Publicidad
6 May 2022 - 3:10 p. m.

Standard and Poor’s mantiene calificación y dice que el país crecerá 4,6 % en 2022

La perspectiva estable se basa, entre otras cosas, en la expectativa de un crecimiento económico que ayude a estabilizar la carga de la deuda en los próximos dos años y en la continuidad de la política macroeconómica después de las elecciones. Les contamos cuáles son las proyecciones de la calificadora.
Imagen de referencia.
Imagen de referencia.
Foto: Bloomberg - Scott Eells

Standard and Poor’s Global Ratings mantuvo sus calificaciones crediticias para Colombia: para crédito soberano a largo plazo en moneda extranjera es de BB+ y de largo plazo en moneda local de BBB-. También se mantuvo la calificación de corto plazo en moneda extranjera de B y de corto plazo en moneda local de A-3.

En mayo de 2021, Standard & Poor’s (S&P) rebajó la calificación de riesgo de Colombia para deuda de largo plazo en moneda extranjera, un grado de inversión que desde 2011 fue uno de los principales orgullos de la economía colombiana. (Colombia perdió el grado de inversión en la escala de Standard & Poor’s)

La calificadora proyecta que el crecimiento económico sostenido ayudará a reducir los déficits fiscales y estabilizará la deuda neta en alrededor del 60 % del PIB durante los próximos dos o tres años. Además, espera que el endurecimiento monetario ayude a contener la inflación. “Nuestro caso base también supone una amplia continuidad en las políticas económicas fiscales, monetarias y favorables al crecimiento después de una transición presidencial en agosto de 2022″, dice el comunicado de la firma.

Sin embargo, Standard and Poor’s advirtió que la calificación podría bajar durante los próximos dos años si el crecimiento económico está por debajo de las expectativas, pues indicaría “una menor resistencia económica en el contexto de condiciones financieras internas y globales más estrictas”. También si se debilita la capacidad del gobierno para mantener el consenso político sobre las políticas para sostener las perspectivas de crecimiento y si se deterioran los déficits de cuenta corriente que llevarían a un incremento en la deuda externa.

Por otro lado, la firma podría aumentar la calificación si el crecimiento económico es consistente, avanza más rápido de lo esperado, y se acompaña de medidas estructurales que reduzcan el déficit fiscal, la carga de deuda y que fortalezcan las finanzas públicas. También podría generar avances un sector exportador más diverso.

Puede leer: Colombia necesita más ingresos fiscales para bajar deuda: Fitch

S&P afirmó que el próximo Gobierno, que se enfrentará a un Congreso dividido, podría tener problemas para aprobar reformas estructurales. Por la configuración del legislativo, se puede esperar una “continuidad en las prácticas políticas y cambios limitados, independientemente de la orientación política del nuevo gobierno”.

En este momento las perspectivas de crecimiento de Colombia son favorables en comparación con la de otros países de la región, especialmente por la recuperación económica de 2021 con un crecimiento del 10,6 % en 2021. La calificadora señala que los precios de las materias primas energéticas y el avance en el programa de infraestructura sostendrán el crecimiento en torno al 4,6 % este año y espera que el país crezca un promedio de 3 % en los próximos años. “Como resultado, el PIB real per cápita crecerá, en promedio, un 2 % (en línea con otros mercados emergentes) durante 2022-2025, y es probable que el PIB nominal per cápita aumente a US$7500 para 2025″.

Pese a los avances, el Gobierno debe prestar atención al desempleo y a la pobreza. La inflación y la desaceleración económica mundial pueden afectar las proyecciones.

Por varias razones, incluidos los déficits en el fondo de estabilización de precios de la gasolina, la firma proyecta que el gasto público, como porcentaje del PIB, se mantendrá por encima de los niveles previos a la pandemia. Entre otras cosas, S&P indica que el déficit del gobierno general promediará el 4 % del PIB durante 2022-2025.

“Nuestra evaluación de pasivos contingentes limitados también refleja las condiciones del sistema financiero de Colombia, que tiene activos del 78 % del PIB. Clasificamos a Colombia en el grupo de Evaluación de Riesgo País de la Industria Bancaria ‘6′”, dice el comunicado. En la escala, los sistemas bancarios de menor riesgo van al grupo 1 y los de mayor riesgo al grupo 10.

En cuanto a la inflación, la firma considera que el Banco de la República seguirá subiendo las tasas de interés y estima que la inflación llegará al 7 % para 2022 y luego bajará hacia 3 % para 2023 en adelante.

Le puede interesar: Inflación récord: con 9,23 % anual, en abril llegó a su punto más alto en 21 años

El grado de inversión es simplemente un umbral en una tabla de calificaciones que determina una nota mínimamente aceptable. En el mundo de las finanzas globales ese umbral determina qué país tiene unos estándares razonables de solidez económica y reputacional ante sus acreedores.

💰📈💱 ¿Ya te enteraste de las últimas noticias económicas? Te invitamos a verlas en El Espectador.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.