Publicidad
16 Jan 2022 - 10:18 p. m.

Las diferentes versiones de cómo va la economía venezolana

Los datos entregados por Nicolás Maduro en la rendición anual de su gestión son cuestionables. El exdiputado opositor José Guerra aseguró que la economía de Venezuela cayó 75 % entre 2014 y 2021, de ahí que sostiene que es falso que la pobreza extrema se ubique en 4,1 %. Según la encuesta sobre Condiciones de Vida, este dato en realidad sería de 76,6 %.
Vendedor cuenta dólares estadounidenses en un mercado en Caracas, Venezuela. - Imagen de referencia
Vendedor cuenta dólares estadounidenses en un mercado en Caracas, Venezuela. - Imagen de referencia
Foto: Agencia Bloomberg

Nicolás Maduro aseguró el sábado que en el tercer trimestre del año pasado la economía venezolana creció en 7,6 % y que las proyecciones daban un crecimiento anual de 4 %. Asimismo, dijo que hubo un aumento del consumo de los hogares del 4,9 %, lo que supone un indicador económico “concreto, de la economía real, que ha reaccionado para bien”.

Maduro añadió que la pobreza general en Venezuela pasó de 18,4 % a 17,7 % en 2021 y la pobreza extrema se mantuvo en 4,1 % con la promesa de erradicarla para 2025.

Respecto a las afirmaciones, el exdiputado opositor y economista José Guerra aseguró que las cifras de Maduro son falsas. “Dijo que en 2021 la pobreza general alcanzó al 17,6 % y la pobreza crítica al 4,1 %. Falso. Ello es incompatible con una economía cuyo ingreso nacional ha caído más de 75 % entre 2014 y 2021, además con una hiperinflación”.

Y añadió que el salario mínimo en ese país compra el 0,6 % de la canasta básica: “Si esos son los niveles de pobreza en Venezuela no hay crisis humanitaria y sí la hay”.

Lea también: La economía en el último año de la era Duque

Del mismo modo, la Encuesta sobre Condiciones de Vida (Encovi) de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) aseguró en septiembre pasado que la pobreza extrema se ubica en 76,6 %, lo que supone 8,9 puntos porcentuales más que en el anterior informe, el de 2019-2020.

De acuerdo a la encuesta, el 94,5 % de los venezolanos vive por debajo del umbral de pobreza, si esta es medida por los ingresos.

En la presentación de la misma, el investigador y profesor de la UCAB Luis Pedro España explicó que el incremento de la pobreza de este último año se debe a que el Gobierno no pudo sostener diferentes políticas, especialmente la de “bonos o transferencias directas a los hogares” que “cayeron un 20 % en términos reales”.

Frente al dato del crecimiento económico, Guerra recordó que, pese al 7,6 % en el tercer trimestre, en los demás no hubo crecimiento. De hecho, para Guerra probablemente el país cerró el año con una leve recuperación de 4 % o 5 % “que es nada respecto a la caída de 20 % en 2020″.

¿Hiperinflación?

Los precios subieron un 7,6 % en diciembre desde noviembre, según el banco central, lo que marca un año completo con una inflación mensual inferior al 50 %, el umbral que la mayoría de los economistas suelen utilizar para definir la hiperinflación. En términos anuales, Venezuela cerró el año 2021 con una inflación del 686,4 %.

Le puede interesar: Duque opina que, para que haya negociación sobre Venezuela, debe irse Maduro

“La hiperinflación en Venezuela se va como vino”, dijo Ronald Balza, profesor de economía en la Universidad Católica de Caracas. “El Gobierno no tomó medidas para detenerla sino que más bien dejó de hacer lo que la causaba, que es financiarse con emisión monetaria acelerada”.

La reducción en la impresión de dinero es resultado de un menor gasto público, lo que efectivamente redujo el déficit fiscal a menos del 10 % del producto interno bruto el año pasado desde cerca del 30 % del PIB cuando comenzó la fase de hiperinflación a finales de 2017, según Luis Oliveros, profesor de economía en la Universidad Central de Caracas.

En lugar del bolívar, que es la moneda nacional, el país adoptó extraoficialmente el dólar estadounidense. Más del 60 % de todas las transacciones se realizan en la divisa.

Si bien los datos oficiales del Gobierno de Venezuela son poco confiables, un índice de inflación paralelo recopilado por legisladores de la oposición también presenta una disminución significativa de los precios el año pasado. El índice café con leche (de Bloomberg), que rastrea semanalmente el precio de una taza de café en Caracas, muestra que los aumentos se han estabilizado, en particular desde que el Gobierno redenominó su moneda, quitando seis ceros en comparación con el bolívar anterior.

Lo cierto es que, a pesar de haber salido del periodo de hiperinflación, el país aún registra una de las tasas de inflación más altas del mundo. Además, algunos se preguntan si el Gobierno tendrá el efectivo para continuar con la política actual.

Lea: Venezuela sale de un periodo de cuatro años de hiperinflación

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.