Publicidad
4 Oct 2021 - 4:43 p. m.

Ellos ayudan a otros emprendedores a vender por medio de la tecnología

Son brasileros y lograron poner en línea y monetizar contenidos digital como cursos en línea, libros electrónicos y podcasts, entre otros formatos.
João Pedro Resende y Mateus Bicalho respectivamente CEO y COO de Hotmart.
João Pedro Resende y Mateus Bicalho respectivamente CEO y COO de Hotmart.
Foto: Cortesía

Emprender para ayudar a los emprendedores. Esa puede ser la base de lo que hicieron estos dos creativos para montar su empresa y llegar a más de 29 millones de usuarios. João Pedro Resende, CEO de Hotmart, relata, paso a paso en 23 preguntas para emprendedores y sus emprendimientos qué fue lo que hicieron y hacia dónde se están moviendo en medio de la economía digital.

1 - ¿Cuántos años tengo? ¿Qué estudié?

39 años de edad, graduado en Ciencias de la Computación de la Universidad Católica de Minas Gerais y MBA en Gestión de Proyectos de la Fundación Getulio Vargas.

2- ¿Cuál fue mi idea y cuándo nació? ¿Qué fue lo que creé?

Fundada en 2011 por Mateus Bicalho y yo, Hotmart es una empresa de tecnología global, líder en productos digitales para la creator economy, con más de 29 millones de usuarios y más de 420 mil productos que brindan todo el ecosistema para la creación y venta de contenido digital como cursos en línea, libros electrónicos, podcasts, entre otros formatos.

Hotmart es una empresa global en expansión, con más de 1.300 empleados alrededor del mundo y empleados en Países Bajos, Brasil, España, Portugal, Colombia, México, Estados Unidos, Francia y Reino Unido. Somos una gran empresa para trabajar, con autonomía y libertad. Contamos con personas dedicadas a ofrecer una gran experiencia a nuestros productores, afiliados y compradores y para eso, siempre buscamos los mejores talentos del mercado para seguir evolucionando.

3- ¿Cómo logré hacerla realidad y llevarla a los hechos?

Mateus y yo nos conocimos en la Facultad de Ciencias de la Computación. Después de graduarnos creamos una empresa que desarrollaba aplicaciones para teléfonos móviles, que no funcionó bien y cerró dos años después. Pasamos, entonces, a desarrollar nuestras carreras en empresas de software.

Años después era administrador de una comunidad online de games como hobby y creé un libro electrónico sobre anuncios online con los conocimientos que tuve para promocionar la comunidad. Pero no encontré ninguna solución que pudiera ayudarme a llevar este material a los clientes potenciales de la manera que pensé que era ideal. Si esa solución no existe, ¿por qué no crearla? Entonces, en 2011, Mateus y yo nos reunimos nuevamente para comenzar a desarrollar lo que sería la primera idea de Hotmart. Trabajamos por las noches y fines de semana, mientras seguimos en nuestros empleos. Se presentaron clientes y algunos meses después teníamos una facturación de 182 reales, suficiente para ver el potencial del negocio. Después de eso, nos despedimos y pasamos a dedicarnos 100% a Hotmart.

Hotmart se ha convertido en una de las empresas más grandes del mundo en su segmento. Con nuestra sede en Holanda, y oficinas en Brasil, España, Colombia, México, Estados Unidos, Francia y Reino Unido, proporcionamos todo el ecosistema para que los creadores de contenido transforman su conocimiento en productos digitales, como cursos online, e-books, podcasts, entre otros formatos. Tenemos ventas en 188 países.

4 - ¿De dónde saqué la plata para ponerla a andar y cómo la pagué?

Yo y Mateus empezamos con recursos propios - nuestras economías nos permitían mantener la empresa por un año. En 2011, participamos de una competición de startups en Brasil, con otras 800 empresas, y ganamos. Eso nos permitió contratar nuestro primer empleado, y expandir el negocio. Buscamos siempre el caja positivo, pues el escenario de inversiones en startups no estaba tan desarrollado y disponible en América Latina en esa época. En 2013, recibimos un aporte de Koolen & Partners. Y en 2019 tuvimos otra rueda de inversión de los fondos General Atlantic y GIC.

En marzo de ese año consolidamos nuestro estatus de unicornio con una nueva ronda de financiación serie C, de US $130 millones liderada por el fondo estadounidense TCV, inversor en empresas como Netflix, Spotify, AirBnb, Facebook y LinkedIn.

Si está buscando más historias de emprendimientos, sus creadores y creadoras están aquí, en Emprendimiento y liderazgo de El Espectador.

5- ¿Qué estoy logrando con mi emprendimiento? ¿Qué estoy cambiando con mi idea?

Hotmart forma parte de Creator Economy y mueve este mercado ofreciendo herramientas que democratizaron la creación de productos digitales para quienes quieran emprender en la internet con sus conocimientos. Así, los especialistas que son referencia en su área de especialización pueden monetizar su contenido y vivir lo que les gusta, lo que les apasiona.

Este es un mercado tan prometedor que mueve US $100 mil millones en todo el mundo anualmente y el 43% de los creadores profesionales facturan al menos US $50 mil al año, según un estudio del Influencer Marketing Hub.

6- ¿Soy feliz?

Sí, construí una familia que me da mucha alegría y motivación, un negocio que cuanto más crece, más ayuda a otras personas y sigo trabajando con personas inteligentes, que no solo aceleran el crecimiento de la empresa, sino que también me enseñan todos los días.

7- ¿Vendería mi emprendimiento, mi empresa?

Esta no es una posibilidad que estemos considerando. Nuestro enfoque es hacer crecer la empresa y continuar ofreciendo las mejores herramientas y soluciones para la Economía del Creador.

8- ¿Qué tan duro fue para mí emprender?

Como mencioné, antes de crear Hotmart, Mateus Bicalho y yo tuvimos otra experiencia como emprendedores. Como no teníamos habilidades de marketing y ventas, acercamos a la empresa a personas del mercado que, en lugar de beneficiarse del crecimiento, nos perjudicaron y cuando la empresa quebró, nos fuimos sin nada más que nuestra experiencia.

El patrimonio de la empresa se dividió entre los fundadores originales: tres cheques de R$2.300, solo podemos recibir el valor de uno de ellos. El segundo fue suspendido y el otro nunca lo probé y lo guardo hasta el día de hoy para recordar la historia, los errores y, sobre todo, que el trabajo siempre paga más que cualquier alternativa.

Me fui a trabajar a empresas de software, donde seguí hasta que Mateus y yo fundamos Hotmart.

9- ¿Cumplí mi sueño? ¿Qué me hace falta?

10 años después de su fundación, Hotmart no es más una startup. Somos una empresa global que es una de las líderes de su segmento de mercado. Hay mucho por conquistar todavía. Creo que esa economía de los creadores está aún en su inicio.

Espero vivir muchos años más, pasar 100, 120 años de vida, y me apasiona aprender y crear cosas. Me encanta la sensación de crear algo que no existía, así que todavía tengo mucho por lograr.

10 - ¿Y ahora qué? ¿Qué sigue?

Trabajamos para ofrecer una plataforma cada vez más completa que pueda satisfacer las necesidades de los clientes de Hotmart. Continuaremos construyendo y desarrollando estas soluciones, orgánicamente o por adquisiciones.

Nuestro foco está en incrementar nuestra participación en mercados donde ya estamos presentes, como Brasil, España, Colombia, México y Estados Unidos. Esperamos crecer también en nuevos mercados. Nuestra plataforma funciona íntegramente en francés, español, inglés, portugués y japonés, y nuestro Checkout (página de pago para compradores) también está traducido al árabe, alemán e italiano.

Por eso, queremos seguir ofreciendo los mejores servicios en los mercados donde ya operamos, y seguir invirtiendo en la expansión internacional.

Esta es una muy buena historia: “Ella logró hacer empresa con lo que era basura para otros

11- ¿Mi emprendimiento es escalable?

La operación de Hotmart ha crecido año tras año desde su fundación. En 2011, Hotmart tenía 2 empleados (Mateus y yo). En 2013 registró 397 mil usuarios y crecimos para 8 empleados. En 2015, logramos 2 millones de usuarios en la plataforma y 104 empleados. En 2018 Hotmart alcanzó la marca de 10 millones de usuarios y 340 empleados. El año pasado terminamos con casi 900 empleados y 20 millones de usuarios. Hoy, son más de 29 millones de usuarios, 420 mil productos registrados y más de 1,300 empleados, con presencia en ocho países: Holanda, nuestra sede, y colaboradores en España, Colombia, México, Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Brasil. Además, los productores de contenido venden a más de 188 países por la plataforma de Hotmart, con traducciones automáticas y subtítulos, y pagos en 13 monedas, incluso métodos de pago locales en muchos mercados.

12- Para crecer, ¿recibiría inversión de un desconocido? ¿Le cedería parte de su empresa?

Una de las decisiones más difíciles que tomamos en Hotmart fue rechazar una inversión de más de R$ 1 millón, cuando no teníamos muchos recursos y trabajamos en una oficina de 20 m², que compartimos con otra startup.

Recibir una inversión debe estar bien pensado, debe tener un propósito para el negocio y debe tener sentido para la planificación de la operación.

13- ¿Qué no volvería a hacer?

Subcontratar el core business de la empresa (marketing y ventas) y elegir socios que no compartan los mismos valores. Ese fue el motivo de la quiebra de la primera empresa. Fue una gran lección.

14- ¿Quién me inspiró? ¿A quién me gustaría seguir?

Debo hablar de mi padre, el Sr. Messias. A diferencia de mí, que me dediqué al emprendimiento, mi padre trabajó durante décadas en la misma empresa. Tuvo una vida muy dura, salió de una situación muy difícil y construyó una gran carrera, incluso con los desafíos para criarme a mí y a mi hermana. Su ejemplo de vida fue lo que más me influenció. Los ejemplos siempre me han enseñado más que palabras y de él aprendí a tener paciencia y a estudiar y trabajar duro. Si tienes eso, llegarás lejos.

15 - ¿Fracasé en algún momento? ¿Pensé en tirar la toalla?

Dejé todo en la primera empresa que creé porque la visión inicial del negocio ya se había distorsionado en algo que nos servía únicamente para sobrevivir un poco más, pero no estaba relacionado con lo que inicialmente queríamos.

En cuanto a Hotmart, nunca pensé en rendirte. Estamos empezando. Los errores son parte del viaje del emprendedor. Definitivamente cometí errores, pero al final las cosas salieron bien. Creo que los errores sirvieron como una curva de aprendizaje y sin ellos no podría hacerlo funcionar en el futuro.

16- ¿Haz parte de algún tipo de comunidad que te ayude en este camino de emprender?

Siempre me he apoyado en emprendedores experimentados. Lo que aprendí de ellos es que para tener un buen negocio se necesitan las mejores personas. Y si mi objetivo es contar con las mejores personas, debo confiar y darles autonomía para que tomen decisiones, para que puedan trabajar libremente. Esta es la cultura de Hotmart.

Otro punto para destacar fue crear una comunidad alrededor de la empresa, que ayude a los creadores a aprender unos de otros, nos brinde retroalimentación para mejorar la plataforma y valor agregado a los creadores para atraer a sus estudiantes y compradores.

17- ¿Lo que estás haciendo trasciende? ¿Podrá impactar a nuevas generaciones?

La Economía del Creador es solo el comienzo. Hoy en día, alrededor de 50 millones de personas en todo el mundo se consideran creadores de contenido digital, según Signal Fire. Pero solo alrededor de 2 millones son creadores profesionales, que están 100% dedicados al negocio. Pueden ofrecer sus servicios a nivel mundial, a escala, con bajas barreras de entrada y baja inversión inicial, y enfocarse en el nicho que encuentren más atractivo.

Según una encuesta de la empresa First Choice, las tres cuartas partes de los niños dicen que consideran algún tipo de carrera en los videos en línea. En la misma encuesta casi una cuarta parte de los jóvenes de entre seis y 17 años dijo que la creatividad de hacer videos geniales era su mayor motivación. Prefieren aprender estudios de medios y cómo usar software de edición de video que temas tradicionales, muestra el estudio.

Y la generación joven tiene mucho potencial. La investigación de la Fundación Lego mostró que el 58% de los niños encuestados pueden crear contenido digital por su cuenta. Con esto, podemos decir que la economía de los creadores recién está comenzando, y podemos esperar mucha más innovación y disrupción en este espacio en los próximos meses y años.

18- ¿Cómo me veo en 10 años y cómo veo a futuro mi emprendimiento, mi empresa?

Manteniendo la esencia de nuestra cultura, basada en la autonomía, la libertad y el amor, y nuestro enfoque en atraer y retener clientes, porque así es como Hotmart sigue creciendo.

Lo que queremos es una plataforma cada vez más completa que pueda satisfacer las necesidades de nuestros clientes alrededor del mundo.

Otra buena historia: Hacen pizza en casa para crear lazos empresariales

19- ¿Qué papel han jugado mi familia y mis amigos?

Crear una empresa ya es bastante difícil cuando se cuenta con el apoyo de muchas personas. Por eso es necesario que la familia acepte el camino del emprendimiento junto con el emprendedor. No hay tiempo para comenzar o terminar la jornada laboral, viajar por negocios, posponer o cancelar las vacaciones.

No hay diferencia entre la vida personal y la vida empresarial. Al principio, los sacrificios son comunes y es importante que su familia crea en sus sueños, porque crear un negocio afecta la calidad del tiempo que pasan juntos.

20- Yo lo logré. ¿Ayudaría a otros emprendedores a que lo logren?

Este año lanzamos algo más grande, con el Hotmart Challenge - Startup Edition, que forma parte de las acciones que celebran el décimo aniversario de la empresa. Este es un desafío para encontrar proyectos innovadores en tecnología, educación y emprendimiento en Brasil. Con esto, Hotmart seleccionará startups brasileñas que recibirán, en total, un aporte de R$ 2 millones para acelerar los proyectos ganadores.

El Hotmart Challenge es parte de las acciones que celebran el décimo aniversario de la empresa, una acción para devolver a la sociedad la oportunidad que tuvimos hace 10 años, en 2011, cuando Hotmart fue una de las ganadoras del premio Buscapé “Tu idea vale 1 millón”.

Queremos desarrollar aún más la Economía del Creador e invertiremos en empresas que aporten soluciones complementarias a nuestro ecosistema, impulsen el emprendimiento digital, la educación en línea, los pagos electrónicos y ayuden a más creadores de contenido.

21- ¿Qué papel jugó mi equipo? ¿Quién es?

Mi equipo está formado por más de 1.300 empleados de Hotmart, que creen en lo que están haciendo y en lo que ofrecen a nuestros clientes.

Aunque no creo en una fórmula mágica para crear una cultura increíble, hay algunas cosas que son decisivas y que terminará reflejándose en la cultura de Hotmart. Entre estas cosas están tus creencias.

Mi premisa es bastante simple: si a las personas les encanta trabajar en la empresa, querrán trabajar más duro, ser más felices, hablar con los demás y esforzarse para que la empresa siga prosperando. A ellos les importará.

22- ¿Cuál es mi sello personal? ¿Qué me diferencia del resto?

Creo en el poder de combinar tecnología, educación y espíritu empresarial para empoderar a las personas. Siempre estoy aprendiendo y motivando a mi equipo a hacer lo mismo. También creo que ceder el control para fomentar la autonomía acelera el desarrollo de la empresa y de las personas. Y, finalmente, la capacidad de trabajar en equipo y hacer las preguntas adecuadas también aporta nuevas ideas y ayuda a la empresa a alcanzar el siguiente nivel.

23- ¿Qué he aprendido de todo esto?

Para tener un buen negocio se necesitan las mejores personas. Y si mi objetivo es contar con las mejores personas, debo confiar y darles autonomía para que tomen decisiones, para que puedan trabajar libremente. Esta es la cultura de Hotmart. Otro punto para destacar fue crear una comunidad alrededor de la empresa, lo que ayudó a los creadores a aprender unos de otros, darnos su opinión para mejorar la plataforma y agregar valor a los creadores para atraer a sus estudiantes y compradores.

Si conoce historias de emprendedores y sus emprendimientos, escríbanos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com).

Síguenos en Google Noticias