En un agitado debate, crisis de fiebre aftosa pasó al tablero en el Senado

Según las autoridades del sector agropecuario, hay 32 millones de dosis disponibles para el segundo ciclo de vacunación contra la enfermedad.

Bloomberg

El Ministerio de Agricultura, el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) y la Policía Fiscal y Aduanera (Polfa) acudieron a la comisión quinta del Senado a un debate de control político a causa de la crisis sanitaria que en el país desataron un brote y varios focos de fiebre aftosa. (Lea: Con 3.000 animales sacrificados terminaría el foco de aftosa).

Las autoridades gubernamentales hicieron énfasis en que, para el segundo ciclo de vacunación contra la enfermedad, que se realizará durante los próximos meses, antes de que termine el año, están garantizados cerca de 32 millones de dosis. (Lea: Todo lo que tiene que saber sobre la fiebre aftosa en Colombia).

El ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri, respondió a los cuestionamientos que se hicieron sobre la gestión del programa de vacunación, que antes estaba liderado por Fedegán, administrador hasta 2015 del Fondo Nacional del Ganado, que entró a liquidación el año pasado.

El senador Ernesto Macías señaló la importancia de la labor hecha por Fedegán mientras estuvo a cargo de coordinar los ciclos contra la aftosa y la brucelosis. Pero, de acuerdo con Iragorri, bajo la actual administración por parte del Ministerio, la cobertura de la vacunación en departamentos como Cundinamarca -en donde se presentó uno de los focos de aftosa- pasó de 96,1% a 96,6%, mientras que en Arauca, escenario del brote de la enfermedad a finales de junio, aumentó de 97% a 99,7%. (Lea: Colombia, en la mira por brote de fiebre aftosa en Arauca).

El ministro afirmó que, pese a que en Arauca -en donde ya se dio por concluido el brote- se pudo comprobar que el origen del virus es venezolano, no se ha podido comprobar que los animales enfermos hayan llegado al país como resultado de contrabando entre Colombia y el país vecino. (Lea: Estudio señala que virus de fiebre aftosa detectado en Colombia procede de Venezuela).

William Valero, coronel de la Polfa, describió artimañas que están aplicando los contrabandistas, como cercenar las marcas que vienen en el ganado de Venezuela para reemplazarlas con marcas de Colombia, lo que dificulta la acción de las autoridades.

Jennifer García, presidenta de la Federación de Comités de Ganaderos de Arauca, intervino para pedir que los ganaderos no sean estigmatizados como cómplices en medio de esta crisis, y pidió que los productores puedan ser partícipes en la redacción de la política pública para el desarrollo ganadero y lechero.

Iragorri, por su parte, hizo la aclaración de que el caso del virus registrado en Caparrapí se encuentra dentro del foco en Yacopí que ya había ocupado la atención de las autoridades, y que no puede contarse como un nuevo foco o brote.

Recordó, como lo había anticipado desde la mañana desde este martes, que el viernes próximo se estaría sacrificando al último animal en el marco de esta crisis, lo que se sumaría a 297 reses en Tame (Arauca), 163 en Tibacuy (Cundinamarca), 330 en Cúcuta (Norte de Santander) y 1.015 en Yacopí (Cundinamarca) que han sido ya sacrificadas.

Entonces, explicó Iragorri, pasarían 28 días, y, en caso de que no haya más brotes ni animales enfermos, el país enviaría “el soporte de todo lo que hicimos para controlar la situación para que en la semana siguiente nos restablezcan el estatus libre de aftosa por vacunación”. Se mostró confiado en que, una vez eso suceda, los países latinoamericanos, como Chile y Perú, que suspendieron el comercio con Colombia de carne, lo restablezcan.

Respecto a la licitación de la nueva cuenta parafiscal de los ganaderos, expresó que está a la espera del concepto del Consejo de Estado sobre la viabilidad de la participación de Fedegán en el proceso, para poder “devolver” a los ganaderos la administración de esos recursos -que hoy están bajo la responsabilidad del gobierno-. Calificó como “cosas del destino” o “cosas de Dios” el hecho de que la coyuntura del proceso de selección haya coincidido con el brote de aftosa.

En su momento, Fedegán señaló que la suspensión de la licitación era “a todas luces arbitraria e ilegal” y que “no es más que otra maniobra para favorecer a un grupo reducido de ganaderos cercanos al actual ministro de Agricultura en detrimento de la representatividad y del interés general de los ganaderos que encarna Fedegán”.

Sobre la recuperación del estatus sanitario del país, José Félix Lafaurie, presidente del gremio, señaló que la crisis por el brote de aftosa no se resolverá tan rápido como ha dicho Iragorri, en cuestión de semanas, sino que la experiencia internacional, en países incluso más pequeños que Colombia, como Uruguay, muestra que puede tomar años.

Maritza Martínez, una de los senadores que citaron al debate en la comisión quinta, hizo un llamado a reforzar los puestos de control en zona de frontera debido a la crisis sanitaria y la verificación de la autoridad sanitaria durante el proceso de vacunación.

Al respecto, Luis Humberto Martínez, gerente del ICA, afirmó que la autoridad espera mayores índices de vacunación de ahora en adelante y que visitará un mayor número de predios, debido a, entre otras cosas, las mejores condiciones de seguridad y orden público que se presentan en la actualidad en el territorio nacional.