¿Plan de Desarrollo expropiará recursos de quienes no alcanzan una pensión?

La senadora Angélica Lozano asegura que los ahorros, de quienes sus ingresos no les permite alcanzar una pensión, con el Plan Nacional de Desarrollo, serán “expropiados” y solo recibirán $40.000 mensuales. El Ministerio de Trabajo asegura que no habrá expropiación ni pagos injustos a los jubilados.

Pixabay

El Plan Nacional de Desarrollo (PND) continúa siendo objeto de debate en temas laborales. El pasado 26 de febrero la discusión se centró en la propuesta de que trabajadores de tiempo parcial, que devengan menos de un salario mínimo, puedan ahorrar para su vejez, tener un “microseguro de riesgos laborales” y estar cubiertos en materia de salud por medio del régimen subsidiado.

Este lunes, la senadora Angélica Lozano publicó en su cuenta de Twitter unas declaraciones que cuestionan las intenciones que tiene el PND para los jubilados que no alcanzan a completar una pensión.

“Ojo el art 117 del Plan Nacional de Desarrollo es la expropiación del ahorro pensional de los que no se pensionan. HOY, si usted trabaja y cotiza, y no alcanza a pensión, le devuelven lo ahorrado. Con este artículo no le devuelven su plata. Le darían $40 mil mensuales y si muere, pierde todo”, trinó la senadora.

En concreto lo que señala Lozano es que estos ahorradores perderían su dinero, recibirán $40.000 mensuales y, en caso de defunción, sería finalizado cualquier tipo de pago del cual se puedan beneficiar sus familiares, algo que actualmente sí sucede con los BEPS.

Esto es lo que literalmente está escrito en el artículo 117 del PND: “PROMOCION DE LOS BENEFICIOS ECONOMICOS PERIODICOS. En el evento en que los afiliados al Sistema General de Pensiones obtengan como prestación sustituta una devolución de saldos o indemnización sustitutiva de vejez, estos recursos serán trasladados al mecanismo de los Beneficios Económicos Periódicos para el reconocimiento de una anualidad vitalicia en las condiciones legales vigentes, excepto en el evento en que el afiliado manifieste su decisión de recibir dicha prestación, dentro de los 10 días hábiles siguientes a la notificación del documento o acto que la define. El gobierno reglamentará la materia y las especificaciones para la asesoría por parte de las administradoras de pensiones”.

Al respecto, El Espectador habló con el viceministro de empleo y pensiones, Andrés Felipe Uribe, quien aseguró que de ninguna manera habrá expropiaciones, ya que lo que se contempla es que la persona elija si quiere que su ahorro pase a ser administrado por los Beneficios Económicos Periódicos (BEPS) o le sea pagado en su totalidad en el tiempo de plazo que establece el artículo 117.

Le puede interesar: Abecé del sistema pensional: pensiones para “dummies”

Vale la pena recordar que actualmente una persona que no alcanza a completar el dinero para su pensión, que es por aportes superiores al salario mínimo, tiene la alternativa de acogerse a los BEPS y recibir un pago bimensual por el resto de su vida. Estas consignaciones se realizan teniendo en cuenta el total recaudado por la persona, el 20% de subsidio que otorga el estado, y su proyección de vida.

Es por lo anterior que para el viceministro resulta equivocado decir que quienes dependan de los BEPS recibirán $40.000 mensuales. “Eso depende de lo ahorrado por la persona y puede llegar hasta el 85% del salario mínimo, que en cifras de hoy puede rondar $700.000 mensuales, ese es el máximo, así que, si bien pueden ser montos muchos más bajos, el rango depende de lo que haya ahorrado la persona. No se puede hablar de una cifra deliberadamente”, precisó el Uribe.

Pero este rango máximo, es decir, los cerca de $700.000 de los que habla el viceministro no es una realidad que tengan todos los beneficiarios, ya que él mismo reconoce que el rango promedio de pagos se encuentra entre los $50.000 y $200.000.

En su entrevista con El Espectador, la senadora Lozano estuvo de acuerdo en que precisar que la cifra de los $40.000 es algo exagerado; para ella lo es porque el promedio de los BEPS en Colpensiones es inferior a los $20.000 mensuales. “La cifra de $40.000 corresponde al promedio de los BEPS que se entregan actualmente”, precisó.

Lea también: Programa BEPS de Colpensiones cuenta con más de un millón de vinculados

En cuanto al tema de la expropiación, desmentida por el viceministro Uribe, la senadora argumenta su declaración al decir que los diez días hábiles, brindados como plazo para que las personas expresen su deseo de que la totalidad de sus ahorros les sean pagados de inmediato, es insuficiente. “¿Cuál es la garantía para las personas de que sí van a estar bien informadas y asesoradas para tomar la decisión? ¿Los 10 días son suficientes? Las personas no tienen por qué hacer más vueltas, filas y esfuerzos para que les devuelvan el ahorro del trabajo de toda su vida”, señaló.

 

En concreto ¿qué es lo que busca esta iniciativa del PND?

 

Según el viceministro Uribe, lo que se busca con este plazo de 10 días es disminuir las posibilidades de que este ahorro se convierta en lo que él denomina como “plata de bolsillo”, es decir, que los ahorradores gasten ese dinero a corto plazo en comprar una moto, o repartirlo entre sus nietos. Los anteriores ejemplos fueron brindados por el funcionario.

En su lugar, lo que se busca es incrementar las posibilidades de que las personas sí tengan un ingreso bimensual que sea de ayuda para su vejez. Sin embargo, el viceministro dejó claro que las personas seguirán teniendo el derecho de reclamar la totalidad de su ahorro en los 10 días hábiles contemplados en el artículo.

Le peude interesar: Los poderes que otorga el Plan Nacional de Desarrollo

Para la senadora Lozano, las consecuencias de este artículo terminan por desincentivar el ahorro a pensiones. “No tiene ningún sentido que una persona aporte toda su vida, con esfuerzo, y no le devuelvan su ahorro. A las personas más vulnerables, que llegan a viejas sin pensión, hay que protegerlas de verdad. No con $20.000 mensuales”, detalló.

En su lugar la senadora propone que se revisen las tasas de cotización a seguridad social, ya que las personas no se formalizan debido a los inconvenientes que esto representa, más no porque no quieran.

“Hoy a una persona independiente que gana salario mínimo y que quiera formalizarse, le quitan el 30% del ingreso de cada mes. Así es imposible. Las tasas de cotización tienen que ser graduales y proporcionales a los ingresos. Así vincula más personas a pensiones y las protege también con EPS y con incapacidades y licencias de maternidad. Eso sí es una protección real”, concluyó.