Publicidad
4 Jan 2022 - 9:56 p. m.

Ella creó una marca que despierta la originalidad y el estilo en sus clientes

Arrancaron con un capital de 4 millones en 2018 y hoy en día tienen ventas aproximadas de 3 millones mensuales. Su idea es crecer y convertirse en una marca pionera en personalizados de alta calidad en la industria textil en Colombia.
Mónica Fernández y María Carolina Espitia le dieron vida a una empresa de prendas de vestir que habla desde la personalidad de sus clientes.
Mónica Fernández y María Carolina Espitia le dieron vida a una empresa de prendas de vestir que habla desde la personalidad de sus clientes.
Foto: Cortesía Moca.Inc

“Mi sello es indiscutiblemente el diseño, puedo hacer que la idea que me entreguen luzca como si fuera hecha por un profesional, esto combinado con la calidad del textil y los estampados ha sido un gancho increíble. Además, la buena atención y la dedicación con cada cliente hacen que estos queden sorprendidos rectificando que todo ha sido hecho con mucho amor, desde el momento del pedido hasta la entrega final”. dice Mónica Fernández, la fundadora de Moca.Inc, una empresa que ofrece servicios de personalización de prendas de vestir a través de diseños originales y con mucho estilo. En nuestra sección de 23 preguntas para emprendedores y sus emprendimientos, narra el paso a paso de emprender en una empresa que habla desde la creatividad de sus clientes.

1. ¿Cuántos años tengo? ¿Qué estudié?

Tengo 35 años, Publicidad

2. ¿Cuál fue mi idea y cuándo nació? ¿Qué fue lo que creé?

Un día que no encontraba una camiseta con un estampado que me identificara, recordé que tenía conocimientos de este tema gracias a la Universidad, comencé a explorar más y a recordar en qué técnicas se manejaba la personalización de una prenda, ahí empezó todo…el gurú de los personalizados.

3. ¿Cómo logré hacerla realidad y llevarla a los hechos?

Mi tienda es online, creé redes sociales, les mostré a mis amigos mi marca y así comencé con esto.

Si está buscando más historias de emprendimientos, sus creadores y creadoras están aquí, en Emprendimiento y liderazgo de El Espectador.

4. ¿De dónde saqué la plata para ponerla a andar y cómo la pagué?

Tenía unos ahorros y mi esposa me ayudó con otra parte para poder comprar máquinas y mercancía.

5. ¿Qué estoy logrando con mi emprendimiento? ¿Qué estoy cambiando con mi idea?

Con mi emprendimiento genero libertad de expresión, es increíble ver cómo cada vez más se buscan elementos únicos que les permitan a nuestros clientes expresar sus pensamientos y sentimientos, esos somos nosotros, una opción diferente para aquel que busca originalidad.

6. ¿Soy feliz?

Soy demasiado feliz con lo que hago, no solo porque ya genero ingresos mensuales sino porque mis clientes quedan muy satisfechos con mi trabajo de calidad.

7. ¿Vendería mi emprendimiento, mi empresa?

En el momento no. Quiero generar más empleo y seguir haciendo feliz a la gente con un producto único.

8. ¿Qué tan duro fue para mí emprender?

Demasiado, iniciar en un sector con tanta competencia fue difícil, luego nos dimos cuenta de que era fácil conseguir clientes. Nosotros combinamos buenos precios con calidad en el textil y le sumamos el apoyo de nuestros seres queridos a nuestra marca, esto ha hecho posible mantenernos estos 3 años y crecer.

Puede interesarle este emprendimiento: Una empresa social que construye país a través de la educación

9. ¿Cumplí mi sueño? ¿Qué me hace falta?

Si, era mi sueño tener mi propia empresa, me falta crecer muchísimo más y lograr ser una de las mejores marcas del mercado.

10. ¿Y ahora qué? ¿Qué sigue?

Queremos ofrecer nuevas técnicas, incluir nuevas secciones con bordados y mayor posibilidad de creatividad de diseño para nuestros clientes.

11. ¿Mi emprendimiento es escalable?

En materia de crecimiento, por supuesto que lo es, ya que pretendemos generar empleo creando nuestra propia textilería a futuro.

Puede interesarle este emprendimiento: Un proyecto de reducción de pobreza a gran escala

12. Para crecer, ¿recibiría inversión de un desconocido? ¿Le cedería parte de mi empresa?

Depende, creo que un desconocido no podría ser totalmente, ya que deberíamos compartir mínimamente objetivos similares, pero claro las inversiones están abiertas y con esto sería posible crecer más rápido.

13. ¿Qué no volvería a hacer?

Asumir que al cliente le gusta lo que a mi me gusta, Aprendí que cada persona es un mundo diferente y que es mejor preguntar hasta el más mínimo detalle.

14. ¿Quién me inspiró? ¿A quién me gustaría seguir?

Me gusta mucho la empresa Mattelsa de Medellin, son unos duros en el tema textil, y aparte el modelo de negocio que tienen es muy atractivo.

15. ¿Fracasé en algún momento? ¿Pensé en tirar la toalla?

Sí claro, varias veces porque pensé que mi producto no gustaba tanto, creí que tenía mucha competencia (realmente la tiene) pero con el tiempo se ha logrado consolidar más y más.

Visite la sección de Emprendimiento y Liderazgo de El Espectador

16. ¿Hago parte de algún tipo de comunidad que me ayuda en este camino de emprender?

En el momento no.

17. ¿Lo que estoy haciendo trasciende? ¿Podrá impactar a nuevas generaciones?

Sí. Tenemos la idea de enseñar a futuro las técnicas que existen y dar la posibilidad a nuevos emprendedores de empezar en esto.

18. ¿Cómo me veo en 10 años y cómo veo a futuro mi emprendimiento, mi empresa?

Con una fábrica y varias distribuidoras a nivel nacional y por qué no, impactar el mercado internacional.

19. ¿Qué papel han jugado mi familia y mis amigos?

Un papel demasiado importante, ya que han sido mi apoyo incondicional desde el comienzo.

20. Yo lo logré. ¿Ayudaría a otros emprendedores a que lo logren?

Sin duda, empezar es lo más difícil y lo que te hace único no es indicarle al otro cómo haces lo que haces, sino desarrollar una técnica propia del “cómo hacerlo”.

No deje de leer: Un puerto electrónico que conecta a América Latina con el mundo

21. ¿Qué papel jugó mi equipo? ¿Quién es?

Mi equipo de trabajo somos mi esposa y yo, ella ha sido mi apoyo siempre.

22. ¿Cuál es mi sello personal? ¿Qué me diferencia del resto?

Mi sello es indiscutiblemente el diseño, puedo hacer que la idea que me entreguen luzca como si fuera hecha por un profesional, esto combinado con la calidad del textil y los estampados ha sido un gancho increíble. Además, la buena atención y la dedicación con cada cliente hacen que estos queden sorprendidos rectificando que todo ha sido hecho con mucho amor, desde el momento del pedido hasta la entrega final.

23. ¿Qué he aprendido de todo esto?

Que la constancia es la clave para crecer día a día, que así sintamos que estamos fracasando uno se levanta y continua. Sinceramente todos los días se aprende de los mismos clientes, ellos mismos nos van dando ideas para innovar, y generar mas confianza en nosotros mismos.

Si conoce historias de emprendedores y sus emprendimientos, escríbanos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com).

Recibe alertas desde Google News