Publicidad

El Gobierno está abierto a nuevos contratos de exploración: ministro de Hacienda

El ministro José Antonio Ocampo señaló que la seguridad energética del país no debería generar incertidumbre, pues actualmente hay casi 200 contratos de exploración y explotación sobre la mesa.

10 de noviembre de 2022 - 10:47 p. m.
Jose Antonio Ocampo también habló sobre las tres grandes transiciones que se vienen para Colombia.
Jose Antonio Ocampo también habló sobre las tres grandes transiciones que se vienen para Colombia.
Foto: El Espectador - Gustavo Torrijos Zuluaga

El presidente Gustavo Petro ha sido enfático en las apuestas de transición energética que tiene para Colombia. Su plan es desincentivar la explotación de recursos fósiles y migrar a energías más limpias, como las del tipo solar, eólica y las relacionadas al hidrógeno verde. Un revés con impacto ambiental que, cuanto menos en el corto y mediano plazo, no responde a la realidad económica del país.

En sus primeros días de gobierno, las declaraciones de la ministra de Minas y Energía, Irene Vélez, generaron preocupación en varios sectores, pues aseguró que la exploración (indispensable para el aumento de las reservas) iba a parar y que, si se presentaba el caso, Colombia pasaría a importar recursos energéticos como el gas, desde Venezuela.

El panorama macroeconómico del país da pie para justificar las preocupaciones que pueden presentarse, pues es un hecho que gran parte de la economía colombiana depende de la extracción, comercialización y exportación del petróleo. Cifras manejadas por Ecopetrol dan cuenta que, en la última década, las transferencias al país por concepto de regalías, impuestos y dividendos de esta empresa han superado los $254 billones, teniendo un promedio anual de $20 billones en los últimos cinco años.

Lea también: La acción de Ecopetrol cumple 15 años en la Bolsa de Valores de Colombia

Y aunque las apuestas de Gustavo Petro por transicionar a energías verdes se mantienen firmes (de hecho, esta semana esa visión gubernamental recibió el respaldo del Banco Europeo de Inversiones en la COP 27), también se ha tenido conciencia de la gran dependencia que sigue teniendo Colombia del crudo, razón por la que el Ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, explicó este jueves que el Gobierno no descarta la posibilidad de que se firmen nuevos contratos de exploración y explotación.

“Esa es una tarea que está haciendo el Ministerio de Minas y Energía. Ahora hay una gran cantidad de contratos; hay 121 contratos en ejecución, 37 contratos en trámite y otros 36 contratos suspendidos y que el Ministerio también está viendo en qué medida se pueden reactivar”, detalló el ministro Ocampo.

Para el jefe de la cartera de Hacienda, estos casi 200 contratos son una cantidad importante que garantizan la seguridad y autonomía energética del país ya que, como explica, si se aplica el promedio de ejecución (que puede ser de una tercera o una quinta parte de los contratos) estos acuerdos se pueden traducir en una ampliación importante de las reservas.

“Lo que está evaluando el Ministerio de Minas es si se requiere trabajar en nuevos contratos. Pero no estamos cerrados a esa posibilidad”, detalla.

Le puede interesar: ¿Qué implica la decisión de Ecopetrol de no seguir con el fracking en Colombia?

Este jueves el presidente de Ecopetrol, Felipe Bayón, también explicó que esta empresa actualmente tiene un contrato con la venezolana PDVSA, el cual le permite al país, de llegar a ser necesario, importar gas desde Venezuela.

“Este es un contrato adicional al que se usó hace unos años para venderle gas a Venezuela. Gente nuestra ha estado ya en Venezuela mirando y relacionando el tema de oportunidades, sobre qué cosas se podrían hacer”, precisó Bayón.

Sobre esto último hay que tener en cuenta que se habla de escenarios hipotéticos, ya que las actuales reservas de gas y de petróleo colombianas no demandan la necesidad de pensar en importaciones.

Las tres transiciones

En su intervención, el ministro de Hacienda también habló sobre las tres transiciones que se avecinan para el país en el futuro. La primera, y de la que más se ha hablado en los últimos meses, es la transición energética. Esta se hace necesaria, debido al impacto ambiental que está generando la combustión de recursos fósiles. Las apuestas gubernamentales es migrar a energías más limpias, a la vez de impulsar cambios en la demanda, como la movilidad.

Lea también: Los ingresos de Ecopetrol alcanzaron los $120 billones en septiembre

La segunda gran transición es la exportadora, pues actualmente el grueso de las exportaciones del país derivan de la actividad petrolera. Ante esto, el desafío que tiene el actual gobierno, y los próximos que vengan, es el de diversificar la oferta exportadora, es decir pensar en nuevos productos y servicios, o repotenciar parte de los que ya están, para que el vacío que eventualmente dejará el petróleo no sea tan significativo.

Finalmente está la transición fiscal. Esta está relacionada a las contribuciones económicas que hace el petróleo a las arcas del país, aportes que menguarán en la medida en que se transiciona a las energías limpias. Ese vacío fiscal, detalla Ocampo, hay que llenarlo, y parte de eso es lo que planean hacer con la reforma tributaria.

💰📈💱 ¿Ya te enteraste de las últimas noticias económicas? Te invitamos a verlas en El Espectador.

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar