Publicidad

La colombiana que diseña y crea expresiones artísticas a través de joyas

Carolina Arango es la emprendedora que está detrás de esta marca de accesorios elaborados a mano y que tiene como propósito llevar arte en cada una de sus piezas.

Tatiana Gómez Fuentes
26 de septiembre de 2023 - 11:04 a. m.
Ella es Carolina Arango, la emprendedora detrás de Trazzo.
Ella es Carolina Arango, la emprendedora detrás de Trazzo.
Foto: Cortesía Trazzo

Trazzo es una marca fabricada 100 % en Colombia. Todas nuestras joyas son en cobre con baño de oro o plata y son elaboradas por distintos joyeros en la ciudad de Medellín. Siempre he buscado con mi emprendimiento unir mis dos pasiones, el arte y la joyería. Por eso decimos que cada joya es un pedacito de arte, haciendo de ellas una pieza única que cuenta la historia de quien la fabrica”. Carolina Arango pasó por nuestra sección de 23 preguntas para emprendedores y sus emprendimientos, y aquí va su historia:

1. ¿Cuántos años tengo? ¿Qué estudié?

28 años, Ingeniería de Diseño de Producto.

2. ¿Cuál fue mi idea y cuándo nació? ¿Qué fue lo que creé?

Desde que estaba en el Colegio empecé a hacer collares y pulseras para tener mis propios ingresos, lo que no sabía era que ese hobby inicial se iba a volver una empresa. Al entrar a la universidad puede aplicar todos los conocimientos que iba aprendiendo y mis amigas me empezaron a decir que querían vender mis accesorios, en esa época llegué a tener 50 vendedoras.

Cuando me gradué empecé a trabajar en una agencia de innovación y a los 3 años renuncié para ya dedicarme 100 % a Trazzo, esa, para mí, ha sido la mejor decisión que he tomado.

3. ¿Cómo logré hacerla realidad y llevarla a los hechos?

Creo que lo que más me ha ayudado es el amor y pasión que siento por esto, todos los días me levanto demasiado feliz de crear, diseñar y de Seguir creando equipo. Siento que mis papás han sido un apoyo muy grande para volver realidad este sueño, ellos me han apoyado en todo el proceso y además me han levantado en los momentos más difíciles y duros de la empresa. Como dice mi papá, “uno debe trabajar en lo que lo haga feliz”, y creo que ese es el mejor consejo que me ha dado.

Otra cosa que me ha ayudado a hacer tangible a Trazzo es mi capacidad de hacer realidad las cosas, no dejo nada escrito en un papel, siempre hago que mis ideas se ejecuten y no tengo miedo de crecer.

Si está buscando más historias de emprendimientos, sus creadores y creadoras están aquí, en Emprendimiento y liderazgo de El Espectador.

4. ¿De dónde saqué la plata para ponerla a andar y cómo la pagué?

Todo el capital que ha necesitado Trazzo lo he conseguido con la misma empresa. Desde pequeña me enseñaron a ahorrar y manejar bien mi dinero, así que mientras estuve en la universidad pude ahorrar todas esas ventas que hice, iba vendiendo e iba invirtiendo, y cuando se llegó el momento de renunciar y crear bien la empresa, tuve un capital ahorrado.

Con la pandemia si tuve que conseguir algunos trabajos de freelance para ayudar un poquito a Trazzo y así volver a la normalidad.

5. ¿Qué estoy logrando con mi emprendimiento? ¿Qué estoy cambiando con mi idea?

Lo mejor de crear empresa es crear equipo, ver felices a todas las personas que la empresa impacta directa o indirectamente, eso me da mucha emoción, y más si veo que estas están pudiendo cumplir sus sueños gracias a lo que fue una idea y ahora es realidad.

6. ¿Soy feliz?

Soy tan feliz que hay veces que no siento que estoy trabajando (risas), obvio hay días difíciles que no provoca hacer nada, pero siento que he tomado la mejor decisión de mi vida. Crear y diseñar es lo mejor que he podido hacer en la vida.

7. ¿Vendería mi emprendimiento, mi empresa?

Este es un tema difícil para mí. Trazzo ha sido mi bebé prácticamente y he estado más de 12 años trabajando para cumplir este sueño. Antes decía que no vendería la empresa, pero ahora que ya me he metido un poquito más en el mundo de los negocios, que conozco historias de otros emprendimientos, creo que puedo cambiar esa idea.

8. ¿Qué tan duro fue para mí emprender?

Siento que la sociedad idealiza mucho la idea de emprender, y lastimosamente lo que vemos en redes sociales son empresas exitosas que en poco tiempo han logrado muchísimas cosas, sin embargo, lo que no vemos es el esfuerzo y los momentos difíciles que tienen que pasar esas empresas para poder estar donde están. Así que respondiendo la pregunta, siento que no es nada fácil el tema de montar empresa, no solo por los retos administrativos o de logística que uno puede tener, sino por la mente.

Yo siempre digo que emprender es una montaña rusa, y se debe trabajar demasiado en esa parte emocional, que muchas veces dejamos a un lado, pero que es la más importante a la hora de montar empresa.

9. ¿Cumplí mi sueño? ¿Qué me hace falta?

Siento que estoy cumpliendo mi sueño, pero aún me falta, mi propósito es poder crear un universo alrededor del arte y a la joyería, así que aún hay mucho por hacer para lograr esto. Además, quiero llegar a muchos países y eso toma tiempo.

Puede interesarle: La familia que produce y comercializa miel de abejas en Neiva

10. ¿Y ahora qué? ¿Qué sigue?

Nuestro próximo objetivo es empezar a expandirnos en el mercado internacional, este año hemos tenido algunos pinitos para esto pero aún nos falta mucho. Así que la idea es seguir posicionando a Trazzo en Colombia.

11. ¿Mi emprendimiento es escalable?

Desde que empecé a crear equipo he buscado una dinámica de trabajo donde nadie sea dependiente de nadie, y donde todos podamos tomar decisiones correctas. Creo que el mayor error que cometemos los emprendedores es creer que nadie lo hace mejor que nosotros y que debemos encargarnos de todo, sin embargo, llega un momento donde llegan personas a la empresa que saben más que tú, que conocen otras temáticas y todo esto puedo contribuir al éxito, así que creo que el secreto es delegar para crecer.

12. Para crecer, ¿recibiría inversión de un desconocido? ¿Le cedería parte de mi empresa?

Actualmente, estamos en un momento en el que para crecer necesitamos inversión, y ya hemos mirado varias opciones para hacerlo. Siento que todas las maneras están bien, pero yo inicialmente buscaría algo más de Friends and Family, o un banco, y ya después miraría el tema de un inversionista.

13. ¿Qué no volvería a hacer?

Creerme grande cuando realmente apenas estaba empezando. Un error que cometí fue llevar a Trazzo como si fuera una empresa grande que puede comprar mil empaques, tener mil insumos y hacer muchas inversiones al mismo tiempo. Siento que es bueno soñar y no tener límites, pero es todavía más importante entender en qué punto está la empresa y cómo se pueden hacer las cosas sin perjudicar la caja.

14. ¿Quién me inspiró? ¿A quién me gustaría seguir?

He crecido en una familia donde el emprendimiento ha estado en las venas, y creo que eso me ha inspirado para creer en mis sueños y arriesgarme con una idea. Además, conozco personas que me han contado sus historias, lo que han logrado con sus empresas y ese ha sido un motor de inspiración enorme para mí.

15. ¿Fracasé en algún momento? ¿Pensé en tirar la toalla?

Muchas veces, por eso digo que el emprendimiento es una montaña rusa. Siento que nadie me enseñó cómo emprender ni a tener una guía exacta de cómo montar una empresa, y claramente esto genera incertidumbre e incomodidad, eso hace pensar en muchas ocasiones que uno no es capaz.

Visite la sección de Emprendimiento y Liderazgo de El Espectador

16. ¿Hago parte de algún tipo de comunidad que me ayuda en este camino de emprender?

Una comunidad en sí, no, pero sí converso mucho con otros emprendedores que me ayudan a entender que todos tenemos procesos diferentes, y que además los problemas de todos son muy distintos.

17. ¿Lo que estoy haciendo trasciende? ¿Podrá impactar a nuevas generaciones?

Creo que la manera como llevo la empresa y además el equipo, puede sembrar un granito de arena en la sociedad.

18. ¿Cómo me veo en 10 años y cómo veo a futuro mi emprendimiento, mi empresa?

En 10 años espero que Trazzo pueda tener un gerente que se encargue de la empresa para poder dedicarme 100 % a lo que me apasiona que es crear y diseñar. Además, quisiera tener un equipo consolidado para lanzar conceptos de colecciones que rompan con la cotidianidad de la joyería, y podamos demostrar de alguna manera que las joyas son arte.

19. ¿Qué papel han jugado mi familia y mis amigos?

Mi familia ha sido todo, si no los tuviera a ellos hace rato hubiera tirado la toalla. Ellos han sido los que me escuchan, me apoyan siempre y hacen que siga creciendo este sueño. A mis amigos también les ha tocado vivir este sueño conmigo, han sido un apoyo fundamental para el crecimiento de Trazzo. Siempre digo que fueron mis primeros clientes, con los que he validado y prototipado mil ideas, esa es una ayuda grandísima.

No pierda de vista: Un emprendimiento que se dedica a la recuperación de material reciclable

20. Yo lo logré. ¿Ayudaría a otros emprendedores a que lo logren?

Todavía me sorprendo con esto porque hay personas que se me han acercado con ideas y emprendimientos para pedirme asesoría y conversaciones. Digo que me sorprende es porque algo que nos pasa a los emprendedores es que experimentamos el síndrome del impostor, hay veces que los de afuera ven más nuestras capacidades que nosotros mismos. Así que me siento muy agradecida porque me gusta ayudar y compartir mis ideas. Siempre he dicho que en algún momento seré profesora de emprendimiento, porque amo compartir conocimiento.

21. ¿Qué papel jugó mi equipo? ¿Quién es?

Hace un año somos tres personas en Trazzo, y seguro que la empresa no sería nada sin ellas. Cada una desde su especialidad le pone el sello y el arte que la marca necesita, eso es lo lindo de un trabajo en equipo, que es mejor, varias mentes pensando que solo una.

22. ¿Cuál es mi sello personal? ¿Qué me diferencia del resto?

El arte ha estado presente en mi vida desde pequeña, los colores y las pinturas han sido elementos latentes siempre. Para mí todo es diseño, arte y creatividad, amo ese mundo. Cómo le digo a mi mamá, amo las noches creativas donde no puedo dormir por todas las ideas que tengo. Lo más lindo aquí es ver como he usado el arte para materializarlo en joyas.

La diferencia de Trazzo en el mercado es que nosotros no hacemos joyas porque sí, nosotros elaboramos productos pensados, diseñados, que cuentan historias y que además son cómodos y funcionales. Como diseñadora de producto me he preocupado por diseñar joyas que sean livianas, cómodas, donde no exista la necesidad de quitarse las joyas al llegar a casa, por ejemplo.

23. ¿Qué he aprendido de todo esto?

La pregunta sería, qué no he aprendido, creo que el mundo del emprendimiento es lo mejor que le puede pasar a alguien en su carrera profesional, lo que se aprende aquí no se aprende en ninguna de las mejores empresas del mundo, no solo en la parte académica sino en el crecimiento como persona y las habilidades blandas que puede adquirir un emprendedor.

Si conoce historias de emprendedores y sus emprendimientos, escríbanos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com). 👨🏻‍💻 🤓📚

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar