Publicidad
4 Sep 2021 - 5:31 p. m.

Inflación llegó a 4,4 % para agosto en su variación anual

El indicador registró un alza de 0,45 % respecto a julio de este año. Esta es la cuarta subida consecutiva en el año y supera el rango meta del Banco de la República, que la ubicaba en un máximo de 4 %.
Imagen de referencia.
Imagen de referencia.
Foto: Agencia Bloomberg

Este sábado, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) indicó que la inflación en agosto fue de 4,4 % en relación con el mismo mes del año pasado. Respecto a julio de este año, en su variación mensual, el indicador subió 0,45 %. Este es el cuarto mes consecutivo que esta variable económica registró un alza.

De acuerdo con la entidad, las mayores variaciones de la inflación se presentaron en las divisiones de alimentos y bebidas no alcohólicas (1,08 %), restaurantes y hoteles (0,99 %) y educación (0,62 %).

“Estamos enfrentando una inflación que está principalmente impulsada por los alimentos, tanto la comida en el hogar, como fuera de ella”, indicó Juan Daniel Oviedo, director de la entidad, durante la presentación de los resultados.

Ahora bien, en los alimentos, Oviedo destacó que hay cuatro renglones que están explicando 12 de los 18 puntos básicos de la variación en la comida (tanto en el hogar, como por fuera de él). El primero son las frutas frescas, cuyas alzas están principalmente vinculadas a la volatilidad que se experimentó en el mango para agosto de 2021. El segundo tiene que ver con los plátanos y a bajas en su abastecimiento por novedades en la producción, especialmente en regiones como Antioquia y Córdoba.

Y en tercer y cuaro lugar se encuentran las carnes de aves y de res, que, en palabras de Oviedo, siguen reflejando los precios altos de los insumos agrícolas (como la soya y el maíz), así como efectos de la tasa de cambio y la devaluación del peso.

El alza en los alimentos que, como ya se vio, está impulsando poderosamente la inflación, no es un asunto exclusivo de Colombia, pues es un capítulo que está relacionado con problemas logísticos y de transporte a nivel global. Puntualmente, estamos hablando acá de asuntos como la escasez de contenedores para el transporte marítimo, así como las mayores demandas de los consumidores en prácticamente todo lado, por aquello de la reactivación de las economías.

Lea también: ¿Cómo va la recuperación global de las economías?

Oviedo puntualizó que, para el caso de la carne de res, “no es que haya un desabastecimiento, sino que hay una mayor demanda, lo que a su vez genera una mayor presión inflacionaria”.

Para entender el peso de los alimentos en la inflación vale la pena observar la ecuación así: si se excluye este grupo, la inflación anual (con relación a agosto de 2021) bajaría a 3,11 % (de 4,44%) y la mensual caería a 0,32 % (de 0,45%), según la información que reveló este sábado el DANE.

Y estos datos son claves, entre muchas otras razones, porque tienen un impacto en desigualdad, que el DANE expresa de la siguiente forma. Según Oviedo, el peso de los alimentos ha hecho que la inflación anual de los hogares pobres (que invierten más en alimentación) sea de 5,0,9 %, mientras que la de los de ingresos altos llega a sólo 3,4 %. Para hogares vulnerables, el indicador anual se ubicó en 5,2 % y para la clase media lo hizo en 4,6 %.

Por dominios geográficos, Santa Marta, Sincelejo y Cúcuta registraron los mayores aumentos de precios en relación con julio de este año. “Para el caso de Santa Marta el rubro de servicios públicos y arrendamientos fue protagónico”, según Oviedo, quien resaltó que hubo una variación positiva en el rubro específico de alcantarillado.

Por otra parte, en lo que va del año la ciudad que más ha registrado un alza inflacionaria ha sido Popayán, con una variación de 6,6 %, seguida de Santa Marta (5,5%) y Florencia (5,4 %).

De acuerdo con Oviedo, el resultado de Popayán obedece también al peso que arrastran las subidas en las carnes, lo que a su vez impacta los precios de la comida dentro y fuera del hogar.

El único rubro que registró una variación negativa de precios para agosto en Colombia fue el información y comunicación, situación que, según Oviedo, está asociada a una dinámica de precios de los equipos de telefonía móvil que han presentados rebajas y descuentos o precios más competitivos.

Los resultados presentados por el DANE este sábado superaron las expectativas de los analistas que reúne una encuesta del Banco de la República, así como los sondeos efectuados por Fedesarrollo.

Para el caso de los consultados por el Banco, los analistas ubicaban la variación máxima en 0,38 %, aunque habían pronosticado un aumento anual que podría tocar 4,97 %. Por el lado de Fedesarrollo, los consultados ubicaban la variación anual en 4,13 %.

Los resultados entregados por el DANE casi con seguridad, según analistas, van a generar una respuesta por parte del Banco de la República. Actualmente, el Banco se encuentra navegando aguas turbulentas en medio de una reactivación económica que no está trayendo más empleo, pero sí impulsando la inflación hacia arriba. La fiesta de las tasas en mínimos históricos podría terminar, con miras a poner en cintura la subida de precios, pero esta intervención debe calcularse con precisión quirúgica para no impactar la recuperación en general.

El propio gerente de la entidad, Leonardo Villar, dijo esto en una entrevista reciente con este diario: “Digamos que la política monetaria ha sido muy fuertemente expansiva y creo que hay un consenso en el Banco, que con la información que hoy tenemos es importante mantener una política expansiva, pero la magnitud de la postura debe irse moderando. Esto, dada la normalización que ha empezado a verse en el nivel de actividad, el aumento fuerte de la demanda agregada y las presiones inflacionarias que por varios días empiezan a sentirse y hacen aconsejable irla reduciendo. Reducir esa magnitud no significa, ni mucho menos, una política contractiva, sino ir en un proceso de normalización, que esperamos sea muy gradual”.

Síguenos en Google Noticias