Publicidad
17 Dec 2021 - 8:55 p. m.

Justo & Bueno avanza en nuevo proceso de reorganización

La empresa se había acogido a un procedimiento de emergencia, pero el financiador se retiró en último momento, por lo que se acogió a la reorganización estipulada en la Ley 1116 de 2006.
El objetivo principal de este proceso, diseñado especialmente para compañías viables que atraviesan por coyunturas complejas como la actual, es determinar la mejor forma para pagar la totalidad del pasivo de la compañía.
El objetivo principal de este proceso, diseñado especialmente para compañías viables que atraviesan por coyunturas complejas como la actual, es determinar la mejor forma para pagar la totalidad del pasivo de la compañía.
Cortesía
La empresa, creada en 2016, asegura que genera cerca de 20.000 empleos directos e indirectos y cuenta con 1.218 tiendas en 308 municipios. / Cortesía
La empresa, creada en 2016, asegura que genera cerca de 20.000 empleos directos e indirectos y cuenta con 1.218 tiendas en 308 municipios. / Cortesía
Foto: Cortesía

Este viernes, la Superintendencia de Sociedades informó que declaró el fracaso del proceso de insolvencia de emergencia de Justo & Bueno, pues la sociedad no consiguió una financiación para cumplir con los pagos previstos y los gastos de administración en el acuerdo presentado.

La cadena de tiendas Justo & Bueno anunció en octubre pasado que se acogería a la ley de quiebras colombiana y también al mecanismo de insolvencia de emergencia establecido en el Decreto Ley 560 de 2020, que fija las normas para este tipo de procesos en medio de la crisis desatada por la pandemia.

Le puede interesar: Justo & Bueno solicitará ser admitida a un proceso de reorganización empresarial

De acuerdo con la entidad, actualmente el proceso de Negociación de Emergencia de Acuerdos de Reorganización (NEAR) se encuentra pendiente de cierre, “debido a que se presentaron diferentes recursos interpuestos por algunos de los acreedores, que, si bien ya fueron resueltos por el juez, se está a la espera de la firmeza de la decisión”.

Aunque no se logró el acuerdo de emergencia, la Supersociedades aseguró que los interesados pueden acudir a las distintas opciones “de carácter legal dispuestas en la normativa de insolvencia vigente”.

Lea también: ¿Qué pasa con Justo & Bueno? Esto propone la cadena para salir de la crisis

Sin embargo, la empresa informó que esta medida era necesaria para continuar con el proceso de reorganización de la Ley 116 de 2006. Según le explicó a este medio un abogado de Justo & Bueno, el Decreto 560 de 2020 “regula un procedimiento expedito de negociación de un acuerdo de reorganización. En el caso de Justo & Bueno, los acreedores llegaron a un acuerdo, pero el financiador se retiró, esto hizo necesario acudir al proceso de reorganización de la Ley 1116 de 2006, cuya solicitud se presentó el 30 de noviembre”.

De acuerdo con el vocero, uno de los requisitos de admisión al proceso de reorganización 1116, “es que no exista un trámite paralelo, por lo que era fundamental dar por terminado el 560, lo que ocurrió el día de hoy”.

La Supersociedades también mencionó en el comunicado que el jueves, 16 de diciembre, un grupo de personas, quienes se identificaron como acreedores de Justo & Bueno, se presentaron en las instalaciones de la entidad para plantear su situación actual. Billy Escobar Pérez, superintendente de Sociedades, y un equipo de la entidad recibieron la comisión representativa para explicarles “cómo funcionan los procesos de insolvencia, con el fin de que los acreedores puedan tener información de primera mano sobre las funciones de la entidad y entender su estado actual”.

Lea más noticias económicas aquí.

Según Justo & Bueno, la Superintendencia ya revisó la nueva solicitud, requirió documentos adicionales y se espera una respuesta por parte de la entidad en los próximos días.

Vale la pena recordar que el pasado 6 de diciembre, a través de un comunicado, Justo & Bueno habló sobre la estrategias en las que están trabajando para recuperar su dinámica comercial. La empresa reconoció que el abastecimiento por parte de los proveedores se ha visto truncado debido a las deudas que Justo & Bueno tiene con ellos, al igual que con los arrendadores de locales, que viven su propio calvario por cuenta de la falta de ingresos. Sin embargo, “hay productos de proveedores que (se) han podido seguir despachando”, dijeron en el documento.

En medio de dicha situación, aseguró la empresa que “un grupo de proveedores propuso avanzar en el abastecimiento de las tiendas para reactivar la fuente de ingresos”. En ese sentido, dice que " se ha avanzado en el montaje de un esquema fiduciario para aislar el riesgo de los nuevos despachos y garantizar su pago a los proveedores, así como los pagos a colaboradores, arrendadores y demás aliados. En este momento se requiere la vinculación de más proveedores para materializarlo, pero estamos a punto de lograrlo”.

La empresa, creada en 2016, asegura que genera cerca de 20.000 empleos directos e indirectos y cuenta con 1.218 tiendas en 308 municipios.

Nota del editor: Inicialmente, esta nota se tituló “Justo & Bueno no logra acuerdo de reorganizacion de emergencia”. Sin embargo, la empresa le explicó a este diario que el proceso de emergencia se terminó para continuar con el de reorganización empresarial estipulado en la Ley 1116 de 2006.

Read more!
Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. cookies. cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar