“Liderar es amar”: Álex Rovira, conferencista del Wobi 2018

El emprendedor, escritor y conferencista español es un referente de la psicología de liderazgo a nivel internacional. Habló con El Espectador sobre la importancia de liderar pensando en las necesidades de la gente por encima del éxito económico y dio algunos esbozos de su próxima conferencia en el Wobi 2018, evento que se llevará a cabo los días 5 y 6 de diciembre en la ciudad de Medellín.

Álex Rovira, escritor español. / Cortesía

¿Qué es para usted el “self management”?

La psicología ha quedado relegada al ámbito del sufrimiento, a las adicciones, fobias, miedos y duelos, pero en los últimos años se ha visto que todo lo que era aplicable a la gestión de estos procesos era también aplicable a procesos de empoderamiento y transformación personal. El self management habla de esto y lo hace integrando un conjunto de herramientas de la psicología.

Yo he venido practicando y estudiando este conjunto de herramientas durante muchos años y he creado un modelo que permite conocerte mejor, conocer mejor al otro e identificar canales de comunicación para todo tipo de vínculos, desde las relaciones de amistad hasta la gestión de los hijos o de equipos de trabajo.

¿Por qué para liderar a otros es importante contar con estas herramientas?

Porque, para mí, liderar es amar. Es tener la voluntad de comprender la singularidad del otro y sus circunstancias para establecer una dialéctica de respeto que ponga en marcha la confianza, el compromiso, la calidad, la excelencia y la transformación. Un buen líder tiene que ser capaz de crear entusiasmo.

¿Cree que su propuesta choca con los discursos de liderazgos impositivos que vemos hoy en el mundo de la economía o en el ámbito político?

Sin duda que choca, pero mi función es hacer política desde la pedagogía. Hacer que las personas que quieran emprender un negocio o que tengan la responsabilidad de dar dirección al trabajo de otros tengan una mirada abarcante y puedan liderar de la mejor manera posible.

Algunos críticos dicen que este tipo de modelos que se enfocan en la gente se olvidan de los resultados y la productividad de una empresa. ¿Usted qué opina?

Les diría que si utilizan el látigo avanzarán a trompicones. Es cierto que hay grandes corporaciones que viven de la explotación, pero yo estoy convencido de que las nuevas generaciones son mucho más críticas y tienen en cuenta otros principios y valores más allá de la dinámica competitiva. Cada vez son más las organizaciones que están en otra onda de gestión, que quieren crear equipos altamente comprometidos y no solo ser eficaces en su manera de trabajar.

¿Cuál es su lectura de una sociedad como la actual que desconfía de todo y reclama nuevos liderazgos?

Creo que la evolución se produce por zarandeo. Lo que no cambiamos por convicción lo hacemos por crisis, como ha sido siempre. El cambio vendrá de las nuevas generaciones y por eso es importante la pedagogía.

¿Por qué esta mentalidad es importante en un país como Colombia, que hoy atraviesa un proceso de posconflicto?

Cuando venimos de una psicología del maltrato, del abuso, de la violencia, las secuelas no son solo psíquicas, son traumas que quedan en el paisaje, en el territorio y en las mismas organizaciones. Las dinámicas que tienen que ver con el reconocimiento y el perdón tienen una potencia de transformación en la realidad impresionante, y en países en los que ha habido un gran sufrimiento es necesaria esa mirada para una posible reconciliación.

¿Qué cualidades se deben cultivar para entrar en esta línea de “self management” de la que usted habla?

Primero, la humildad. Saber que no lo sabe todo para querer aprender continuamente. Segundo, alimentar la curiosidad. Y tercero, el respeto, porque de él nace la confianza.

¿Qué podemos esperar de su conferencia en el Wobi de Medellín?

Será una experiencia de aprendizaje y transformación. No saldrán igual a como entraron. Saldrán inspirados, conmovidos y con muchas herramientas. Además tendrán la posibilidad de conocer personas que vibran en su misma onda de voluntad de excelencia y de aprendizaje. Colombia es un país al que quiero muchísimo y lo que más me conmueve es la gente, su educación y sus ganas de aprender y de prosperar.

Lea también: ¿Cuáles son las nuevas tendencias de liderazgo en Colombia?

826637

2018-11-30T21:00:00-05:00

article

2018-12-01T12:24:33-05:00

[email protected]

none

Valeria Cortés Bernal

Economía

“Liderar es amar”: Álex Rovira, conferencista del Wobi 2018

65

4678

4743