28 Aug 2019 - 2:00 a. m.

La dura situación financiera de Avianca

Aunque la aerolínea asegura que no está en quiebra, los analistas advierten que su futuro depende de si logra llegar a un acuerdo con sus acreedores para reestructurar US$550 millones en deuda.

Camilo Vega Barbosa / @camilovega0092.

“Avianca está quebrada, no está pagando a sus acreedores, no les está pagando a las compañías de arrendamiento de los aviones, no les está pagando a los bancos. Estamos en un proceso de renegociar todo eso y reestructurar todas las deudas para comprar tiempo”. De esta manera se refirió el presidente de la junta directiva de Avianca, Roberto Kriete, a la situación de la aerolínea en un audio revelado este martes por Blu Radio.

Lee también: Avianca aclara que no está en quiebra, tras filtración de declaración de Roberto Kriete

Tras el polémico audio, Avianca emitió un comunicado en el que aclaró que “no está en proceso de quiebra o de insolvencia regido por ley alguna y no ha solicitado ser admitida en proceso alguno de similar naturaleza en jurisdicción alguna”. Además indicó que Kriete “utilizó coloquialmente el término ‘quebrada’ para referirse” a la empresa.

Sin embargo, el analista José Roberto Acosta indica que “sea coloquial o no, Avianca no puede negar su mala situación financiera. El presidente de la junta ya lo dijo: les están incumpliendo a los bancos, lo que suele augurar que se viene un proceso de insolvencia o de quiebras. Pero para fortuna de la aerolínea, a los bancos tampoco les conviene castigar la deuda (los impagos), entonces hay chances de que se logre un acuerdo con los acreedores”.

También te puede interesar: ¿Qué implica la salida de Efromovich de la junta de Avianca?

En efecto, Avianca enfrenta un proceso del que depende gran parte de su futuro financiero: en mayo de 2020 vence el bono de US$550 millones, por lo que la aerolínea se encuentra negociando con los acreedores para ampliar el plazo del pago de una parte o toda esta deuda para el 2023. El 27 de agosto y el 11 de septiembre son los plazos que se fijaron para llegar a un acuerdo que permita bajar la carga a esta empresa que se muestra débil.

Ómar Suárez, analista de Casa de Bolsa, explica que “la situación de Avianca ya era difícil por su alto endeudamiento y baja liquidez, pero la situación empeoró aún más tras conocerse los reportes financieros del segundo trimestre de 2019: debido a que sus resultados están en dólares, la aerolínea reportó una significativa reducción de sus ingresos por cuenta de la devaluación que han sufrido las monedas latinoamericanas. Además, el precio del petróleo no ha bajado lo suficiente para que ayude a sus finanzas”.

En el primer semestre de 2019, Avianca reportó pérdidas por US$475 millones, mientras en el mismo período de 2018 solo perdió US$31 millones. Y lo que inquieta es que las monedas latinoamericanas se han seguido devaluando con fuerza en agosto (tan solo el peso colombiano se ha devaluado 9 %). La situación no es alentadora para la aerolínea en el tercer trimestre de 2019. Una mala racha que se ha trasladado a su acción, que ha caído 32 % este mes, tan solo 8 % este martes.

De manera que el mercado espera con gran expectativa el resultado de las negociaciones de Avianca con sus acreedores, pues de ello dependerá el futuro de una de las principales aerolíneas de América Latina.

Temas relacionados

AviancaDeudaacreedores
Comparte:

Inscríbete a Nuestros Newsletter

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarte, aceptas nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
Para tener acceso a todos nuestros Newsletter Suscríbete