Publicidad
6 May 2022 - 12:24 a. m.

Inflación récord: con 9,23 % anual, en abril llegó a su punto más alto en 21 años

Entre marzo y abril (variación mensual), los precios de los consumidores colombianos subieron 1,25 %. En la variación anual, los precios de los alimentos no paran de crecer y registraron un incremento de 26,17 %.
En 2021 la comida y las bebidas alcohólicas subieron 17,23 %.
En 2021 la comida y las bebidas alcohólicas subieron 17,23 %.
Foto: Getty Images

La inflación no se detiene en Colombia durante lo que va de 2022. Para abril, la variación anual en los precios (comparado con el mismo mes de 2021) fue del 9,23 %. Esta es la mayor inflación anual desde julio del 2000, cuando dicho dato fue del 9,29 %.

Mientras que el aumento mensual (en relación con marzo de este año) la cifra se ubicó en 1,25 %, según los datos revelados por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) este jueves.

El encarecimiento de los alimentos y bebidas no alcohólicas siguen siendo protagonista en el comportamiento del Índice de Precios al Consumidor (IPC) para este mes de abril. Esta categoría tuvo un incremento mensual del 2,75 %.

“La inflación de alimentos es más del doble del promedio histórico que tenemos para el mes de abril. Están explicando 51 puntos básicos (p. b.) de la inflación mensual. Productos como el arroz representan 7 p. b., es el alimento líder en contribución a la inflación, aparece la leche y carne de res con 6 p. b. cada uno. Estos tres productos en conjunto explican casi 19 p. b. de los 51 que aportan los alimentos”, explicó el director del DANE, Juan Daniel Oviedo.

El comportamiento del arroz se debió a la menor oferta de este producto porque la cosecha del segundo semestre fue más reducida y estuvo más expuesta a los altos costos de los insumos agrícolas, aclaró Oviedo.

Le puede interesar: ¿Qué hace falta para que Colombia sea autosuficiente en insumos para el agro?

El arroz (8,95 %), la leche (32,12 %), carne de res (32,05 %), huevos (35,17 %) y cebolla (27,82 %) significaron la mitad de la inflación de los alimentos, por su variación anual.

La división Alimentos y bebidas no alcohólicas registró una variación mensual de 2,75%, siendo esta la segunda mayor variación mensual y la variación anual no para de crecer, fue del 26,17 %.

“La papa tiene una corrección importante, no quiere decir que los precios se redujeran en todas las ciudades. Tuvimos una variación anual del 0,27 % y la contribución fue neutra a la inflación. Ya no es de los productos con mayor inflación anual”, aseguró Oviedo.

Esto se evidenció en que el tubérculo pasó de una variación anual de 142,28 % en febrero de este año, pasó por el 110,22 % en marzo y se ubicó en el 77,47 %.

En abril de 2022, los mayores incrementos mensuales de precio se registraron en: arracacha, ñame y otros tubérculos (13,48%), cebolla (13,11%) y yuca (11,92%).

Las mayores disminuciones de precio se reportaron en las subclases de condimentos y hierbas culinarias (-2,03 %), moras (-1,97 %) y carne de cerdo y derivados (-0,85 %).

De otro lado, las prendas de vestir y calzado registró una variación mensual de 2,99 %, la mayor variación mensual. Los mayores incrementos se dieron en las subclases prendas de vestir para hombre (5,75 %), prendas de vestir para mujer (5,07 %) y calzado para hombre (0,98 %).

El costo social de la inflación

Los datos del DANE evidencian el protagonismo de los alimentos y los servicios públicos en el alza de los precios generales para los consumidores.

El encarecimiento de la comida es preocupante, sobre todo, porque afecta en mayor medida los bolsillos de las personas con menores ingresos, pues son ellos quienes gastan mayor parte de sus ingresos en este tipo de productos.

Por eso la inflación es diferente según niveles de ingreso. Variación anual del IPC para los pobres y vulnerables fue del 11,26 y 11,07 %, respectivamente, en abril de 2022. Para la clase media esta cifra fue del 9,43 % y para la clase alta, del 7,46 %.

La inflación pone en peligro el bienestar de millones de colombianos porque les dificulta el acceso a servicios y bienes básicos. Entre ellos se encuentran 7,4 millones de personas que están en pobreza monetaria extrema, según las cifras del DANE para 2021.

Aquellos que se encuentran en esta condición son quienes no tienen la posibilidad de tener una alimentación básica que comprende las 2.100 calorías diarias. Para esto es determinante el acceso a los alimentos y entre más caros estén, más difícil será para las personas superar el umbral de la pobreza monetaria extrema.

Vea: Pobreza en Colombia, estas son las cifras de 2021

Otra razón de preocupación por el aumento de la inflación es que amenaza el crecimiento económico nacional. Y el crecimiento de este indicador es la razón detrás de los aumentos en las tasas de interés que ha decretado el Banco de la República desde septiembre del año pasado.

Justo la semana pasada, el Banco decidió subir sus tasas de interés al 6 %. Esto representa el sexto incremento desde que el emisor comenzó a retirar los estímulos a la economía durante la pandemia.

Las reacciones a cifra histórica de la inflación anual

En abril la inflación fue de 1,25 % mensual y 9,23 % anual, consolidándose como la más alta en las últimas dos décadas. El resultado sorprendió a los analistas económicos cuyas predicciones estuvieron por debajo de las cifras presentadas por el DANE.

Los máximos que calculaban las encuestas eran del 1,1 % mensual, de acuerdo a la encuesta Banco de la República. El dato esperado por BBVA era del 0,94 % mensual y del 8,9 % anual.

“Con el protagonismo de las divisiones de alimentos y alojamiento y servicios públicos en el resultado total, la inflación para la población pobre y vulnerable del país ascendió al 11,2 % año tras año en promedio”, expresó el BBVA en un comunicado.

Lea también: ¿Cómo ven los candidatos presidenciales el país desde lo fiscal?

El análisis de la entidad apunta a que se mantienen riesgos al alza “por la incertidumbre a nivel externo en torno a la guerra en Ucrania y los efectos de la política ‘cero covid’ en China sobre las cadenas productivas a nivel global”.

A esta lectura se le suma Sergio Olarte, economista de Scotiabank Colpatria. Él le atribuye a dichos factores globales el que se mantengan “muy arriba los precios de los insumos y alimentos y por esto la inflación a pesar de que según nuestros pronósticos podría bajar un poco al finalizar el año, no va a bajar del 7,3 %”.

Para el BBVA esta coyuntura también se verá afectada por “factores internos como la decisión gubernamental sobre los precios de la gasolina, afectaciones en las importaciones por depreciación del tipo cambio, un choque mayor al estimado del alza de precios a nivel global, entre otros”.

Según el economista de Scotiabank Colpatria lo más seguro es que la inflación comience a ceder y que tenga una reducción gradual. “La inflación inclusive puede no bajar del 4 % para el próximo año. De tal manera que debemos estar muy atentos y seguir sustituyendo bienes importados por bienes de consumo doméstico para hacerle frente a esta inflación tan alta”, finalizó.

💰📈💱 ¿Ya te enteraste de las últimas noticias económicas? Te invitamos a verlas en El Espectador.

Síguenos en Google Noticias