Publicidad

Ellos crearon una cerveza artesanal para brindar por la paz de Colombia

La Trocha es un emprendimiento que nació de la mano del proceso de paz, en el que desmovilizados de las Farc se dieron a la tarea de apostarles a productos artesanales, dejando de lado el conflicto armado en el país.

07 de julio de 2022 - 01:00 p. m.
Ella es Doris Suárez, una de la fundadoras de "La trocha", la cerveza artesanal que dejó a un lado el uso de armas y dio una segunda oportunidad a excombatientes de las Farc.
Ella es Doris Suárez, una de la fundadoras de "La trocha", la cerveza artesanal que dejó a un lado el uso de armas y dio una segunda oportunidad a excombatientes de las Farc.
Foto: Cortesía

“Esta idea de negocio nació en el 2019 como un proyecto que inicialmente se basaría en productos orgánicos como el jabón, donde la tierra y el campo se convertirían en los ejes centrales para su ejecución, sin embargo, el concepto original se transformó, dejando como resultado la creación de una cerveza que reunió en sus ingredientes su propósito principal: la unión, donde el respeto por el pensamiento, es el motivo principal para brindar en sociedad”. Hablamos con Doris Suárez Guzmán, una de las fundadoras de este proyecto y esto fue lo que nos contó en 23 preguntas para emprendedores y sus emprendimientos.

1. ¿Cuántos años tengo? ¿Qué estudié?

Mi nombre es Doris Suárez Guzmán, firmante de paz, permanecí en las Farc durante 30 años, 14 años y 1 día de esos en prisión, tengo 59 años y estudié sociología.

2. ¿Cuál fue mi idea y cuándo nació? ¿Qué fue lo que creé?

Nuestro proceso está inscrito en el Acuerdo de Paz que establece un pequeño capital semilla para proyectos individuales o colectivos, somos 10 los que conformamos la corporación TRADSO. Soy la única mujer del grupo. Inicialmente íbamos a producir jabones y productos de aseo orgánicos, pero nos llegó la propuesta de los Hermanos Helo de Ubaté quienes nos ofrecieron enseñarnos a hacer cerveza, así que no dudamos en cambiar el rumbo de nuestro emprendimiento.

Nuestras cervezas son artesanales y tienes sabores achocolatados y de café. Se caracterizan por tener 5.5 grados de alcohol que van más allá del consumo

3. ¿Cómo logré hacerla realidad y llevarla a los hechos?

La Universidad Nacional nos ayudó a elaborar el plan de negocios y el dinero salió del Fondo Paz, nueve de nosotros lo dimos, es decir que empezamos con 72 millones.

Si está buscando más historias de emprendimientos, sus creadores y creadoras están aquí, en Emprendimiento y liderazgo de El Espectador.

4. ¿De dónde saqué la plata para ponerla a andar y cómo la pagué?

Estamos logrando hacer un verdadero ejercicio de reconciliación en la casa de la trocha, la casa de la paz, donde no solo ofrecemos nuestra deliciosa cerveza artesanal, sino también otros productos de excombatientes y victimas del conflicto. Las personas que visitan la casa conocen la otra cara del conflicto y ven nuestro compromiso real con la implementación del acuerdo de paz.

6. ¿Soy feliz?

Somos felices porque cada vez sentimos más el respaldo de la sociedad al Acuerdo de Paz, ya que entre todos podemos construir un país incluyente en el que quepamos todos.

7. ¿Vendería mi emprendimiento, mi empresa?

No lo vendería, es patrimonio colectivo, no solo de la comunidad fariana sino de la sociedad civil que nos ha respaldado y lo ha hecho posible.

8. ¿Qué tan duro fue para mí emprender?

Fue muy duro porque esta experiencia es totalmente nueva para nosotros. Especialmente para mi, vengo de la guerrillera y de la prisión. Me tocó aprender hasta a usar un celular, no teniamos vida crediticia ni a nivel personal ni colectivo y la lógica financiera es que uno debe haberse endeudado mucho para que le presten algo.

Hemos recibido capacitación técnica de algunas instituciones y de muchas personas que arropan el acuerdo y aportan desde el conocimiento. Ahí vamos, tratando de robustecer este emprendimiento para que se convierta en un referente de reconciliación y una evidencia de nuestro compromiso con la implementación del Acuerdo de paz.

9. ¿Cumplí mi sueño? ¿Qué me hace falta?

Nuestro sueño de un país diferente se está cumpliendo. Nos falta tener una sede propia.

10. ¿Y ahora qué? ¿Qué sigue?

Ahora queremos seguir consolidándonos y buscar recursos para comprar un sede propia donde podamos exponer todos nuestros productos y ponerlos a disposición de la comunidad.

11. ¿Mi emprendimiento es escalable?

Claro que sí.

12. Para crecer, ¿recibiría inversión de un desconocido? ¿Le cedería parte de mi empresa?

No recibiríamos donaciones de desconocidos, ni cederíamos parte de la corporación. Es un sueño que ha crecido de la mano de muchas personas víctimas del conflicto.

13. ¿Qué no volvería a hacer?

No volveríamos a la guerra.

14. ¿Quién me inspiró? ¿A quién me gustaría seguir?

Nos inspira el anhelo de ver un país diferente, con más oportunidades y con un futuro prometedor para toda la sociedad.

15. ¿Fracasé en algún momento? ¿Pensé en tirar la toalla?

Hemos tenido muchos inconvenientes en este proceso, sin embargo, no hemos desistido. En alguna oportunidad nos sacaron de una sede y no teníamos cómo satisfacer los requerimientos de las aseguradoras inmobiliarias.

Visite la sección de Emprendimiento y Liderazgo de El Espectador

16. ¿Hago parte de algún tipo de comunidad que me ayuda en este camino de emprender?

Hacemos parte de los firmantes de paz del país.

17. ¿Lo que estoy haciendo trasciende? ¿Podrá impactar a nuevas generaciones?

Lo que hacemos está trascendiendo porque estamos impactando a un amplio sector de la sociedad civil, especialmente a jóvenes y a la comunidad universitaria, ellos están conociendo lo que pasó en el conflicto para que no se repita.

18. ¿Cómo me veo en 10 años y cómo veo a futuro mi emprendimiento, mi empresa?

Nos vemos como un referente de reconciliación y turismo a nivel nacional e internacional.

19. ¿Qué papel han jugado mi familia y mis amigos?

Mi familia y amigos han sido fundamentales durante mi proceso de personal y en el desarrollo y consecución de este emprendimiento, un apoyo incondicional y solidario.

Continúe leyendo: Las hermanas que rescataron una receta de tradición familiar con sabor a merengue

20. Yo lo logré. ¿Ayudaría a otros emprendedores a que lo logren?

Claro que sí, nosotros desde ahora apoyamos a emprendimientos que están surgiendo y que tienen una historia de reconciliación o de apoyo a pequeños productores en el país.

21. ¿Qué papel jugó mi equipo? ¿Quién es?

Somos un equipo y aunque todos no están trabajando de lleno en la trocha, contamos con su respaldo total.

22. ¿Cuál es mi sello personal? ¿Qué me diferencia del resto?

Nuestro marca es la paz, “estamos tomando el camino de la paz”, ofrecemos productos de calidad y eso se verifica en la recompra que se hace de ellos.

23. ¿Qué he aprendido de todo esto?

Hemos aprendido de muchas áreas, porque para nosotros esto es nuevo, sin embargo, ratificamos que el trabajo en equipo es lo mejor y que lo colectivo hace diferente cualquier proceso.

Si conoce historias de emprendedores y sus emprendimientos, escríbanos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com). 👨🏻‍💻 🤓📚

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar