Publicidad
21 Jun 2022 - 9:03 p. m.

¿Por qué más de 78 millones niños y niñas en el mundo no van al colegio?

Un reciente estudio publicado por la ONU indica que el número de niños y niñas en edad escolar afectados por distintos tipos de crisis humanitarias se ha triplicado desde 2016, cuando se reportaron 75 millones.
De los 222 millones de niños y niñas en necesidad urgente de apoyo educativo, 120 millones (65 %) van al colegio, pero no aprenden muchas de las capacidades que requieren para el nivel.
De los 222 millones de niños y niñas en necesidad urgente de apoyo educativo, 120 millones (65 %) van al colegio, pero no aprenden muchas de las capacidades que requieren para el nivel.
Foto: Pixabay

Los conflictos, el cambio climático y la pandemia han provocado que la cifra de niños, niñas y adolescentes que necesitan apoyo educativo urgente en el mundo alcance el récord de 222 millones, de los cuales 78,2 millones no van a la escuela, señaló un organismo de la ONU que lucha contra la deserción escolar. (Lea: Uno de cada tres docentes de educación básica y media tienen contratos temporales)

El fondo creado en el seno de la ONU para defender la educación en situaciones de emergencia (denominado ECW, por sus siglas en inglés) publicó recientemente un estudio que indica que el número de niños y niñas en edad escolar afectados por distintos tipos de crisis humanitarias se ha triplicado desde 2016, cuando eran 75 millones.

De los 222 millones de niños y niñas en necesidad urgente de apoyo educativo, 120 millones (65 %) van al colegio, pero lo que aprenden es casi nada y no alcanzan los niveles mínimos de competencia en matemáticas o lectura.

De hecho, solo uno de cada diez niños y niñas afectados que cursan educación primaria o secundaria y que viven en contextos de crisis humanitarias, llegan a esos estándares de competencia. La directora de ECW, Yasmine Sherif, atribuyó esta situación a la multiplicación de conflictos en el mundo, a las crisis migratorias desatadas por catástrofes vinculadas al cambio climático y a una falta de financiación crónica agravada por la pandemia.

“Los niños y niñas con graves interrupciones en su acceso a la educación suelen ser víctimas de violencia sexual, reclutamiento en grupos armados, explotación o tráfico”, dijo Sherif en una rueda de prensa en Ginebra. La mayoría de los niños y niñas no escolarizados (84%) viven en zonas afectadas por conflictos prolongados, principalmente en Sudán, Afganistán, República Democrática del Congo, Somalia y Yemen, señala el estudio.

La guerra de Ucrania también ha tenido efectos devastadores en la educación. Según las estimaciones recientes de la ONU, el conflicto ha afectado a 5,7 millones de niños en edad escolar desde su comienzo el pasado 24 de febrero. (Puede leer: Deserción en educación preescolar fue la que más aumentó durante la pandemia: DANE)

”Los recursos económicos para asegurar que cada niño y niña reciban una educación de calidad existen en el mundo. Los gobiernos, el sector privado y las fundaciones pueden y deben desbloquear estos recursos. Solo así podremos empoderarlos para que alcancen su potencial máximo potencial y realicen sus sueños”, indica en el documento.

Según los datos más recientes, únicamente el 54 % de los centros educativos en países en desarrollo disponen de acceso a agua potable, apenas el 33 % cuentan con un suministro eléctrico estable y únicamente el 40 % cuenta con instalaciones para lavarse las manos.

El secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, ha convocado para septiembre próximo la Cumbre sobre la Transformación de la Educación, que aspira a movilizar ambición política, medidas, soluciones y solidaridad en favor de la educación. (Le puede interesar: Los niños de América Latina perdieron hasta 1,8 años de aprendizaje por la pandemia)

👩‍🏫📄 ¿Quieres conocer las últimas noticias sobre educación? Te invitamos a verlas en El Espectador. ✏📚

Síguenos en Google Noticias