Publicidad
1 Aug 2022 - 6:08 p. m.

Minhacienda designado sigue destapando cartas de la reforma tributaria

En el proyecto tributario se contempla impuesto a las gaseosas y alimentos procesados, tributo al patrimonio desde $2.000 millones y la carga tributaria de las ganancias ocasionales será de 20%.
El designado  ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, sigue destapando las cartas de la dura reforma tributaria.
El designado ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, sigue destapando las cartas de la dura reforma tributaria.
Foto: Agencia EFE

El desinado ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, por el presidente electo Gustavo Petro, sigue destapando las cartas de la próxima reforma tributaria que será presentada al Congreso el próximo 8 de agosto.

Tras una reunión entre empresarios colombianos que forman parte de la alianza Aliadas, José Antonio Ocampo y el director designado de la Dian, Luis Carlos Reyes, reiteraron que el texto de la reforma tributaria será radicado en el Congreso de la República el próximo 8 de agosto, enfatizando que “el proyecto de ley buscará aumentar el recaudo de impuesto de renta para las personas naturales de mayores ingresos y poner en marcha acciones para reducir lo más pronto posible los niveles de evasión de impuestos que, según manifestaron, por año equivalen a entre 50 y 80 billones de pesos”. Para mayor información sobre el tema: La hoja de ruta de José Antonio Ocampo para la economía colombiana

Entre las explicaciones de los funcionarios que se aprestan a trabajar en la administración Petro contemplan que no se tiene previsto establecer un impuesto de renta presuntiva, se revivirá el impuesto al patrimonio para bienes superiores a 2.000 millones de pesos.

En el proyecto de reforma tributaria se propondrá aumentar las ganancias ocasionales al 20%, desde el actual 10% en el que se encuentra en el momento. Se estudia una modificación del impuesto de renta para personas naturales afectando a las personas con ingresos superiores a 10 millones de pesos mensuales y se estudia una modificación para las exenciones que hoy en día existen, en particular reducir el monto del beneficio existente en las cuentas AFC (Ahorro y Fomento a la Construcción) a cerca de 700 UVT como máximo.

El ministro designado Ocampo “fue enfático en señalar que a las zonas francas se les pondrá un requisito mínimo de exportaciones para que mantengan el beneficio tributario”, dice el documento de Aliadas. Explica que las empresas que estando en zonas francas no cumplan con esa cuota, deberán tributar renta sobre el 35%.

Puede ser de su interés: La administración de Gustavo Petro apuesta por una única reforma tributaria

“El ministro considera que es injusto que haya empresas con régimen franco pero que vendan exclusivamente en mercado nacional mientras que otras empresas nacionales, que también venden en Colombia, no gocen de ese beneficio”, dice el informe. El ministro de Hacienda para la administración Petro que asume la presidencia el próximo 7 de agosto advirtió que “de no lograrse un acuerdo para fijar las cuotas mínimas de exportación desde ZF (Zona Franca) sería partidario de acabar totalmente con el régimen”.

Es un hecho también que la reforma tributaria que tiene casi lista el gobierno entrante contempla unos llamados “impuestos saludables” especialmente para los sectores de bebidas azucaradas y alimentos ultra procesados. “Su aspiración es que estos tributos cambien patrones de consumo como medida de salud pública”, dice Aliada.

Mientras tanto, se analiza la posibilidad de colocar un techo a la magnitud del descuento del IVA de inversiones de capital. El análisis incluye los sectores afectados si se establece la medida.

José Antonio Ocampo insistió en que desde el ministerio de Hacienda junto con su par del ministerio de Comercio se buscará fortalecer la política de desarrollo productivo para que las empresas mejoren su competitividad de cara a una mayor internacionalización.

Así mismo, con el ministerio de Agricultura se buscará impulsar la competitividad del agro colombiano para que pueda producir los insumos que muchas industrias necesitan y que hoy importan ante la escasez en el mercado nacional.

En la reunión se conoció que se explora la posibilidad de convertir al Fondo Nacional del Ahorro (FNA) en un banco para financiamiento de vivienda. Además, que la minería de transición no se va a tocar y se buscará suplir las necesidades del mercado interno primero impulsando la producción de minerales como níquel, litio y cobre.

💰📈💱 ¿Ya te enteraste de las últimas noticias económicas? Te invitamos a verlas en El Espectador.

Síguenos en Google Noticias