Publicidad
4 Jan 2022 - 4:00 p. m.

Un puerto electrónico que conecta a América Latina con el mundo

Ruufe es un emprendimiento que suprime las barreras de acceso al mercado internacional y que tiene autonomía para comercializar, controlar inventarios y exponer marcas en el exterior. Además, facilita los procesos logísticos, recolección de pagos y exhibe productos a nivel internacional gracias a su plataforma.
Juan Santiago Botero Gómez es el fundador de un puerto electrónico que conecta a América Latina con el mundo.
Juan Santiago Botero Gómez es el fundador de un puerto electrónico que conecta a América Latina con el mundo.
Foto: Cortesía Juan Santiago Botero Gómez

“Me gradué de Ingeniero Musical y desistí por falta de pasión por la música. Tuve una empresa que vendía plátanos, un negocio de empanadas, prestaba plata a interés, me quebré a las 25 años de edad debiendo 60 millones de pesos al banco, me tocó conseguir empleo y pagué la deuda en 5 años. Luego me pagué mi segunda carrera universitaria, creé dos empresa de tecnología que fracasaron, pase de pesar 69kg a 79kg gracias al deporte y me fui superando en el tiempo gracias a la disciplina y constancia: así encontré mi propósito y pasión a los 31 años de edad”, así recuerda su paso por el camino del emprendimiento Juan Santiago Botero, creador de Ruufe.

En 23 preguntas para emprendedores y sus emprendimientos Botero nos cuenta qué fue lo que creó, cómo ha logrado captar más de 14.000 usuarios con su plataforma y la estrategia para expandirse por toda Latinoamérica con su idea de negocio.

1. ¿Cuántos años tengo? ¿Qué estudié?

35 años, Negocios Internacionales.

2. ¿Cuál fue mi idea y cuándo nació? ¿Qué fue lo que creé?

En el 2014 se creó una empresa con el propósito de ayudarles a fabricantes del sector moda ubicados en America Latina a vender dentro de los Marketplace en Amazon, Etsy y EBay. Nosotros coordinábamos los envíos de inventario a USA, gestionábamos la operatividad del montaje de productos a la plataforma, etc.

Finalmente me di cuenta del trabajo tan tedioso en el proceso, las empresas tenían que enviar su inventario al centro logístico de Amazon, la tasa de conversión dentro de la industria de la moda era muy baja, el proceso de carga de productos consumía mucho tiempo y como requisito adicional, los vendedores tenían que pagar una tarifa mensual para poder vender solo en Amazon. Todo eso se tradujo en un producto caro y difícil de vender.

En el 2015, fue entonces cuando finalmente decidí cambiar esa realidad y crear Ruufe.com; el primer B2C Marketplace que permite a fabricantes de America Latina inscribirse en Ruufe.com, para que vendan internacionalmente al consumidor final y despachen el producto desde su propio almacén (algo que ningún otro marketplace está haciendo; ni Amazon, EBay, Etsy, Mercado Libre, Linio). En esta primera fase estamos enfocados en la inscripción de fabricantes del sector moda. En nuestra segunda fase estamos acercándonos a fabricantes de comestibles emblemáticos de cada país, para también llegarles a aquellos inmigrantes que se encuentran fuera de su país y desean tener acceso a esos productos que fueron parte de su crianza.

Básicamente, construimos el primer puerto electrónico o Ecommerce Hub el cual esta conectando America Latina con el resto del mundo.

3. ¿Cómo logré hacerla realidad y llevarla a los hechos?

En el 2015 mientras trabajaba para una empresa, invertía parte de mi salario en Ruufe. En mi tiempo libre aprendí empíricamente a desarrollar una página web con funciones de marketplace. Sin conocimiento en desarrollo y la visión por el proyecto, me tenían enceguecido y enfocado a crear algo atrevido.

En el 2017, salimos al aire en busca de validar el mercado y comenzamos a hacer las primeras ventas. En el 2020 dejé mi trabajo formal y me dediqué de lleno a dar forma a la empresa. En el camino se van sumando personas y en 2021 ya logramos consolidarnos con un MDP (Producto mínimo deseable) el cual está siendo consumido por el mercado.

Hoy, usan la plataforma más de 150 sellers, hemos alcanzado más de 14.000 usuarios.

Si está buscando más historias de emprendimientos, sus creadores y creadoras están aquí, en Emprendimiento y liderazgo de El Espectador.

4. ¿De dónde saqué la plata para ponerla a andar y cómo la pagué?

Decidí ahorrar parte de mi salario como empleado. En mis tiempos libres, diseñaba y desarrollaba el plan de negocio. Llegué al prototipo de la solución y me lancé.

También, he recibido el apoyo financiero de algunos miembros de la familia y ángeles inversionistas. En Ruufe han invertido cerca de USD $90.000 dólares al día de hoy.

5. ¿Qué estoy logrando con mi emprendimiento? ¿Qué estoy cambiando con mi idea?

Principalmente, suprimiendo las barreras de acceso al mercado internacional. Una empresa inscrita en Ruufe tiene autonomía para comercializar, controlar el inventario y exponer su marca al exterior. Nosotros la acompañamos, le facilitamos los procesos logísticos, recolectamos los pagos y los exhibimos a nivel internacional.

Estoy cambiando la forma como los empresarios de Latam se conectan con mercados de otros continentes. Nuestro Slogan para nuestros Sellers es “Ruufe duplica y simplifica las ventas internacionales” El componente social de Ruufe es que por cada compra, se alimenta un habitante de la calle.

6. ¿Soy feliz?

Mi carrera profesional fue de muchos altibajos, antes de trabajar tiempo completo para Ruufe. Siempre daba la milla extra, sobresalía dentro de los mejores empleados; sin embargo, no era feliz.

Trabajé por 8 años en diferentes organizaciones. Entré en el círculo vicioso al que ingresan muchos profesionales, buscando el mejor cargo con el mejor salario, pasando de trabajo en trabajo cada dos años, manteniendo el perfil de LinkedIn actualizado. Buscaba trabajar en las empresas más prestigiosas de Colombia. Apliqué a 6 convocatorias en Nutresa, 2 de Sofasa, 1 en Corona, 1 en EPM, 1 en HP, 1 en 3M. Me llamaron en algunas, pero nunca me contrataron.

Con experiencia de 8 años en toda la cadena de abastecimiento a nivel Latam y bilingüe C2, no era suficiente para estas organizaciones. Logré superarme en cada cargo, me exigía, me proponía metas y las alcanzaba pero cuando llegaba en las noches a mi apartamento, renegaba de la empresa. Siempre quería algo mejor. Finalmente, me di cuenta de que nunca fui feliz mientras era empleado. El mundo corporativo es cruel e injusto. Ni siendo jefe de compras de una cadena de abastecimiento a nivel Latam, me sentí satisfecho.

Cuando tomé la decisión de trabajar tiempo completo para Ruufe, cambié, descubrí mi propósito. ¿Fácil? No, ni un día, pero satisfactorio, siempre, todos los días.

¿El Juan Santiago Botero de hoy, es feliz? Totalmente, mi propósito me cambio el semblante.

7. ¿Vendería mi emprendimiento, mi empresa?

No lo tenemos contemplado en este momento. Sin embargo, es algo que en algún momento debemos tener presente para que nuestros inversionistas puedan recibir la compensación de haber creído en nosotros desde un principio. Parte de la compañía deberá ser vendida en algún momento.

8. ¿Qué tan duro fue para mí emprender?

Es aún duro. Estamos en constante aprendizaje, desde que nacemos nos parece difícil la curva de aprendizaje: gatear, obedecer, ser disciplinado, escuchar, perseverar en el estudio, etc. Emprender es exactamente lo mismo, solo que no hay una segunda persona: eres papá, mamá, profesor de ti mismo. Asumes las consecuencias de los actos, errores y aciertos.

9. ¿Cumplí mi sueño? ¿Qué me hace falta?

La vida entera son varios ciclos de sueños que se van cumpliendo a medida que se van adquiriendo. Una vez un sueño sea cumplido, aparece otro sueño por cumplir y así sucesivamente.

Aún no cumplo mis sueños como empresario. Tengo muchos hitos que alcanzar con Ruufe para llamar este ciclo cumplido, por ahora el objetivo es seguir creciendo y promoviendo a América Latina como una potencia comercial.

10. ¿Y ahora qué? ¿Qué sigue?

Nuestro departamento de comunicación está haciendo una labor comercial muy fuerte en el mercado mexicano y argentino. Esperamos inscribir más de 80 sellers de cada país en los siguientes 6 meses.

Con una nueva inversión que recibiremos en pocos meses, trabajaremos fuertemente en nuestra estrategia de mercadeo para lograr 1 millón de usuarios activos en el 2022.

11. ¿Mi emprendimiento es escalable?

Definitivamente. La demanda por productos del sector moda en el exterior es enorme y más todavía los productos comestibles emblemáticos. El numero de inmigrantes que están fuera de su tierra natal y la falta de acceso a productos de su tierra, nos lleva a suplir la demanda que nadie se ha atrevido suministrar.

Puede interesarle este emprendimiento: Un proyecto de reducción de pobreza a gran escala

12. Para crecer, ¿recibiría inversión de un desconocido? ¿Le cedería parte de mi empresa?

Ya hemos recibido USD 90.000 de inversión por parte de ángeles inversionistas. Actualmente tenemos una ronda abierta de USD $300.000 por medio de un SAFE a un CAP de USD $2.000.000 la cual estamos recaudando el dinero por parte de CoCrea; un organismo que otorga la deducción del 165% en el impuesto de renta a toda persona jurídica o natural que invierta o done en Ruufe a través de ellos.

13. ¿Qué no volvería a hacer?

Empleado para una empresa.

14. ¿Quién me inspiró? ¿A quién me gustaría seguir?

Mi padre siempre ha sido un modelo a seguir para mi. Su espíritu emprendedor y el éxito en su ejecución me ha inspirado a crear empresa. Su perseverancia, constancia y disciplina las he logrado contagiar. El éxito empresarial por parte de la familia de mi padre es un modelo a seguir. Todos tienen una vena emprendedora que me siento orgulloso de haberla heredado. Espero seguir los pasos correctos y evitar los incorrectos que en el algún momento dieron en falso.

15. ¿Fracasé en algún momento? ¿Pensé en tirar la toalla?

Es normal fracasar y tirar la toalla las veces que sea necesario y también es normal no volver a intentarlo. Emprender no es para todo el mundo. Es falso que todos tienen un espíritu emprendedor. Para navegar estas aguas hay que tener determinación. Debes sentir mucha confianza, porque para lograr un sí, has escuchado muchos no.

He fracasado muchas veces, intenté desarrollar otros proyectos antes que Ruufe pero ninguno pelecho. Sin embargo, todos los errores, el estudio de mercado hecho en dichos proyectos anteriores me han enseñado hacer mejor la gestión, a desarrollar Ruufe.com y a llevarlo a un nivel empresarial como no lo había hecho antes.

Visite la sección de Emprendimiento y Liderazgo de El Espectador

16. ¿Hago parte de algún tipo de comunidad que me ayuda en este camino de emprender?

Nuestra empresa ha participado en varios programas de emprendimiento acá en Colombia y Estados Unidos. El programa del gobierno Apps.co convocó un programa donde 800 emprendedores se inscribieron y escogieron las 50 empresas más innovadoras del país. Dentro de esas 50 empresas estuvimos nosotros y entramos en un proceso de estrategia comercial para abrir mercado internacional.

Desde allí hemos creado una comunidad de empresarios con la que nos reunimos bimestralmente. Adicional a esto, hace poco fuimos escogidos como una de las 84 empresas de tecnología más innovadoras de la Florida y esperamos tener el primer acercamientos con todos los fundadores de dichas organizaciones.

17. ¿Lo que estoy haciendo trasciende? ¿Podrá impactar a nuevas generaciones?

Ruufe esta haciendo algo que nadie se ha atrevido a desarrollar antes y estamos buscando contribuirle a la economía de América latina y promoverla como una potencial comercial.

Detrás de cada venta alimentamos a un habitante de la calle sin embargo, tenemos un programa que esperamos desarrollar en 6 meses y se llamara “From Homeless to Leaders” “De habitantes de la calle a lideres” con el cual convertiremos a aquellos habitantes de la calle en seres ”líderes de sí mismos”.

Crearemos trabajos en un lugar específico donde monitorearemos el crecimiento personal y su comportamiento. Paralelamente los iremos induciendo al mundo laboral dentro de este mismo lugar. Invitaremos a empresas del sector moda para otorgar labores de confección aquellos “líderes de sí mismos” (Que finalmente lograron salir de un encarcelamiento mental ) tales como confección de prendas, sublimación, etc. Todas las prendas confeccionadas por dichos “líderes de sí mismos” podrán ser donadas y finalmente esto será un beneficio tributario para las empresas que hicieron parte de este programa.

Esperamos impactar esta comunidad que nadie desde el ámbito privado se ha atrevido apoyar.

18. ¿Cómo me veo en 10 años y cómo veo a futuro mi emprendimiento, mi empresa?

En 10 años vemos a Ruufe siendo el unico puerto electrónico, con más de 80.000 socios empresarios, y consolidando todas las transacciones de negocios entre América Latina y el resto del mundo.

Ruufe será un punto de referencia para hacer negocios con empresas ubicadas en Latam.

19. ¿Qué papel han jugado mi familia y mis amigos?

Mi familia ha sido el apoyo emocional mas grande. Los fracasos y los éxitos que ha tenido mi familia en el ámbito empresarial me han dado fuerzas para seguir creciendo.

20. Yo lo logré. ¿Ayudaría a otros emprendedores a que lo logren?

Ruufe está en crecimiento. Todos los días resultan una oportunidad para crecer. ¡Claro que ayudaría a otros! Se trata de compartir y de crecer colectivamente.

No deje de leer: Una empresa de apliques de pedrería que exalta la industria textil de Colombia

21. ¿Qué papel jugó mi equipo? ¿Quién es?

Sin nuestro capital humano, Ruufe no sería la empresa que es.

Tenemos a Johana Vanessa Duque quien es co-fundadora y gerente de comunicaciones global. Un desarrollador con mas de 11 años de experiencia en la creación de software. Una experta en Marketing digital con mas de 8 años de experiencia y una maestría en IEBS School, dos comerciales y operativas que se encargan de inscribir Sellers nuevos y ayudarlos en el proceso operativo y estoy yo como gerente, fundador y líder estratégico en expansión de mercados.

22. ¿Cuál es mi sello personal? ¿Qué me diferencia del resto?

La superación personal. Me gradué de Ingeniero Musical y desistí por falta de pasión por la música. Tuve una empresa que vendía plátanos, un negocio de empanadas, prestaba plata a interés, me quebré a las 25 años de edad debiendo 60 millones de pesos al banco, me tocó conseguir empleo y pagué la deuda en 5 años. Luego me pagué mi segunda carrera universitaria, creé dos empresa de tecnología que fracasaron, pase de pesar 69kg a 79kg gracias al deporte y me fui superando en el tiempo gracias a la disciplina y constancia: así encontré mi propósito y pasión a los 31 años de edad.

Me diferencio del resto por mi versatilidad, finalmente logré conectar los puntos y establecer una conexión con lo que Steve Jobs decía alguna vez: “No puedes conectar los puntos mirando hacia adelante, solo puedes conectarlos mirando hacia atrás. Debes confiar en que los puntos se conectarán de alguna manera en tu futuro”.

23. ¿Qué he aprendido de todo esto?

La pasión es clave en cualquier objetivo que quieras lograr. Sin pasión y siempre con un plan B en mente, la vulnerabilidad en desistir es muy grande.

El número de obstáculos que se presentan en la creación de empresa son muchos, pero si hay pasión, los obstáculos se convierten en fraccionarios que requieren de tiempo para resolver y no una pared imposible de sobrepasar. La pasión te lleva a tener disciplina que finalmente es un componente crucial para lograr el objetivo. Siempre lo he dicho, un objetivo personal sin pasión es solo un capricho imposible por alcanzar.

Si conoce historias de emprendedores y sus emprendimientos, escríbanos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com).

Recibe alertas desde Google News