Publicidad
29 Oct 2021 - 5:59 p. m.

Planta docente se redujo en el año de la pandemia

También cayeron las matrículas en educación regular en el país, que presentaron el índice más bajo en los últimos cuatro años.
Este informe analiza la evolución de la planta docente del sector oficial y no oficial en Colombia en los últimos años, incluyendo información del 2020.
Este informe analiza la evolución de la planta docente del sector oficial y no oficial en Colombia en los últimos años, incluyendo información del 2020.
Foto: Pixabay

Este jueves el Laboratorio de Economía de la Educación (LEE) de la Pontificia Universidad Javeriana presentó un diagnóstico de la educación en Colombia, en el que reportó una reducción de la planta docente en educación regular (entendida como la educación en los niveles de preescolar, básica primaria y secundaria, media y CLEI) en el país durante 2020 y respecto a 2019. Según sus cifras, esa disminución fue de 1,1%.

Esa cifra global tiene diferentes traducciones según se mire: si es sector oficial o no. La planta docente que trabajaba en el sector oficial en 2019 estaba conformada por 321.344 docentes; en 2020 se redujo a 320.423. La caída en el sector no oficial es más pronunciada. Mientras en 2019 trabajaban 132.524 docentes, en 2020 lo hicieron 128.463, una disminución del 3,1%, o lo que es lo mismo, 4.061 maestros y maestras menos.

Puede ver: Este será el aumento de las matrículas de los colegios privados para 2022

Para analizar las razones de ello, el LEE tuvo en cuenta las cuarentenas y restricciones a la movilidad de los ciudadanos y la crisis económica y el cierre de jardines infantiles y colegios privados. Mirando más en detalle las cifras se constata que las mayores caídas de planta docente se dieron en la modalidad CLEI (Ciclos Lectivos Especiales Integrados) para adultos; y en preescolar (este último solo para el sector no oficial).

Mientras 29.689 docentes trabajaban en preescolar en el sector no oficial en 2019, en 2020 lo hicieron 26.714, una disminución del 10%, la más alta dentro de todas las modalidades de educación no oficial. A preescolar le siguió la modalidad CLEI, que reportó una caída del 5,8%, pasando de 9.050 docentes en 2019 a 8.524 en 2020. En el sector oficial el panorama es distinto. En preescolar la planta docente creció 0,5%, pasando de 25.118 docentes en 2019 a 25.248 en 2020, pero en la modalidad CLEI se sufrió una abrupta caída de 25,5%, la más alta, de lejos, de todas las modalidades.

Puede ver: No más reporte en centrales de riesgo, uno de los nuevos beneficios en Icetex

Allí habían 6.280 maestros en 2019 y solo quedaron 4.679 en 2020. “La caída en el número de docentes que atendían preescolar y educación para adultos pudo deberse principalmente a que los más pequeños no podían recibir educación y cuidado a distancia por parte de los jardines y colegios; y los adultos seguramente debieron suspender sus estudios para atender los nuevos retos que trajo la pandemia a los hogares, relacionado con el aumento del trabajo no remunerado (trabajo doméstico), la necesidad de encontrar alternativas de ingresos y las restricciones en el acceso a herramientas tecnológicas”, explica LEE.

Los cuatro departamentos que registraron entre el 2019 y 2020 la mayor caída en la planta total de docentes fueron en su orden: Norte de Santander, Valle del Cauca y Cauca.

Cambios en la matrícula de educación regular

El informe del LEE también reporta una reducción de la matrícula. Mientras en 2019 se matricularon 10.159.214 estudiantes en educación regular en Colombia, en 2020 lo hicieron 10.024.230 estudiantes, una reducción de 1.33%. De nuevo, en detalle los sectores oficial y no oficial presentan importantes variaciones.

En el sector oficial la caída fue de 1,19%, pasando de 7.931.484 estudiantes en 2019 a 7.837.433 estudiantes en 2020. En el sector no oficial fue más pronunciada. Mientras en 2019 tenían 2.227.730 estudiantes matriculados, en 2020 estos fueron 2.186.797, una disminución del 1,84%.

Puede ver: La Universidad Externado volverá a presencialidad total en 2022

“La disminución en la matrícula era algo que se podía esperar, dados los bajos niveles de conectividad que presentan los estudiantes en el país, especialmente en aquellas zonas rurales o de baja tasa de conectividad, sumado al aumento del desempleo que pudo afectar la posibilidad de los hogares de pagar por la educación de sus hijos en el sector privado o la no posibilidad de los niños y niñas en edad inicial para recibir actividades académicas y cuidado de manera remota”, explica el informe. Este panorama deja retos.

En su´último apartado el LEE apunta que es importante que el sector oficial se prepare “para asumir una posible mayor matrícula por la migración de estudiantes del sector privado al oficial y poder atenderlos con una oferta de calidad. Teniendo en cuenta que en promedio la educación ofrecida por el sector privado es de mayor calidad que la del sector oficial, esta reducción en la matrícula del sector privado puede afectar la calidad del sistema educativo”. Ejemplos como el de España y Austria podrían servir.

Allí, dice el informe, se implementaron estrategias que incrementaron la planta docente y el apoyo académico en el sector oficial “para enfrentar el cambio en los métodos de enseñanza durante el cierre de los colegios y nivelar a los estudiantes más rezagados una vez retornaron a las aulas. Por el contrario, en Colombia la matrícula del sector oficial tuvo una ligera reducción y muchos niños y maestros no retornan todavía a las aulas”.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.