Publicidad
11 Jan 2022 - 11:06 p. m.

Cierra la OPA por Sura: ¿arranca la puja por la fusión Bancolombia-GNB Sudameris?

Con el 25,42 % de las acciones de Sura, los Gilinski entrarían (en teoría) a la junta directiva en donde pueden proponer una fusión entre Bancolombia y GNB Sudameris. Sin embargo, el resultado final de la OPA de Nutresa, que se dará este miércoles, también será clave en esta apuesta.
Camilo Vega Barbosa

Camilo Vega Barbosa

Periodista Economía
Imagen de referencia.
Imagen de referencia.
Foto: santima.studio

Este martes terminó la Oferta Pública de Adquisición (OPA) del Grupo Sura en donde 3.989 inversionistas, que equivalen al 25,42% de las acciones en circulación, aceptaron vender al precio ofrecido de US$8,01. Si bien hay un proceso y un estricto reglamento por analizar, en teoría este porcentaje de acciones es más que suficiente para que los Gilinski tengan asiento en la junta directiva (de Sura). Una posición en la que podrían proponer negocios de índole de una fusión entre Bancolombia y GNB Sudameris ¿Qué tan viable es esta apuesta?

Radiografía

La de Sura es una de las dos Oferta Pública de Adquisición presentadas por los Gilinski que apuntan a empresas del llamado Grupo Empresarial Antioqueño (GEA). La otra es la de Nutresa, que busca comprar entre el 50,1 % y el 62,62% de las acciones a un precio de US$7,71 por cada título, y que termina precisamente este miércoles 12 de enero.

Si bien son dos operaciones diferentes, ambas OPA están conectadas debido al enroque accionario del GEA (todas tienen acciones de todas). Además, este esquema podría ser decisivo a la hora de deliberar una eventual fusión.

Por ejemplo, con corte de junio de 2021, en el Grupo Sura el 36,02 % de las acciones las tenía el Grupo Argos (y sus filiales) y el 13,04 % estaba a manos del Grupo Nutresa.  En el Grupo Nutresa el 35,25 % de las acciones las tiene el Grupo Sura y el 9,8 % el Grupo Argos. Y respecto al Grupo Argos el 36 % de las acciones las tiene el Grupo Sura y el 13 % lo tiene el Grupo Nutresa.

Esta estructura implica que cualquiera que adquiera una posición accionaria importante en uno de los conglomerados, accede a participación y podría tener poder decisorio en las demás empresas del GEA y en las filiales. Y hay una muy importante en esta historia: Bancolombia, en donde el Grupo Sura es el principal accionista, con el 46 % de los títulos.

El tamaño de la fusión

Una posible fusión entre Bancolombia y GNB Sudameris viene dando que hablar desde hace un mes, pues fue una de las propuestas de los Gilinski en el cuadernillo para inversionistas de la OPA por Sura. De concretarse esta jugada, se crearía un nuevo titán del sector financiero colombiano y regional.

Tan solo GNB Sudameris registró activos por $51 billones con corte al tercer trimestre de 2021. Se trata de un conglomerado de ocho compañías con presencia en Colombia (en donde hay cinco de las ocho), Perú y Paraguay. Sus negocios incluyen tres bancos (en Colombia, Perú y Paraguay), y empresas que prestan servicios fiduciarios, de comisionista de bolsa y de cajeros automáticos (Servibanca), entre otros.

Lea también: Todo lo que tiene que saber para el final de la OPA por Sura

Por su parte, Bancolombia registró activos por más de $269 billones con corte al tercer trimestre de 2021. Es uno de los principales jugadores del sector en Colombia cubriendo prácticamente todo el espectro de servicios financieros y bancarios: créditos, fiducias, pasarelas de pago, vehículos de inversión, bancos digitales, etc. Además, tiene una fuerte presencia en Centro América por medio de sus filiales Banistmo (Panamá), Bam (Guatemala) y Banagricola (El Salvador).

La fusión entre ambos conglomerados crearía una entidad con activos por más de $320 billones en activos. Lo que lo pondría cerca de los $351 billones en activos que registra el Grupo Aval, el mayor jugador del sector en el país.

La viabilidad

Una eventual fusión entre Bancolombia y GNB Sudameris debe ser aprobada por la junta directiva del Grupo Sura, la cual está principalmente dominada por las empresas del GEA. Grupo Argos (y sus filiales), Nutresa y Protección (el fondo de pensión del GEA) suman 52,59 % de las acciones. En otras palabras, este eventual negocio depende en gran parte del GEA, o de cómo termine este conglomerado después de las OPA.

Javier Mejía, Ph. D. en Economía de la Universidad de los Andes y posdoctor asociado de la Universidad de Stanford, explicó que “un 25,42% de acciones en Sura es un gran resultado para los Gilinski. Sin embargo, no es claro si alcanza para que la junta apruebe una eventual fusión con GNB Sudameris. El futuro de esta operación dependerá en gran medida de cómo les vaya en la OPA de Nutresa: les tiene que ir muy bien para que puedan reducir el poder del GEA.  Ese voto en la junta directiva es esencial”.

Lea también: ¿Cómo está compuesto el Grupo Sura?

Mejía agregó que “las OPA no van a terminar con la disputa por el control ni de Nutresa ni de Sura. Esto implicará que los grandes cambios, que muchos anticipan que podrían venir con los Gilinski, no sucederán en el mediano plazo. Pero sí seguramente implicarán tensiones en las juntas. Lo que trae el riesgo que afecte el desempeño de las empresas”.

Más allá de si alcanzan los porcentajes suficientes, también está la pregunta de si la fusión es un negocio que le interese y sea atractivo para ambas partes.

Luis Carlos Bravo, profesor de finanzas de Inalde Business School, explica que “desde la perspectiva de los accionistas de GNB Sudameris, la fusión sería una segunda ventana de ingreso a la propiedad de Bancolombia además de la que se abre con la vía del Grupo Sura. Pero no veo claro el beneficio económico de una fusión entre ambos bancos. Es decir, desde la perspectiva de Bancolombia, no habría sinergias relevantes para justificar un voto a favor de la fusión”.

Lea también: ¿Cómo darle más dinamismo al mercado de capitales en Colombia?

Entonces, aunque la fusión entre Bancolombia y GNB Sudameris haya sido uno de los principales puntos que se destacaron públicamente como parte de la estrategia de los Gilinski, se trata de un negocio que aún requiere superar varios obstáculos en el seno mismo de las decisiones corporativas. Estoincluye pasar por el filtro y los intereses de organizaciones que han buscado activamente (mediante la búsqueda de otros socios o la denuncia de la supuesta improcedencia de la OPA) mantener a los Gilinski a raya.

Pero sea cual sea el resultado, es claro que estas operaciones revivieron la Bolsa de Valores de Colombia, por un lado, y que tendrán implicaciones en algunas de las empresas más grandes del país.

Síguenos en Google Noticias