Publicidad
19 May 2022 - 2:13 p. m.

Ella creó una marca de moda que se convierte en la voz de las mujeres en Colombia

Mitigadores es una empresa familiar que más allá de confeccionar y vender productos, lleva mensajes positivos que se convierten en un refugio e impulso para aquellas que ven sus fuerzas agotadas. A través de diademas, moños, schrunchies y bandas, la creadora de este emprendimiento fortalece la autoestima, resalta la personalidad y hace un llamado de aceptación y empoderamiento femenino.
Ella es Daniela Roa, la emprendedora que le dio vida a un proyecto que habla para y por la mujer, a través de accesorios.
Ella es Daniela Roa, la emprendedora que le dio vida a un proyecto que habla para y por la mujer, a través de accesorios.
Foto: Cortesía Mitigadores

“Después de presentar mi tesis y graduarme de la Universidad empecé a buscar trabajo como diseñadora. Envíe miles de hojas de vida, pero en todos los lugares pedían experiencia. Para ese entonces mi hermana me regaló un turbante hermoso; me encantaba, lo usaba para todo entonces pensé: ¿Por qué no hacer turbantes y venderlos?

Reconocí que los accesorios en mi cabeza han sido el elemento por medio del cual me he sensibilizado al mundo exterior y he reconocido aspectos de forma, color y materialidad. Entendí que los accesorios para mi cabeza se habían vuelto una motivación para conocer nuevos lugares, para hacer cosas que no deseaba hacer y para enfrentarme a miedos que tenía en mi interior. En este proceso, como diseñadora, entendí que no se trata de un accesorio más sino de la extensión de una personalidad, un elemento de espacio, tiempo y que contiene emoción. Para poder transmitir esto, me remití al momento en el que empecé a usar el turbante y reconocí las razones por las cuales los colecciono, basándome en la psicología.

El 2021 llegó con el deseo de hacer de Mitigadores nuestro proyecto de vida y de llevar este mensaje a millones de mujeres. Empezamos a formalizar todos nuestros procedimientos y logística para crecer como empresa. Adicional, decidimos abrir dos puntos físicos y fueron todo un éxito. Esto nos permitió seguir creciendo y terminar el año con más de 14 empleados. Y aquí vamos en este 2022, con todas las ganas y motivación de seguir llevando un mensaje que impacte la vida de las mujeres”. ¿Cuál es la historia detrás de Mitigadores y de sus fundadora? En esta reflexiva entrevista para 23 preguntas para emprendedores y sus emprendimientos de El Espectador, Daniela Roa nos la cuenta.

1, ¿Cuántos años tengo? ¿Qué estudié?

26 años, Diseño con Énfasis en producto en la Universidad de los Andes.

2. ¿Cuál fue mi idea y cuándo nació? ¿Qué fue lo que creé?

Mitigadores nació de un proceso personal en el que acepté, amé y conocí mi pelo crespo. Por muchos años quise cambiar la forma natural de mi pelo, pero por medio de los accesorios pude relacionarme con él, sentirme a gusto con su forma y textura, y apreciarlo como un complemento a mi belleza.

Cuando empecé a escoger un tema para mi tesis de grado, me interesé primero por responder la pregunta ¿Por qué coleccionamos?. Empecé a estudiar e investigar por qué los seres humanos tenemos una tendencia a coleccionar elementos, que en mi caso eran los turbantes. Esta pregunta me hizo ver a profundidad lo que representaban los turbantes en mi vida más allá de ser un accesorio para mi cabeza. Entendí que, a través de mi vida, estos accesorios más que una función física de ayudarme con mi pelo, habían impactado en mi autoestima y sentimientos.

En este momento nació la idea de Mitigadores con el fundamento de que los turbantes a través de los años han mitigado las cargas de las mujeres físicas y emocionales. Mitigadores es más que solo una marca de moda, desde un principio ha sido una comunidad de amigas que mitigan sus cargas juntas.

Creemos firmemente que todas fuimos creadas con un brillo que no tiene igual, con una esencia que nos hace únicas tal como somos y es nuestra tarea llevar este mensaje a cada mujer.

3. ¿Cómo logré hacerla realidad y llevarla a los hechos?

Cuando presenté mi tesis de grado llamada Mitigadores, sentí que esta idea de mitigar cargas no podía quedarse en solamente un proyecto. Quería que muchas mujeres tuvieran la oportunidad de experimentar lo que era mitigar cargas a través de un accesorio; entonces, con la máquina de coser de mi mama, hicimos unos turbantes y los empecé a vender por medio de Instagram.

Al ver la acogida de estos turbantes y que podía sustentarme económicamente de lo que producía al venderlos, empecé a asistir a ferias para darme a conocer y hacer crecer la marca. Sin embargo, Mitigadores seguía siendo un emprendimiento pequeño hasta que en el 2020 llega la pandemia y mi hermano menor decide dejar sus estudios, unirse a Mitigadores y hacer de esta idea un proyecto de vida. Recuerdo las palabras de mi hermano cuando en mayo de 2020 me dijo que quería unirse a Mitigadores: “Vamos a darlo todo por llevar el mensaje de Mitigadores por todo el mundo, convertir esto que tienes en una empresa sólida y vamos a sorprender a todos porque si se puede vivir de hacer moños y venderlos”.

Si está buscando más historias de emprendimientos, sus creadores y creadoras están aquí, en Emprendimiento y liderazgo de El Espectador.

4. ¿De dónde saqué la plata para ponerla a andar y cómo la pagué?

La inversión inicial no fue mucha. Compré unos cuántos metros de tela y con la máquina que tenía mi mamá comenzamos. Desde ese momento y hasta la fecha, Mitigadores reinvierte toda su utilidad para poder crecer al ritmo que lo hemos venido haciendo.

5. ¿Qué estoy logrando con mi emprendimiento? ¿Qué estoy cambiando con mi idea?

La motivación más grande para seguir con nuestro objetivo es leer y ver las historias que a diario comparten nuestras clientas en donde expresan cómo nuestros accesorios, más allá de cumplir con una funcionalidad, les han ayudado a perdonar, sentirse amadas, sentirse valoradas, entender que fueron creadas con una belleza única y sin igual, entre muchos otros aspectos que afectan directamente nuestra autoestima. Este es el objetivo principal de Mitigadores, lograr que miles de mujeres encuentren un espacio para mitigar sus cargas físicas y emocionales. Ser una comunidad de amigas que mitigan sus cargas juntas, en donde hay refugio para las afligidas e impulso para las que ven sus fuerzas agotadas.

6. ¿Soy feliz?

Muy feliz. Mitigadores ha traído propósito a mi vida, es mi motivación diaria y me apasiona seguir llevando nuestro mensaje a todas las mujeres que podamos.

7. ¿Vendería mi emprendimiento, mi empresa?

En este momento no, pero no descartamos aceptar capital de inversión que tenga el fin de poder llevar este mensaje a todo el mundo.

8. ¿Qué tan duro fue para mí emprender?

Soy una persona muy emocional y eso fue algo que usé a mi favor para crear Mitigadores, pero en el día a día fue algo que tuve que aprender a manejar. Muchas cosas no salen como uno espera y el día a día trae muchos retos en cuanto a la visión que tienes de la empresa. Ha sido un proceso duro pero gratificante, he tenido que dejar hábitos, adquirir nuevos, dejar amistades, cultivar nuevas, y muchas cosas más que han aportado positivamente a mi empresa, porque es muy cierto que así como estoy yo, lo estará mi negocio.

Con mi hermano todo fue mucho más fácil, él es mi complemento y una persona muy disciplinada. Todos sabemos que emprender tiene muchos altos y bajos y hay que ser muy persistentes. Seguir a pesar de lo que uno pueda estar sintiendo, combatir diariamente el desánimo, la frustración y la inseguridad.

9. ¿Cumplí mi sueño? ¿Qué me hace falta?

Si me siento muy feliz de ver a Mitigadores como una empresa sólida. No me siento con algún vacío en mi vida, estoy muy enfocada en Mitigadores y me siento plena. Claramente nunca queremos dejar de crecer, de llegar a más mujeres y generar más empleo.

También puede leer: Esta es la empresa más innovadora de Colombia y el emprendedor que la lidera

10. ¿Y ahora qué? ¿Qué sigue?

Seguir trabajando para construir una empresa más sólida de lo que ya es y que nos permita expandirnos internacionalmente, habiendo conquistado de primera mano el mercado nacional.

11. ¿Mi emprendimiento es escalable?

Si, es escalable desde todos los puntos que se le mire, nuestro concepto de mitigar cargas es infinito.

12. Para crecer, ¿recibiría inversión de un desconocido? ¿Le cedería parte de mi empresa?

Claro que sí. Cuando el negocio está en una fase de crecimiento y escalabilidad se puede crecer con capital propio de la empresa, pero a un ritmo moderado o recibir una inyección de capital y acelerar este crecimiento. En este momento nos encontramos en un crecimiento de más del 200% anual, lo que se conoce como hypergrowth, eventualmente, para mantener esta fase, necesitaremos inversión.

13. ¿Qué no volvería a hacer?

No volvería a compararme ni a comparar Mitigadores con nada, ni nadie, y tampoco volvería a tomar decisiones apresuradas por el afán de crecer.

14. ¿Quién me inspiró? ¿A quién me gustaría seguir?

Antes de empezar mi empresa me inspiraba mucho ver personas que convirtieron un momento difícil de sus vidas en una idea increíble, me inspiro mucho ver la película de Walt Disney, la vi y al otro día quise crear mi cuenta de Instagram. A diario sigo historias inspiradoras de personas que usaron la dificultar para crear algo que transcendiera.

15. ¿Fracasé en algún momento? ¿Pensé en tirar la toalla?

Nunca he pensado en dejar Mitigadores, pero si he sentido frustración y fracaso en ciertos momentos con la empresa. Uno de ellos fue cuando cerramos uno de nuestros puntos físicos en el Centro Comercial Fontanar que, aunque los números estaban bien, era muy difícil coordinar toda la logística ya que quedaba fuera de Bogotá.

Fue muy triste cerrarlo y por un momento sentí que había fracasado en algo que se le trabajó mucho, pero como dice Álvaro Rodríguez en su podcast Boss Tank, para los emprendedores no existe el fracaso, existen las lecciones aprendidas.

Visite la sección de Emprendimiento y Liderazgo de El Espectador

16. ¿Hago parte de algún tipo de comunidad que me ayuda en este camino de emprender?

No, ´pero me gustaría serlo.

17. ¿Lo que estoy haciendo trasciende? ¿Podrá impactar a nuevas generaciones?

Claro que sí. Mitigadores se proyecta como una marca mundial que por encima de productos lleva un mensaje positivo para la autoestima de las mujeres.

18. ¿Cómo me veo en 10 años y cómo veo a futuro mi emprendimiento, mi empresa?

En 10 años tendré 36 años. Me veo felizmente casada y tal vez con uno o dos hijos, llevando el mensaje de mitigar cargas a millones de mujeres. Veo mi empresa con presencia física en las principales ciudades del mundo y como una marca influyente en el mundo de los accesorios y moda.

19. ¿Qué papel han jugado mi familia y mis amigos?

Mi familia ha jugado el papel principal, literal. Mi papá siempre apoyando las tareas administrativas, mi mamá es la jefe de producción del taller, mi hermano es el gerente general y mi hermana mayor, la pieza clave en las relaciones y comunicaciones de la empresa. Mi familia es todo para la empresa y nada de lo que hemos logrado hubiera sido posible sin ellos.

Mis amigos también han jugado un rol demasiado importante, ellos han creído en mi y en cada etapa de Mitigadores, apoyándome y alentándome.

Lea también: Dos amigas crearon una marca de ropa para personas con movilidad reducida

20. Yo lo logré. ¿Ayudaría a otros emprendedores a que lo logren?

Claro que sí, creo que todo aquel que logra algo positivo en la vida, tiene la responsabilidad de ayudar a otros.

21. ¿Qué papel jugó mi equipo? ¿Quién es?

Sin equipo no se llega a ningún lado. Me siendo muy afortunada y agradecida porque tengo el mejor de todo el mundo. Nuestro equipo de trabajo está conformado por mi papá, mi mamá, mi hermano, mi cuñada, mi hermana mayor y 14 mujeres increíbles.

22. ¿Cuál es mi sello personal? ¿Qué me diferencia del resto?

En Mitigadores nuestra meta es ser excelentes en lo que hacemos. Ofrecemos con la compra de nuestros accesorios toda una experiencia que parte desde que entras a nuestra página web y después con el empaque y la calidad de nuestros productos. Transmitimos un mensaje encapsulado en accesorios de la mejor calidad del mercado.

23. ¿Qué he aprendido de todo esto?

He aprendido que la vida es más que una carrera universitaria o de alcanzar el éxito. Es entender qué nos hace felices, qué podemos aportar a este mundo y dedicarnos por completo a eso.

Si conoce historias de emprendedores y sus emprendimientos, escríbanos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com). 👨🏻‍💻 🤓📚

Síguenos en Google Noticias