Publicidad
18 Feb 2022 - 3:58 p. m.

Colombia debe acelerar su ajuste fiscal: Comité Autónomo de la Regla Fiscal

Según el análisis, acelerar el ajuste fiscal disminuirá las presiones del costo de financiamiento, contribuirá a la sostenibilidad de la deuda pública y a que se consolide un crecimiento económico no inflacionario y con recuperación de empleo.
La regla fiscal es el compromiso que tiene el gobierno para reducir la diferencia entre sus ingresos y su gasto.
La regla fiscal es el compromiso que tiene el gobierno para reducir la diferencia entre sus ingresos y su gasto.
Foto: Getty Images

Desde su implementación, la regla fiscal en Colombia ha tenido el objetivo de garantizar la sostenibilidad en las finanzas y deuda pública del país. En suma, es una estrategia que le permite al gobierno medirse en sus gastos y endeudamiento con el propósito de reducir su déficit fiscal, es decir, que cada vez sus gastos dejen de ser mayores a sus ingresos.

Lo anterior es clave para mejorar el bienestar económico del país. Sobre esto el recientemente creado Comité Autónomo de la Regla Fiscal (que se dedica a analizar el comportamiento del gobierno en su avance hacia estas metas) publicó su primer pronunciamiento, donde deja ver parte del panorama, así como sus observaciones, en esta materia.

El comité inició su pronunciamiento  destacando los esfuerzos del Gobierno Nacional por mejorar los resultados y proyecciones fiscales, a pesar de la presión que ha generado los intereses de la deuda y las dinámicas que trajo consigo la pandemia.

Lea también: Economía colombiana crecería 4,5 % en 2022, según el FMI

“El Plan Financiero de 2022 muestra un cambio de ingresos transitorios de capital por ingresos corrientes, más permanentes. Esto da mayor certeza y credibilidad a la estrategia fiscal de corto plazo”, analiza el comité, al resaltar el esfuerzo que se ha hecho para mantener sin alteración las cifras de gasto primario en este año frente a 2021, lo que se traduce en algo positivo si se tiene en cuenta el contexto inflacionario (subida de precios de parte de los principales productos consumidos por los colombianos y su industria) por el que atraviesa el país.

Para el comité también es sobresaliente que el gobierno hubiera mantenido el financiamiento programado en el marco fiscal de mediano plazo para 2021, a pesar de que el déficit registró una reducción de $12 billones, por lo que queda una mayor disponibilidad de recursos en la caja y se reduce la presión sobre el financiamiento en 2022.

Le puede interesar: Gobierno proyecta ingresos tributarios de $183 billones para 2022

“No obstante, de acuerdo con estimaciones del Banco de la República, el déficit de cuenta corriente habría cerrado 2021 en 5,7% del PIB. Esta estimación muestra que existen desbalances en la economía, a los cuales ha contribuido el déficit del Gobierno Nacional. Los desbalances entre ahorro e inversión se están viendo reflejados en las primas de riesgo que enfrenta la economía colombiana. Indicadores como los CDSs 2 y los spreads3 de los bonos colombianos, relativos a nuestros pares regionales, reflejan el mayor riesgo que se está percibiendo sobre la capacidad de financiamiento del Gobierno”, advierte el comité.

Es por lo anterior que se señala la importancia de que el país acelere su ajuste fiscal, es decir, implementar políticas para que sus ingresos suban y sus gastos bajen, pues esto redundará en beneficios como la disminución de presiones de costo del financiamiento, una contribución a la sostenibilidad de la deuda pública y la consolidación de un crecimiento económico no inflacionario y con recuperación de empleo.

Le sugerimos leer: Importaciones en Colombia crecieron 56,8 % en octubre: esto es lo que se importa

Sin embargo, el comité considera que los supuestos macroeconómicos consignados en la revisión del plan financiero para 2022 son probables y, en general, que son consistentes con las expectativas del mercado formadas a partir de la información disponible.

“El escenario fiscal presentado para 2022 permite al Gobierno cumplir la transición planteada por la Ley para la Regla Fiscal. No obstante, estimaciones preliminares muestran que, pese al esfuerzo por reducir el déficit en 2022, el Balance Primario Neto Estructural (BPNE) cerraría el año con un déficit entre 3 y 4 puntos porcentuales del PIB, mayor al que resultaría de aplicar la fórmula para la Regla Fiscal, a la cual se debe converger en 2026″, añadió.

Parte importante de su análisis es que tanto en el corto como en el mediano plazo se necesitarán medidas adicionales, para incrementar los ingresos y reducir los gastos, a las ya contempladas en la Ley de inversión social. Solo así, argumenta el comité, se reducirá el déficit primario a los niveles compatibles con la Regla Fiscal y lograr una reducción permanente de la relación deuda a PIB. Solo de esta forma se podrá garantizar la sostenibilidad de las finanzas públicas y el equilibrio macroeconómico.

“Un elemento importante para lograr estos objetivos será encontrar soluciones a la combinación de leyes y obligaciones institucionales que hacen inflexible el gasto público. Para esto podrían utilizarse las conclusiones de las misiones y estudios que se han realizado sobre temas fiscales. Se hace un llamado para que, de manera responsable, las propuestas de política pública tomen en consideración la situación fiscal del país y se salvaguarde la sostenibilidad de las finanzas públicas”, concluye.

Síguenos en Google Noticias