Publicidad
21 Oct 2022 - 12:01 a. m.

Jornada laboral de cuatro días permitió a empresa crecer un 95% en productividad

El Espectador entrevistó a Roberto Gutiérrez Pedrozo, gerente administrativo de Hada Internacional, quien realizó un recorrido por los resultados obtenidos en la empresa que permitió un mayor descanso a sus trabajadores.

Sebastián Muñoz López

Periodista sección Colombia
A través de un sondeo, los empleados escogieron el viernes como el día libre, por motivos profesionales y familiares.
A través de un sondeo, los empleados escogieron el viernes como el día libre, por motivos profesionales y familiares.
Foto: Cortesía Grupo Hada

El Grupo Hada es una empresa de manufactura de jabones colombiana, que exporta a 22 países. Desde enero del año 2022, decidió implementar una jornada laboral de cuatro días, con el objetivo de brindar mayor tiempo de ocio y descanso a sus empleados, así como mayor espacio para compartir con sus familias. Después de diez meses de la implementación de la medida, le preguntamos a Roberto Gutiérrez, gerente administrativo de Hada Internacional, cuál ha sido el balance y los resultados de la jornada laboral de cuatro días.

(También lea: ¿Una generación que no quiere trabajar?)

El modelo “flexiviernes” se resume en que la mayoría de empleados trabaja de lunes a jueves y descansa el viernes. A través de sondeos, la mayoría de empleados decidieron descansar los viernes, debido a que realizaban posgrados, maestrías y la jornada les permitía mayor facilidad para viajar.

¿La decisión de implementar cuatro días de jornada laboral ha representado una ventaja o una desventaja para la empresa?

La decisión ha sido 100% exitosa. Si comparamos el primer semestre del año 2022, con el primer semestre del año 2021, íbamos creciendo un 95%. En comparación con lo que viene pasando en el país, son números bastante grandes. En términos de desempeño económico, la compañía viene creciendo muy bien y los niveles de productividad que se han reportado son mejores que el año anterior. La compañía funciona más rápido, hace foco en la creación de valor, entiende qué elementos no impactan positivamente los resultados importantes del negocio, y estos elementos se desechan.

¿Cómo ve el futuro del trabajo en Colombia? ¿La jornada laboral será más corta en el futuro?

Esto ya está definido, ya existen unas leyes que harán que progresivamente la jornada laboral sea más corta. Es decir, las compañías se verán obligadas a dar pasos en este sentido. Yo pienso que se debería empezar a trabajar desde ya en la implementación de jornadas que permitan que, al final del periodo de gracia que ha dado el Gobierno, podamos implementar unas jornadas laborales más cortas. Creemos que esto en el fondo apalanca la generación de empleo, esperamos que sea así. Esperamos, obviamente, que las condiciones macroeconómicos que hoy estamos viviendo cambien.

¿Cómo fue el proceso de transición de la jornada de cinco días a la jornada de cuatro días?

Nosotros arrancamos la medida con una población aproximada del 60%. Nosotros somos 600 trabajadores, esto combinaba gente administrativa y gente operativa. En este momento, el 100% de nuestros empleados gozan de la jornada laboral “flexiviernes”, en donde las personas descansan tres días a la semana. Los salarios no disminuyeron, aumentamos el salario a toda la planta del personal en el 10%. Tenemos como principio que en los negocios no se hace dinero con la plata del empleado.

Este tipo de medidas no terminan generando el impacto positivo en la sociedad si uno restringe el ingreso económico de las personas. Esto dinamiza la economía: si la gente tiene una buena remuneración y goza de tiempo libre, contrata o compra más actividades de ocio que, al final, dinamizan la economía.

¿Hubo charlas en la empresa con los empleados, explicando que si no había productividad, el modelo no serviría?

Hubo reuniones previas con los empleados, en donde explicamos lo que queríamos hacer y cómo el compromiso de las personas era esencial para que la medida no fuera un fracaso. La gestión temprana fue clave para hacer que todo el mundo se mentalizara y adoptara rápido el cambio que estábamos proponiendo.

¿Cree que esta es una idea que otras empresas pueden adoptar? ¿O solo cierto tipo de compañía podrían tomar la decisión de los cuatro días de jornada laboral?

Esta no es una medida replicable en todo tipo de industrias. Pienso en el sector hotelero, obviamente los hoteles no pueden cerrar. Lo que yo sí creo que es replicable es pensar genuinamente en el bienestar del empleado: si uno pone a las personas en el centro del proyecto empresarial, uno genera un buen impacto en la economía. Cada empresa deberá comprar la ecuación que les funcione, a nosotros nos funciona esta medida, pero nosotros sabemos que no es replicable en todo tipo de industrias.

¿Cómo se han sentido los empleados con la medida?

Los empleados han tenido una reacción fantástica, hoy tenemos empleados más contentos, con mayor sentido de pertenencia, que cuidan más su puesto de trabajo, que se preparan mejor, que tienen buenos aportes, que tienen mejores conversaciones, que generan mayor satisfacción a los grupos de interés. Hoy tenemos una comunidad más sólida y comprometida con los objetivos que la compañía tiene declarados.

¿Es cierto que la empresa creció durante la pandemia?

Nosotros somos la compañía más importantes del continente fabricando productos de aseo personal y hogar, donde nuestro principal producto es jabón en barra hecho con aceite 100% vegetal. La pandemia aceleró un proceso que ya traíamos en curso. Nosotros veníamos ofertando nuestros servicios a grandes multinacionales en Estados Unidos, la pandemia aceleró la llegada de estos negocios a nuestra empresa. Sin embargo, ya eran temas que nosotros veníamos trabajando mucho tiempo atrás.

¿Se inspiraron en compañías extranjeras para tomar la medida?

Esta fue una decisión completamente individual. Sabemos que en otros países existen jornadas de este tipo. Pero, este fue un tema que Mauricio Trujillo, el CEO de la compañía, venía estudiando desde hace mucho tiempo. Él es una persona muy enfocada en que sus empleados estén bien. Él decía que esta decisión podría ser importante para los empleados.

¿Hubo temor dentro de la empresa por implementar la medida?

Sí había temores, pero en la balanza teníamos más “pros” que “contras”. Una medida como esta puede generar desconexión laboral y que el proceso no funcione bien, pero con nosotros no pasó así. Nosotros ya estamos cerrando el año de haber implementado la medida y solo tenemos cosas buenas por contar.

¿Otras compañías han mostrado interés por disminuir la jornada laboral?

Sí, hemos conversado mucho y muchas empresas han mostrado interés en comprender cómo lo hicimos y nuestros pasos previos para lograrlo. Hemos compartido la experiencia y esperamos seguir haciéndolo. Al final, lo que nos ocurrió a nosotros es un apalancamiento de la productividad, que se ve reflejado en los resultados de la empresa.

Hemos dialogado con cerca de cincuenta empresas, hicimos una reunión de todos los gerentes de las compañías, hemos participado en algunos foros regionales donde hemos contado nuestra experiencia. Hay mucho interés por entender cómo lo hemos hecho: hemos conversado con más de 80 empresas en distintos escenarios. Todas las compañías que nos buscan tienen la intención de implementar una jornada laboral como la que nosotros tenemos, obviamente con restricciones propias, pero con la intención de aprender e intentar.

(También lea: Así puede aplicar a ofertas de empleo en EE. UU., pagan hasta $ 28 millones)

Sebastián Muñoz López

Periodista con profundización en relaciones internacionales y seguridad, paz y conflicto.@Sebasmunozlpsmunoz@elespectador.com
Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.