Migración Colombia negó el acceso al país a 70 extranjeros por incumplir requisitos

Noticias destacadas de Economía

Desde el 1 de octubre, para ingresar a Colombia las autoridades le exigen a los viajeros una prueba de diagnóstico de COVID-19.

En los últimos cinco días al menos 70 ciudadanos extranjeros han sido inadmitidos por no cumplir con los requisitos de ley para la entrada al país en el marco de la pandemia, de acuerdo con Migración Colombia.

Le recomendamos: Migración Colombia podría denunciar a pasajeros que llegaron con COVID-19

Entre este grupo de personas se encontraba Fernando Aristeguieta, delantero venezolano, a quien Migración Colombia negó la entrada porque su prueba de COVID-19 se había tomado en México hacía más de 96 horas, según informó Blu Radio.

Desde el 1 de octubre, para ingresar a Colombia las autoridades le exigen a los viajeros una prueba PCR para asegurarse de que no sean positivos para COVID-19. A la fecha han ingresado al territorio nacional más de 9.000 ciudadanos nacionales y extranjeros.

Así mismo, según la Aeronáutica Civil desde que se autorizaron los vuelos internacionales a finales de septiembre se han transportado más de 25.000 personas.

El director de la entidad, Juan Francisco Espinosa, hizo un llamado a la responsabilidad de los viajeros, para que eviten abordar vuelos internacionales si tienen sospechas o son positivos para Covid-19. “es necesario que los viajeros comprendan la responsabilidad que se tiene ante la sociedad y más en una situación de emergencia sanitaria como la que atraviesa el mundo actualmente”, dijo.

El pasado 30 de septiembre, personal del control migratorio advirtió que tres personas que llegaron a Bogotá en vuelos humanitarios tenían pruebas de COVID que habían arrojado un resultado positivo y no cumplieron con las medidas de aislamiento. Específicamente estas personas venían de Cancún, México (Avianca), Lima, Perú (Viva Air) y Madrid, España (Iberia).

Además, la noche del 4 de octubre llegaron al país dos nuevos casos de COVID-19, una mujer y su bebé, de un vuelo procedentes de Cancún (Wingo). Las mencionadas situaciones serán trasladadas a la Fiscalía para que inicie una investigación penal.

Espinosa aclaró que a las aerolíneas que operaron tales vuelos se les ha iniciado una investigación administrativa, la cual podría llegar a acarrearles una sanción de hasta $12 millones, por cada uno de los viajeros. Esta información fue confirmada por el director de la Aeronáutica Civil, Juan Carlos Salazar, quien dijo que se trata de una situación muy seria e hizo un llamado a empresas y ciudadanos a ser conscientes el riesgo.

“Todas las autoridades con competencia estamos actuando articuladamente, estamos adelantando las indagaciones correspondientes, los hechos son objeto de una investigación para esclarecer si hubo o no violación a los protocolos”, dijo Salazar.

Comparte en redes:

Temas Relacionados

Transporte