La hiperinflación de Venezuela le sigue complicando la vida a Nicolás Maduro

Los planes del presidente Nicolás Maduro contemplaban la eliminación de tres ceros de los billetes del "bolívar fuerte", actualmente en uso, para ser reemplazados por un nuevo "bolívar soberano". Pero la iniciativa podría demorarse en ser implementada.

Bloomberg

Venezuela podría retrasar los planes para introducir su nueva moneda ya que los bancos no han recibido los nuevos billetes mientras que la inflación de cuatro dígitos aumenta la necesidad de dinero nuevo, según personas familiarizadas con el tema.

El plan inicial de redenominación del presidente Nicolás Maduro contemplaba la eliminación de tres ceros de los billetes del "bolívar fuerte", actualmente en uso, para ser reemplazados por un nuevo "bolívar soberano". Originalmente establecido para el lanzamiento en junio, el presidente lo retrasó en mayo para el 4 de agosto. Los bancos sostienen que necesitarán algún tiempo para garantizar una transición fluida, de acuerdo con cuatro personas familiarizadas con la situación. Un funcionario de prensa del banco central declinó comentar al respecto.

Lea también: La dolarización no solucionará la crisis económica venezolana

El gobierno también está retrasando la operación debido a que está considerando eliminar más de tres ceros de la moneda, de modo de ir al ritmo de la inflación, de acuerdo con dos personas con conocimiento directo de las discusiones. La inflación se estima en 60.770 por ciento, lo cual indica que los precios aumentan alrededor de 3,4 por ciento todos los días, de acuerdo con dos personas con conocimiento directo de las discusiones.

A partir de fines de 2017, el gobierno comenzó a solicitar más de 4 mil millones de billetes nuevos a proveedores, incluido Basingstoke, De La Rue del Reino Unido y Crane Currency de Boston, Massachusetts, según documentos del banco central y una persona con conocimiento directo de las compras.

Si bien algunos de los billetes han comenzado a llegar a Venezuela, los expertos dicen que los bancos necesitan entre 20 y 30 días para integrarlos en sus sistemas. De La Rue declinó hacer comentarios mientras que Crane Currency no respondió inmediatamente a solicitudes de comentarios.

La grave escasez de papel moneda en el país se ha sumado a la miseria de los venezolanos, que dependen del efectivo para el transporte público, la gasolina y la compra de alimentos subsidiados. Los ciudadanos desesperados ahora pagan recargos de hasta 200 por ciento por el papel moneda en Caracas.

Lea también: Cinco claves para entender la crisis venezolana

El difunto presidente Hugo Chávez asumió un plan similar hace una década, eliminando tres ceros de la moneda e introduciendo el bolívar fuerte. Desde que su sucesor elegido a dedo, Maduro, asumió el poder en 2013, la moneda se ha vuelto prácticamente inútil en medio de la caída que experimentaron los precios del petróleo y el gasto estatal sin control.

En un discurso el mes pasado, Maduro afirmó que los pagos electrónicos representaban el 85 por ciento de las transacciones en el país y que tendrían que aumentar este año para "vacunar a Venezuela" contra un ataque al "papel moneda".

 

También le puede interesar: 

 

 

últimas noticias

La hora de las startups