One Young World para la paz

Bogotá y latinomerica figuran por primera vez como sede de la cumbre de líderes y jóvenes empresarios que ha tenido escenario en Ottawa, Bangkok, Dublín, Johannesburgo, Pittsburg y Zúrich.

Cristian Garavito - El Espectador

Este miércoles, el mundo llenó la plaza de Bolívar. Por primera vez, Colombia y Latinoamérica son anfitriones del evento que, después de los juegos Olímpicos de Río, es el más relevante en la región. Más de 1.300 jóvenes provenientes de 196 países asistieron a la inauguración de la Cumbre One Young World (OYW) 2017 que se extenderá hasta el sábado. (Lea "El exitoso camino de la ética")

One Young World, es la cumbre de jóvenes y líderes empresarios para compartir experiencias de transformación social, emprendimiento y liderazgo más grande en el mundo. Todo esto desde una perspectiva crítica frente a los retos que enfrenta el mundo en temas de paz, medio ambiente, pobreza, corrupción y desarrollo económico.

La ceremonia inaugural fue el momento para resaltar la idiosincrasia colombiana ante el mundo. Entre las presentaciones destacaron las cantantes Adriana Lucia y Sara Bermúdez que entonaron el himno de Colombia y el de Bogotá. Un juego de luces que dio vida a la cosmogonía del pueblo indígena Kuna llamó la atención de los asistentes. Las canciones del coro de niños de la Fundación Nacional Batuta y el cierre de Fonseca también sobresalieron.

La participación de líderes mundiales como el ex secretario de las Naciones Unidas Koffi Annan; el Premio Nobel de Paz, Muhammad Yunus; Tawakkol Karman, Nobel de Paz y cofundadora de Women Journalist Without Chains, y el músico Bob Geldof fue aprovechada para hacer de  Bogotá y Colombia como los escenarios ideales para hablar de paz.

Deberíamos estar impresionados por el ejemplo de Colombia. El mundo está lleno de conflictos, los Estados y las sociedades están siendo probados, los problemas de hoy son globales pero necesitan soluciones locales” dijo el exsecretario de l ONU, Kofi Annan.

Por su parte, la premio Nobel de Paz Tawakol Karman dio un emotivo discurso en el que convocó a los jóvenes a liderar e cambio, “mi mensaje: no sean más una herramienta de la tiranía, no sean más una herramienta de la guerra, confíen en que ustedes pueden”.

Pero quizá el momento más emblemático y que contó con los aplausos del público fue  la intervención del músico Bob Geldof: “Estoy enfermo por lo que le ha pasado al mundo en estos meses, desde la última vez que nos encontramos, estoy enfermo por Trump, ¿cómo se atreven a insultar a personas que han hecho tanto por los Derechos Humanos? Creo las que banderas son una tribu que no nos dejan ver el ahora. Estamos en un mundo que ha perdido la confianza en las instituciones. Ustedes deben buscar nuevas ideas para conducir al mundo”. (Lea '“Los jóvenes están preocupados por la corrupción'")

El cierre estuvo a cargo del Presidente Juan Manuel Santo quien, además, tomó la vocería como Nobel de Paz para hablar de la importancia en alcanzar este principio que “es el correcto, aunque en mucha ocasiones sea impopular”.

No hay duda de que Bogotá, y Colombia fueron elegidos como escenario por la relevancia mundial que le han dado los acuerdos de paz con las Farc. Sin embargo, la postulación de la capital colombiana como sede de OYW fue liderada por la Cámara de Comercio de Bogotá y el Gobierno Distrital desde 2014. Según David Gereda, director para latinoamética de OYW que,  "el mundo viene observando atento el proceso que vivimos luego de conjurar un conflicto armado de más de cinco décadas y que nos ayuda a abrir una nueva oportunidad para la reconciliación y el reencuentro como sociedad”.