pensé en que desde lo que hacía, debía poner mi conocimiento y capacidades al servicio de los seres más indefensos y la naturaleza, enfocándome en los animales que vivían en criticas condiciones de abandono, los que han sido maltratados y a los que se les agotan las oportunidades de tener una vida llena de amor. Realizó trabajo social con la comunidad en lo que pienso que es verdaderamente una labor de concientización del cuidado y respeto hacia los animales y al medio ambiente. Creo que es la forma de trascender, por eso creamos el Refugio Animal Guadalupe, un espacio que es ya más que un nombre, es un espacio físico de casi 30.000 metros en los que nuestros seres amados tienen una vida digna y feliz al cuidado de personas que los cuidamos y los amamos.

3. ¿Cómo logré hacerla realidad y llevarla a los hechos?

Creo que, con mucha pasión, trabajando día a día y enfocada en la idea, siempre rodeándome de personas que comparten mi sueño, entendiendo que las cosas no llegan de una sola vez sino avanzando paso a paso, aún falta mucho, pero no estamos en cero, ya hemos recorrido un camino importante.

Si está buscando más historias de emprendimientos, sus creadores y creadoras están aquí, en Emprendimiento y liderazgo de El Espectador.

4. ¿De dónde saqué la plata para ponerla a andar y cómo la pagué?

Han sido recursos familiares y producto de mi trabajo como médica veterinaria, queremos crecer con mesura.

5. ¿Qué estoy logrando con mi emprendimiento? ¿Qué estoy cambiando con mi idea?

Cada día que pasa logro cambiar un poco a las personas para que vean a los animales y la naturaleza con la mirada correcta, vamos en el camino que es, ya son muchas las personas que ahora entienden que debemos cuidar al planeta y a los animales y que los desprotegidos requieren de algo más que verlos con pesar, requieren acciones concretas de ayuda, respeto, no maltrato, ni explotarlos y verlos como seres sintientes.

6. ¿Soy feliz?

Absolutamente, no hay un día que no me sienta más feliz que el día anterior, es la pasión de hacer lo que se quiere y la felicidad de ayudar a seres tan frágiles e indefensos que lo único que merecen es amor, empezamos enfocados en perritos principalmente, ahora en nuestro Refugio Animal Guadalupe adoptamos perritos, gatitos, vaquitas, cerdos mal llamados de granja, mini pigs, pajaritos, gallinas, conejos, paticos, burrito, todos vivirán felices acá el resto de sus vidas y seguiremos ayudando a más animalitos desde que esté a nuestro alcance.

7. ¿Vendería mi emprendimiento, mi empresa?

No, estamos enfocados en darnos a conocer, ser más fuertes para tener más recursos y de allí poder brindar una mejor vida a más animales en el refugio.

8. ¿Qué tan duro fue para mí emprender?

No ha sido fácil, pero el esfuerzo de poner una idea en marcha y cambiar la vida de muchos seres vivos, vale la pena.

9. ¿Cumplí mi sueño? ¿Qué me hace falta?

Vamos en el camino correcto, tenemos que darnos a conocer más, debemos difundir más la idea, tener cada día más apoyos y generar más recursos.

Le puede interesar: Ella creó un negocio gastronómico en Londres con sabor a Colombia

10. ¿Y ahora qué? ¿Qué sigue?

Seguir aprendiendo, este es un proyecto que requiere de mucha preparación tanto académica como tecnológica para estar al día con los avances, queremos que las personas que de alguna manera quieran apadrinar algún habitante de nuestro refugio, tengan contacto con el, si no es físicamente en Tabio, podemos usar la tecnología para empezar a generar lazos a través de la comunicación.

11. ¿Mi emprendimiento es escalable?

Queremos llevar nuestra idea a una escala nacional y ojalá trascender fronteras, el cuidado de nuestro planeta y el respeto por los animales es la conducta que nos va a asegurar que tengamos un mundo para vivir, para mi es el mejor emprendimiento.

12. Para crecer, ¿recibiría inversión de un desconocido? ¿Le cedería parte de mi empresa?

No es el foco por ahora, siempre estaría dispuesta a compartir la visión que tengo del proyecto, pero más que el dinero me enfocaría en que compartiéramos los valores que hoy nos mueven.

13. ¿Qué no volvería a hacer?

Creo que de cada persona y de cada situación se aprende, no volvería a trabajar con una persona con la cual no comparta los valores, no importa si piensa diferente, pero los valores no se negocian.

14. ¿Quién me inspiró? ¿A quién me gustaría seguir?

No hay nadie en especial, son muchas personas, en especial las que no se rinden por difíciles que sean los retos y sacan sus ideas adelante, nos inspiran también los habitantes del refugio, ellos están dispuestos más a dar que a recibir, es amor puro, son los mejores maestros de vida.

15. ¿Fracasé en algún momento? ¿Pensé en tirar la toalla?

Momentos difíciles sí, pero tirar la toalla nunca, eso se lo diría a todos los emprendedores, nunca renuncien a sus sueños.

Visite la sección de Emprendimiento y Liderazgo de El Espectador

16. ¿Hago parte de algún tipo de comunidad que me ayuda en este camino de emprender?

Fundaciones y grupos de personas y profesionales que comparten sus experiencias y conocimientos sin ningún calculo, no menciono a alguien en especial por que se me quedarían algunos por fuera, en el Instagram del Refugio Animal Guadalupe, están todos ellos.

17. ¿Lo que estoy haciendo trasciende? ¿Podrá impactar a nuevas generaciones?

Esa es la idea, si no trasciende y no tiene impacto en las nuevas generaciones algo estaríamos haciendo mal, esta es una idea que busca cambiar el mundo, eso se hace uno a uno.

18. ¿Cómo me veo en 10 años y cómo veo a futuro mi emprendimiento, mi empresa?

Me veo al frente del Refugio Animal Guadalupe, como un referente nacional en el cuidado de los animales y la naturaleza, tenemos muchos proyectos en los que quisiera ver involucrada a la comunidad más cercana, personas de la región, vecinos de nuestra vereda en Tabio, trabajando de la mano con nosotros, generando conciencia y bienestar para todos.

19. ¿Qué papel han jugado mi familia y mis amigos?

Muy importante, me apoyan, mis hijas Catalina y Valentina hacen parte de la junta directiva del refugio, mi esposo Andrés, en general comparten mi sueño, mi visión y valores, mis amigos muy importantes, se han reafirmado en los momentos duros.

Continúe leyendo: Ella creó una marca de helados artesanales inspirada en los sabores de Colombia

20. Yo lo logré. ¿Ayudaría a otros emprendedores a que lo logren?

Sin pensarlo un segundo, compartiría todo lo que se, los animaría e impulsaría sin pensarlo dos veces.

21. ¿Qué papel jugó mi equipo? ¿Quién es?

No lo lograría sola, desde las personas que me ayudan en el refugio, colegas, otras fundaciones y personas enfocadas en el mismo objetivo nos hemos complementado y cada día se consolida el equipo.

22. ¿Cuál es mi sello personal? ¿Qué me diferencia del resto

Pienso que es la pasión con la que hago las cosas, pensar que nada es imposible.

23. ¿Qué he aprendido de todo esto?

Que los protagonistas de mi emprendimiento, los animales desprotegidos son el motor que me impulsa con mucha de potencia.

Si conoce historias de emprendedores y sus emprendimientos, escríbanos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com). 👨🏻‍💻 🤓📚

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar